1820-1830 LA ANARQUÍA NACIONAL
Caída del Gobierno de Dorrego

HISTORIA ARGENTINA: DESDE BATALLA DE CEPEDA AL PRIMER GOBIERNO DE ROSAS

>Inicio >Historia Argentina

Ver Una
Síntesis De
Esta Etapa

La Guerra con Brasil  LA ANARQUÍA NACIONAL

     
 

Biografías

Acta de la Independencia

Batallas Argentinas

La Ilustración en Francia

Unitarios y Federales

Congreso de Viena

     
  Juan Manuel de Rosas Llega a Gobernador de Buenos Aires  

QUIEN ERA JUAN MANUEL DE ROSAS?
JOHN LYNCH. Juan Manuel de Rosas. Buenos Aires, Emecé, 1984.
“Era ya un caudillo antes de ser elegido gobernador. Comenzó en la

 estancia, aprendió el negocio desde el extremo inicial,  y avanzó desde allí. Fue un pionero en la expansión de las propiedades rurales y la cría de ganado, empezando algunos años antes de que se produjera el gran empuje hacia el sur, a partir de 1820. [Rosas] no era un terrateniente ausentista; era un estanciero trabajador, que actuaba en todas las fases de la cría de ganado. Y fue así como tuvo contacto directo con los gauchos, delincuentes, indios y otros habitantes de las pampas, un poco para reclutarlos para sus estancias, otro poco a fin de movilizarlos para sus milicias. Rosas ejercía autoridad no sólo sobre sus propios peones, sino también sobre las masas rurales más allá de los límites de sus propiedades privadas [...]. Tenía mayor experiencia militar que cualquier otro estanciero [...] para el reclutamiento de tropas, el entrenamiento y el control de las milicias. Era la dimensión militar desde los inicios de la carrera de Rosas lo que le daba ventajas con respecto a sus rivales. Rosas no era solamente una creación de los hechos; él los producía. No sólo representaba a otros; él los conducía.”

La persecución de Dorrego y su fusilamiento en Navarro (provincia de Buenos Aires) provocaron indignación en las filas federales y una creciente reacción popular contra Lavalle y su partido.

Ante la difícil situación, la Convención se proclamó autoridad nacional soberana, repudió el golpe militar de Lavalle y el asesinato de Dorrego. También decidió enfrentar a Lavalle con un ejército bajo las órdenes del gobernador santafesino Estanislao López.

Por su parte, Juan Manuel de Rosas —comandante general de milicias desde julio de 1827— sumó sus fuerzas a las de López. La derrota de Lavalle ante López y Rosas en Puente de Márquez, en abril de 1829, debilitó al grupo unitario porteño.

Al mismo tiempo, se produjeron levantamientos de la población de la campaña bonaerense, que, invocando como jefe a Rosas, amenazaba con entrar a Buenos Aires junto con grupos de indígenas pampas.

En estas circunstancias, Lavalle pactó con Rosas, en Cañuelas (en junio de 1829), el cese de las hostilidades y la formación de un gobierno provisional con representantes de ambas facciones. Las elecciones ocasionaron nuevos enfrentamientos y, por un nuevo pacto —el de Barracas—, Lavalle se retiró al Uruguay y Juan José Viamonte fue elegido gobernador interino de la provincia. Era, como lo consideraron los mismos protagonistas, “un arreglo entre porteños”.

La Junta de Representantes que había acompañado a Dorrego en el gobierno, disuelta por Lavalle, fue restablecida por Viamonte. El 6 de diciembre de 1829, los legisladores eligieron gobernador a Rosas y le otorgaron “facultades extraordinarias” —la posibilidad de dictar las leyes que considerase necesarias sin el acuerdo de la Legislatura— para restablecer el orden en la provincia.

La llegada de Rosas al gobierno de Buenos Aires —estanciero, saladerista y comandante general de milicias— significó el ascenso de un sector conservador y autonomista y el desplazamiento de la elite urbana tradicional —grupo de profesionales, militares y comerciantes, cercano al liberalismo— que había controlado el poder desde la Revolución de Mayo hasta la caída de Rivadavia. Así, el gobierno de Rosas, que se extendió por veinte años —de 1829 a 1832 y de 1835 a 1852—, expresó el ascenso al poder político de la elite terrateniente vinculada a la producción ganadera y al comercio.

Esta nueva elite, que algunos llaman mercantil-ganadera, fue acrecentando su poder económico gracias al crecimiento de la economía ganadera de exportación y del comercio exterior. Este grupo estaba integrado por antiguos hacendados, comerciantes urbanos —que, a la mercantil, agregaron la lucrativa actividad ganadera— y, en menor medida, funcionarios y militares poseedores de tierra y ganado. Entre esos comerciantes-ganaderos se hallaban quienes en la década del ‘20 habían obtenido grandes extensiones en enfiteusis.

Rosas representó y dirigió los intereses particulares de los grupos dominantes de Buenos Aires -que se negaban a compartir los ingresos aduaneros porteños con las demás provincias—. Logró, a la vez, mantener, bajo la bandera del federalismo, el orden social necesario para el desarrollo de las actividades económicas y la autonomía de la provincia. Al mismo tiempo, Rosas explotó su influencia sobre los sectores populares y  aprovechó el temor que inspiraban en las clases propietarias, para alinearlas de su lado. La amenaza, la censura y el uso de la fuerza contra rivales, opositores y disidentes fueron también recursos corrientes para  mantener la cohesión y el control del régimen que a partir de esa fecha dominará por dos décadas consecutivas.

   
   
   
   
  Fuente Consultada:
Historia Argentina de Luchilo-Romano-Paz
Sitio Web: El Historiador de Felipe Pigna
La Historia-Argentina y el Mundo Contemporáneo Alonso-Elizalde-Vazquez
Descarga de Documentos
Históricos

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas