BIOGRAFÍA DE ALFREDO ALCON

SÍMBOLO INDISCUTIBLE DEL CINE Y TEATRO  ARGENTINO

>Inicio >Menú Biografías >Personalidades Argentinas

bullet Grandess Deportistas Argentinos

Biografia de Charly Garcia Idolo del Rock nacional Argentino

bullet Grandes Escritores Argentinos
bullet Grandess Científicos Argentinos
 

 

 

 

 


Carlos Gardel Irineo Leguizamo Palito Ortega Guillermo Divito Enrique Santos Discépolo Roberto De Vicenzo Otros Personajes Argentinos

Alfredo Alcon: El dueño del sol

Con la humildad que caracteriza a los grandes, Alfredo Alcon siempre que tiene la oportunidad repite: "Yo no oigo cuando me dicen maestro". Es que él tiene la dosis justa de talento, sencillez, grandiosidad y extroversión necesaria para haber triunfado en el mundo de la actuación.

Biografia de Alfredo Alcon Actor Argentino Vida y Obra de AlconSu versatilidad lo ha llevado a lo largo de su trayectoria por los más disímiles caminos, interpretando magistralmente roles tan diferentes uno de otro que allí es donde se demuestra su gran talento.

Basta recordar sólo algunas de sus más importantes películas para fundamentar lo dicho, como por ejemplo “Martín Fierro”, “El Santo de la Espada”, “Los siete locos”, “Nazareno Cruz y el lobo”, “Pubis angelical”, “De eso no se habla” y “El hijo de la novia”, entre muchas otras. También ha tenido un destacado desenvolvimiento en televisión, en series como “Por el nombre de Dios”, “Vulnerables” y “Locas de amor”, entre otras.

Pero sin lugar a dudas su hogar siempre fue el teatro. Allí es precisamente donde se aprecia toda la dimensión de este grande, sobre todo en piezas clásicas, como lo fue en 2009 la puesta en escena de “Rey Lear” de William Shakespeare, bajo la dirección de Rubén Szuchmacher. Esto le ha permitido convertirse en uno de los actores argentinos más premiados, habiendo logrado obtener prestigiosos galardones como el Konex, el García Lorca, el ACE de oro y el Martín Fierro, entre otros.

Su verdadero nombre es Alfredo Félix Alcón, aunque desde siempre prefirió evadir la utilización de su segundo nombre, quizás porque nunca le gustó demasiado. Nació el 3 de marzo de 1930 en la localidad de Ciudadela del Partido de Tres de Febrero, dentro del territorio bonaerense, pero su vida infantil y adolescente se desarrolló en el barrio porteño de Liniers, por lo que cosechó en su personalidad una total y completa idiosincrasia porteña.

A pesar de que muchos creen que desde su infancia el pequeño Alfredo se sentía atraído por la actuación, lo cierto es que en varias oportunidades ha confesado que en realidad era un chico tímido, y que las escasas ocasiones en que intentó tomar clases de teatro se dio cuenta que era un pésimo alumno. Hijo de Félix Alcón y Elisa Riesco, recibió el primer golpe de su vida a la edad de 3 años, cuando la muerte de su padre interrumpió su infancia e inocencia.

A partir de aquel momento, Alfredo creció con su madre y sus abuelos, quienes no hacían más que malcriar al pequeño nieto. No obstante, con el correr de los años el pequeño convertido en adolescente comenzó a mostrar su rebeldía, la que a los 14 años lo llevó a abandonar el colegio industrial al que asistía. El motivo fue contundente: quería ingresar en la Escuela de Arte Dramático.

Pero su desilusión llegó pronto, ya que su timidez, su torpeza de adolescente y su personalidad introvertida hicieron que los profesores del conservatorio lo señalaran como un pésimo actor sin futuro. En realidad estaban equivocados, ya que el destino del Alfredo era ese y no otro.

No obstante, pudo finalizar sus estudios en el conservatorio, y poco después consiguió un trabajo en Radio Nacional. Luego de aquello, consiguió su primer papel en una película junto a Mirtha Legrand, titulada “El amor nunca muere”, del año 1955 y bajo la dirección de Luis César Amadori.

Si bien su debut recibió todas las críticas de la prensa, lo cierto es que con los años, aquel actor que los medios señalaban como “un fracaso que imita a la perfección a los muñecos de vitrina”, logró demostrar su talento, y ocupar el privilegiado lugar de ser uno de los más grandes actores argentinos, reconocido incluso a nivel internacional.

A pesar de su gran experiencia y su innegable excelente trayectoria, a sus 81 años Alfredo Alcon confiesa que aún lo embarga el terror escénico del debut, y hoy él asegura: “Cuando empiezo a trabajar, estoy tan inseguro, que me sobran los brazos”.

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas