IMPORTANCIA  DEL CONTROL BUCAL
Higiene Bucal - Encías y Cáncer

EL CHEQUEO QUE PUEDE LLEGAR A SALVAR SU VIDA

Mantener Un
Cuerpo Joven

Control Bucal encias enfermas y dientes Cancer Oral Higiene Bucal

 

 

 

 

El Poder de la Risa

Nuestros Dientes

Vivir en la Vejez

La Terapia Genética

Las Vitaminas

Las Vacunas

Fobias y Manías El Estrés

Control Bucal encias enfermas y dientes Cancer Oral Higiene Bucal

Cuantos casos Ud. conoce, ya sea  porque le ha tocado vivirlo en "carne propia", o bien se lo relató algún conocido, en que debió consultar con urgencia a un odontólogo por que el dolor de muela se tornaba insoportable. Debieron hacerle un urgente tratamiento de conducto y de ahí a descansar a su casa, con reposo por 24 hs.

Cuando Ud. creía que ahí había terminado todo, el dolor volvía nuevamente al finalizar el efecto de la anestesia y esa noche no pudo pegar un ojo, y se levanta con una inflamación generalizada que abarca toda la cara, y cuando regresa del odontólogo no se lo puede "tocar" porque debe esperar que se desinflame y le receta un medicamento para tal caso.

Una semana después, (que seguramente le pareció un mes) se encuentra que debió ser internado de urgencia por un error en el tratamiento de conducto, ya que el problema era una gangrena pulpar (muerte de tejidos por infección). Debió drenar la pus cuanto antes, pero el tratamiento de conducto imposibilitó la salida de gases de las bacterias contenidas en la zona afectada originalmente.

Pocas infecciones bucales se vuelven tan peligrosas ésta, pero sin duda pueden sen muy riesgosas; en casos graves, la infección puede pasar a través de la sangre al corazón y poner así en riesgo la vida del paciente.

Debemos entender que todos somos vulnerables debido a que las bacterias que merodean por nuestra boca pueden causar caries y enfermedades en las encías. El problema es que la mayoría de La gente no advierte eL avance de estas infecciones, ya que tienen pocos síntomas y casi ningún dolor, pero pueden Llevar a padecimientos serios. Según estudios recientes, las enfermedades de encías fueron causa de partos prematuros, dificultades cardiacas, diabetes y neumonía.

La buena noticia es que, para estos casos, La prevención es un arma eficaz. EL cepillado regular, el uso de hilo dental y las visitas periódicas al dentista suelen evitar todos estos problemas.

Las revisiones dentales regulares son importantes también porque Los odontólogos están capacitados para detectar signos tempranos de diabetes, de enfermedades cardiacas y de cáncer, además de una variedad de raras enfermedades de piel y auto inmunes.

Por otra parte, mucha gente visita más a los dentistas que a los médicos de otras especialidades, por lo cual, con diagnóstico y tratamiento precoces, pueden hacer mucho más que salvarnos dientes y encías.

ALGUNAS SUGERENCIAS PRÁCTICAS

1

Enseñar desde los primeros años a nuestros hijos sobre la importancia de la limpieza diaria de nuestros dientes.

2

No permitir que los niños se duerman con el biberón en la boca conteniendo bebidas o leche azucaradas.

3

Utilizar pasta de dientes con fluor, pues este elemento tiene verdaderas propiedades positivas para proteger nuestros dientes de las caries.

4

Cepillarse los dientes dos veces al día con pasta de dientes fluorada. Mejor si agrega la limpieza con hilo dental.

5

Evitar comer luego de limpiarnos los diente en la noche.

6

Hacer un control bucal cada 6 meses del dentista. Pedir siempre consejos respecto a los productos que usamos a diario.

7

Los chicles sin azúcar son “amigos” de los dientes ya que ayudan a aumentar el flujo de saliva y limpian la boca de restos de comida.

8 Si fuma, ¡deje de hacerlo! Fumar empeora la enfermedad de las encías.

Una epidemia bucal

Gracias a los sistemas para blanquear los dientes, las sonrisas de los argentinos son ahora más brillantes que nunca. Pero detrás de esos dientes relucientes, no todo está bien.

La salud bucal ha mejorado bastante en Las últimas décadas: cada vez más niños tienen selladores dentales; La incidencia de problemas leves de encías (gingivitis) ha disminuido y hay un mayor control de Las caries en dientes permanentes.

Pero hay malas noticias: eL 96,8 por ciento de Los argentinos mayores de 18 años tiene una enfermedad avanzada de encías conocida como periodontal; solo 3 de cada 10 adolescentes argentinos se lavan los dientes, Lo que provoca que casi eL 90 por ciento de ellos tenga alguna afección dental o gingival que requiere atención odontológica.

La insuficiencia de flùor puede ser causa del problema. Gran parte de los argentinos vive en comunidades en las que el agua no tiene un nivel adecuado de flùor, segùn revel6 un estudio de La Confederación Odontológica de La Republica Argentina (CORA). Hay zonas del Gran Buenos Aires y de las provincias de Neuquén, Rio Negro, Chubut y del Noroeste argentino que presentan bajos niveles de fluor en el agua, mientras que en el son de la provincia de Buenos Aires y en La Pampa hay un exceso de esa sustancia.

A esto se suma que más de 17 millones de argentinos no tienen obra social que cubra tratamientos odontológicos, según reveló el último censo nacional en 2001. Como resultado hay una “epidemia silenciosa” de enfermedades bucales que amenaza la salud de Los argentinos.

Infecciones fuera de control

En La sala de operaciones del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento de Buenos Aires, el cirujano dentista Claudio Van Waarde drenó La infección de Valenia Goldman, Le realizó lavajes con solución fisiológica estéril durante 45 minutos y le administró en forma endovenosa cobertura antibiótica.

“Decidimos tomar esa decisión ya que toda infección que se aloje en las inmediaciones del piso de la boca puede diseminarse rápidamente. Y si eL paciente presenta alguna enfermedad valvular o algún tipo de patología en el corazón, puede correr peligro su vida”, dice Van Waarde.

Para reducir al máximo la posibilidad de complicaciones durante una operación, Van Waarde advierte sobre una tendencia que está imponiéndose en La odontología moderna: La realizados de cirugías bucales en un quirófano y no en el consultorio del profesional. “Tanto pacientes como odontólogos deben comprender que una cirugía bucal, por más simple que sea, puede poner en riesgo La vida del paciente”. Y agrega: “Cualquier complicación de tipo cardiaco, alérgico o respiratorio, puede ser mejor atendida en un quirófano, además de manejar más cuidadosamente las cadenas de esterilización. Si el paciente está en un ambiente adecuado, se disminuye su estrés operatorio y eL del profesional”.

Valeria permaneció internada durante dos días. Una semana después, el dentista le realizó el tratamiento endodóntico. “Tiempo después, cuando me dieron de alta, comprendí que mi vida había llegado a correr riesgo por un problema odontológico”, destaca Valeria.

Un Complemento Necesario: El hilo o seda dental es también altamente recomendado por los odontólogos. Con una técnica sencilla y un poco de práctica es posible remover Los restos de comida que, inevitablemente, quedan en los espacios interdentarios y que funcionan como grandes depósitos de bacterias. Al menos dos veces por día, especialmente después de almuerzo y cena, el uso del hilo dental liberará la boca de restos de comida y de la formación del mal aliento. Su uso es recomendado a partir de la adolescencia, aunque también pueden usarlo Los niños bajo la supervisión de un adulto, para ir adquiriendo el hábito.

Amenaza silenciosa

Una infección de encías no daña solo La boca. Las infecciones leves, o gingivitis, pueden inflamar y enrojecer las encías, pero no son demasiado peligrosas en si mismas.

Aparecen las complicaciones cuando se convierten en infecciones periodontales, que no causan dolor pero son crónicas y, si no son tratadas, dañan los alvéolos y los ligamentos que mantienen a los dientes en su lugar.

El sistema inmunitario lucha contra las infecciones de las encías para impedir que las bacterias bucales se extiendan a otras partes del cuerpo. En general, lo logra pero no siempre. Las bacterias que afectan las encías pueden entrar en la corriente sanguínea y llegar al corazón, provocando infecciones potencialmente mortales en válvulas del músculo cardiaco que tengan daños previos. Además, de acuerdo a La opinión de algunos científicos, La inflamación resultante genera La liberación de determinados compuestos químicos para atacar la infección que, por error, podrían dañar otros tejidos.

El 96,8% de los argentinos adultos tiene la encías enfermas

Las arterias son también un objetivo frecuente de las bacterias. Según un estudio en el que se examinaron 18 años de historias clínicas de 1.147 personas, aquellos que tenían una infección periodontal duplicaban las posibilidades de morir de un ataque cardiaco y triplicaban el riesgo de fallecer por una apoplejía.

Steven Offenbacher, director del Centro de Enfermedades Bucales y Sistémicas de la Escuela de Odontología de La Universidad de Carolina del Norte, coautor del estudio mencionado, está participando de otra investigación para averiguar si el tratamiento de las infecciones periodontales en pacientes con problemas cardiacos disminuye el riesgo de que sufran un ataque al corazón.

Las mujeres embarazadas que sufren problemas periodontales graves tienen Un riesgo cuatro veces mayor de parto prematuro, y enfrentan un riesgo elevado de preeclampsia (La presión arterial se eleva fuertemente después de la vigésima semana, poniendo en riesgo la vida de la madre y del bebé). En el mismo sentido, algunas pruebas indican que el tratamiento de Las encías gravemente infectadas reduce en cinco veces Los partos prematuros.

Dentistas de diagnóstico

Luis Belmonte, de 52 años, de La localidad bonaerense de Balcarce, sintió el verano pasado una leve molestia en el maxilar inferior izquierdo. Su odontólogo le realizó una radiografía para un posterior tratamiento de conducto. “Jamás había tenido dolor o molestia, solamente una leve sensibilidad en los dientes”, señaló.

En la imagen radiológica, el dentista descubrió una mancha atípica que marcaba una posible infección. Luego de tomarle nuevas placas y una tomografía, el odontólogo decidió efectuarle a Luis una extirpación parcial de la lesión para analizarla en eL Laboratorio. EL informe patológico determinó que el paciente tenia una Lesión tumoral maligna.

Como consecuencia, el profesional le extirpó el ciento por ciento de la lesión cancerigena. Luis se está recuperando de La operación y, si todo marcha como hasta ahora, le darán el alta definitiva en los próximos meses.

Además de descubrir un queratoquesis como en este caso, los dentistas pueden advertir también síntomas de Leucemia y cáncer oral, un tipo de tumoración muy peligrosa

que puede llegar a desfigurar a los enfermos. En La Argentina, eL cáncer oral es una enfermedad que afecta de 3 a 5 de cada 100 pacientes. La enfermedad se detecta más en hombres que en mujeres y el 95 por ciento de los casos se presenta en mayores de 40 años.

Solo el 15 por ciento de los tumores malignos orales son diagnosticados en etapas tempranas, mientras que eL 85 por ciento restante se descubre en periodos avanzados, lo que ensombrece el pronóstico.

En realidad, cuando un paciente concurre al dentista, sin saberlo pasa por un examen de cáncer oral. El odontólogo debe seguir siempre una rutina cuidadosa que incluya la exploración de la lengua, el paladar, el interior de las mejillas y los labios, en busca de bultos o heridas extrañas. Si no lo hace, el paciente puede recordarle la necesidad de este control.

El cáncer oral es una enfermedad que afecta de 3 a 5 de cada 100 pacientes

“El dentista cumple un rol de importancia al detectar lesiones que, sin tratamiento, pueden malignizarse. Del mismo modo resulta vital su participación para eL diagnóstico del cáncer oral en estadios incipientes”, confirma Eduardo Ceccotti, titular de Estomatología en la Escuela de Odontología de La Universidad del Salvador. Si hubiera mayor conciencia sobre la importancia de este control, muchas personas deberían pedir una cita con su odontólogo.

Sin embargo, solo cuatro de cada diez habitantes de la ciudad de Buenos Aires realizaron una consulta con su dentista en Los últimos seis meses (el plazo recomendado por La Organización Mundial de la Salud), según datos del gobierno local. En zonas de menor nivel económico los índices descienden a La mitad.

“La gente pierde noción de que su cabeza está unida al resto del cuerpo”, dijo Kenneth Krebs, presidente de la Academia Estadounidense de Periodontologia. La buena salud de dientes y encías es lo que nos permite hablar, sonreír y besar sin vergüenza. Esa es razón suficiente para cuidar nuestra boca.

CONSEJO DE LA ASOCIACIÓN ARGENTINA DE ODONTOLOGÍA:

El cuidado de la salud bucal es parte del cuidado integral de nuestro bienestar. Comienza con la atención de la madre embarazada y debe continuarse en todas las etapas de la vida. Incluye el cuidado de los dientes y los tejidos que los rodean y sostienen. Ellos son afectados por los hábitos de higiene bucal y los relacionados con la dieta que, si no son los adecuados, posibilitan la aparición de caries dental y enfermedades que, si avanzan, generan el desdentamiento.
Deben, también, corregirse los defectos en la alineación de las piezas dentarias y la ausencia de ellas, ya que alteran el funcionamiento del sistema encargado de acciones como la masticación, deglución y fonación. Asimismo, es de importancia prestar atención a todas las otras estructuras de la boca -lengua, carrillos, paladar-, ya que a veces alojan lesiones que, si no son adecuadamente tratadas, pueden derivar en consecuencias graves. La periódica consulta al profesional odontólogo -y el seguimiento de sus indicaciones y consejos- es la mejor manera de contribuir a la conservación de una boca sana en una persona sana.

Fuente Consultada: Selecciones Reader`s Digest

La Piel La Sangre El Esqueleto La Digestión Sistema Respiratorio

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas