LAS BACTERIAS, Constitución, Tipos
Microorganismos Que Atacan Al Cuerpo

MICROORGANISMO NEFASTOS PARA LA SALUD HUMANA: VIRUS Y BACTERIAS

>Inicio >Menú de Ciencias

Que es la Gripe?

Virus y Bacterias

Los Probióticos

 

 

 

 

La Inmunidad Humana

Las Vacunas

Los Virus

La Sangre

La Anestesia

Medicina en el Siglo XX

La Derrota de las Infecciones El Estetoscopio

Las bacterias son organismos procariotas unicelulares pertenecientes al reino Monera. Existen tres grandes grupos de bacterias: eubacterias, cianobacterias, y arqueobacterias

Las primeras células que aparecieron sobre la tierra fueron, seguramente, muy parecidas a las que hoy constituyen un grupo de microorganismos unicelulares que incluyen las bacterias y las cianobacterias.  Estas células, denominadas procariotas, carecen de núcleo celular, es decir que el material genético se encuentra libre en el citoplasma, no están compartimentadas (en el citoplasma no hay organelas, salvo en los ribosomas). Son organismos muy pequeños, sencillos, pertenecientes a tiempos muy remotos; por esto en ellas no se desarrollan ni la mitosis (división celular indirecta), ni la meiosis (Tipo especial de división celular).

Las bacterias pueden vivir en cualquier lugar de la tierra, desde lugares cálidos a fríos.  También pueden encontrarse libres en la tierra o en el agua, a veces en el aire o habitar dentro de un ser vivo; nutriéndose en cualquiera de los casos de forma muy variadas.

Eubacterias

En este grupo, podemos distinguir los siguientes tipos: cocos, bacilos, espirilos y vibriones.  Los cocos típicos son esféricos y pueden vivir aislados o formando grupos; los bacilos tienen forma de bastón y se desplazan gracias a pequeños flagelos; los espirilos  tienen forma de espiral y para desplazarse giran el cuerpo alrededor del eje de la espira; y los vibriones tiene el cuerpo celular corto y en forma de coma.  Sin embargo, cualquiera de las bacterias consta de los siguientes elementos: membrana plasmática, pared bacteriana, cápsula, citoplasma, material del núcleo, flagelos, fimbrias y Pili. 

La primera de ellas, es una envoltura que protege y define el interior celular (citoplasma), ella se denomina membrana plasmática. Esta presenta una cadena de repliegues (mesosomas), cuya función es fijar el material genético, dirigir su duplicación y por lo tanto llevar a cabo la respiración.  La superficie de esta membrana esta constituida desde el punto de vista químico, en su gran mayoría por lípidos.

Cabe aclarar, que esta membrana esta protegida, por lo que conocemos por pared bacteriana. La misma esta compuesta por moléculas de azúcar características de las especies bacterias, llamadas peptidoqlucanos. Atendiendo a la estructura de esta pared, podemos distinguir dos grandes grupos de bacterias: gramposistivas o monoestratificada (que se tiñen con el colorante violeta de genciana) las cuales son perceptibles al daño de la lisozima.  Y por otra parte, el grupo de las gramnegativas o biestratificadas (que no realizan lo anterior) las cuales presentan dos capas, compuesta la más externa de ellas por lipoproteínas y lipopolísacáridos, lo que genera que no penetre la lisozima.

En general, la función primordial de toda pared celular (sea cual sea su clasificación) es la de dar rigidez a la célula y regular los procesos de intercambio de partículas por medio de la osmosis.

Otro de los elementos pertenecientes a las bacterias, es aquella que tiene como destino regular la entrada y salida ya sea de nutrientes, agua o de iones.  Actuando a su vez como reserva de alimentos.  Es lo que se denomina cápsula, cuya composición básicamente es por glúcidos como la glucosa, ácido urónico y acetilglucosamina. Esta cápsula además permite a través de su estructura, la asociación de una bacterias con otras lo que forma colonias gracias a que posee gran cantidad de agua.  Actuando también como protectora de las bacterias frente al ataque de los bacteriófagos y de las células fagocíticas, y por último como la reserva de alimento para las mismas.

Dentro del mundo de los microbios, las bacterias y los virus son dos formas de vida dispares. Las primeras son organismos compuestos por una célula muy primitiva, ya que no posee núcleo, aunque se reproducen por sí solas. Bajo las condiciones adecuadas, pueden convertirse en millones en pocas horas por simples divisiones. Por el contrario, un virus es una criatura en el límite de lo que se considera vida. No es otra cosa que un fragmento de ADN -o ARN- dentro de una cápsula. Cuando el virus entra en contacto con la célula, se pega a ésta y le inyecta su material genético. Este ADN secuestra la maquinaria celular para hacer copias de sí mismo y formar nuevos virus. La célula es una fábrica de virus. Pero para que funcione, el agente viral debe hallar una puerta de entrada específica, esto es, un receptor que le abra paso. Así, las células sin ese receptor adecuado no pueden ser infectadas. Por eso, el virus de la polio sólo infecta a los seres humanos y a los primates más cercanos.

Es espacio interior de las células (es decir, el contenido que se encuentra por dentro de la membrana plasmática) se denomina citoplasma.  Este contiene una única organela celular, los ribosomas; divididos en dos subunidades. La primera 30S compuesta por ARN y 21 proteínas y la segunda, que es mayor que subunidad anterior, 50S compuesta por ARN y 34 proteínas.  Además de los ribosomas, es decir de estos orgánulos responsables de la síntesis de proteínas, el citoplasma contiene gránulos que almacenan glicógeno, lípidos o compuestos fosfatos. 

Otra característica común a todas las células es el material genético, el cual es el encargado de dictar las características del organismo y se las transmite a sus descendientes. El ADN circular, es la única molécula que lo compone junto a la bicaleriaria sin proteínas historias asociadas. Por otra parte, en algunas bacterias pueden existir lo que se denomina Plasmidios (es decir, pequeñas cuantías de ADN), lo cual su replicación será totalmente independiente al cromosoma bacteriano.  La importancia que se le atribuye a los plasmidios es la portación que los mismos hacen de la información genética para la lucha contra los antibióticos.

La zona basal y un tallo, es la composición de los flagelos; cuyo número fluctúan entre uno y cien. De esta composición, las fijaciones de la estructura a la célula bacteriana, se localizan en la zona basal; mientras que en el tallo se encuentran las hebras helicoidales de proteínas, tales como la elastina (que permite el traslado de las bacterias) y la flagelina.  

Por último, encontramos las estructuras huecas que rodean en su totalidad a las gramnegativas; ellos son los pillis (involucrados en la conjunción y apareamiento de estas bacterias) y las fimbria (que se utilizan para adherirse a distintas superficies).

En consecuencia, con alrededor de 1600 especies, la eubacterias pueden presentar todas las rutas metabólicas existentes. Entonces clasificándolas según la utilización de oxígeno por parte de la misma para su metabolismo, podemos encontrar aquellas que si lo emplean, denominadas aerobias y aquellas que no lo necesitan denominadas anaerobicas.

Se denominan bacterias autótrofas a aquellas cuya alimentación se realiza con material inorgánico y la fuente de energía es el sol la energía química. Estas bacterias aprovechan la energía que se desprende de la oxidación de ciertos compuestos entre las que se pueden citar las bacterias del suelo, las ciclo del nitrógeno y las ciclo del azufre.

Por otro lado también existen las bacterias autótrofas fotosintéticas como las sulfobacterias verdes que realizan la fotosíntesis gracias a la bacterioclotofila, que absorbe la luz infrarroja. En este proceso no se utiliza agua , sino sulfuro de hidrógeno, y no se desprende oxigeno. Por su parte las bacterias heterótrofas se nutren gracias a compuestos orgánicos elaborados por otros organismos. Este tipo de bacterias llamadas saprofitas  y llevan a cabo la descomposición mediante fermentación y putrefacción de materia orgánica por lo que tienen un alto interés ecológicos e industrial.

Otras bacterias heterótrofas pueden vivir en simbiosis con otros organismos sin causarles daño o bien provocando alguna alteración en el organismo donde viven, como es el caso de las bacterias patógenas. Las bacterias pueden soportar condiciones ambientales adversas de sequedad, temperatura, agentes químicos, etc. Su reproducción puede ser asexual, mediante bipartición, o parasexual, mediante la transformación, transducción o conjugación. En la bipartición la pared crece hasta establecer un tabique que separa a las dos células hijas; simultáneamente se produce la división del ADN. La transformación consiste en un intercambio de material genético entre dos bacterias.

Este mecanismo explica la resistencia de las bacterias a los antibióticos, pues una célula es capaz de asimilar el material genético disperso en el medio. La transducción supone un a.porte de material genético de una bacteria a otra gracias a la intervención de un virus. La conjugación es un proceso en el que una bacteria dona material genético a otra gracias a la acción de los pili que rodean toda su estructura. En la clase Escherichia Coli, existen células denominadas F+, pues poseen el plasmido F, que se puede intercambiar con las células que no lo poseen, o células F-.

Cianobacterias: Son microalgas gramnegativas, también llamadas algas azules. En su estructura carecen de celulosa y son capaces de soportar condiciones extremas de salinidad, temperatura y ph Su hábitat suele ser las lagunas. lagos, cortezas de los árboles e incluso encanes. Pueden ser de color verde azulado gracias a la presencia de clorofila aunque otras presentan un color rojizo, púrpura o pardo debido a la presencia de otros pigmentos momo la fícoeritrina.

Este tipo de bacterias no poseen membrana nuclear ni los demás orgánulos Realizan la fotosíntesis gracias a unas laminillas interiores que contienen clorofila, ficocianina y toda la maquinaria enzimática necesaria para llevar a cabo este proceso. Su pared celular es muy resistente y esta constituida por grandes moléculas compuestas por la unión de polisacáridos y polipéptidos Algunas de ellas presentan un mecanismo de defensa frente a la depredación de los peces, que consiste en la elaboración de Lina vaina alrededor de ellas que contiene pigmentos y toxinas.

Desde el punto de vista metabólico existen cianobacterias autótrofas fotosintéticas, que presentan la misma clorofila que las plantas superiores, usan el agua y desprenden oxígeno. Las cianobacterias son las responsables de la  formación de la capa de ozono que rodea nuestro planeta. En los arrozales del sureste asiático existen cianobacterias capaces de fijar nitrógeno, lo que hace posible sucesivas cosechas sin tener que aportar este elemento en forma de fertilizantes. Otras características de las cianobacterias es que pueden formar relaciones simbióticas con los hongos para formar los líquenes, no poseen flagelos y sus movimientos pueden ser oscilatorios o por deslizamiento por el sustrato.

Su reproducción es únicamente asexual, por el mecanismo de fisión binaria. Como producto de esto tipo de reproducción se pueden formar esporas de resistencia, cuando las condiciones ambientales son adversas, que permanecen en estado de lactancia hasta que las condiciones pueden permitir el desarrollo de nuevas colonias.

Arqueobacterias Este tipo de bacterias se distingue de los anteriores porque carecen de peptídoglucanos en su pared celular. Se adaptan mediante diferentes condiciones metabólicas a sobrevivir en las condiciones más extremas. En ellas se pueden distinguir varios grupos

• Las halobacterias, que viven en condiciones de extrema salinidad y son usadas para curar el pescado

• Las metanogenas, que pueden producir metano en condiciones de anaerobiosis, a partir de anhídrido carbónico e hidrógeno, Se pueden adaptar a sobrevivir en el aparato digestivo de algunos animales, y en el fondo de los pantanos y en las ciénagas.

• Las termoacidófilas, que pueden sobrevivir en aguas sulfurosas termales y, por tanto, en condiciones extremas en cimacio a temperatura y ácidos del medro Debido a las condiciones extremas del hábitat de este tipo de bacterias, algunos estudios sobre la aparición de la vida en la Tierra afirman que las arqueobacterias formaban parte de los primeros pobladores.

Fuente Consultadas: El Elixir de la Muerte Raúl A. Alzogaray (Ciencia que Ladra...) - Diccionario Espasa Calpe - Wikipedia

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas