VIDA DE LAS AVES Aprendo Jugando!...

JUEGO EDUCATIVO I: DEBES BUSCAR ENTRE LAS IMÁGENES LAS AVES QUE SE TE INDICAN Y HACER CLIC SOBRE ELLAS....

>Inicio >Menú Pasatiempo >Encontrar las 7 Diferencias

Jugar a Contar y Sumar Para Los Más Chiquitos

Juego Para Aprender Los Nombres de Pajaros y Aves Juegos Educativos Chicos

 

 

 

 

Jugar MEMOREX

Problema de las Vasijas

Problemas Para Pensar

Jugar Ahorcado

Problemas de Ingenio

Encontrar Las 7 Diferencias


 

 
 

LA VIDA FAMILIAR EN LAS AVES. Todas ellas se reproducen por medio de huevos protegidos por una cáscara caliza. Por esta Tazón las gallinas picotean las paredes, porque sienten necesidad de cal, y aquellas que viven encerradas en gallineros aislados ponen huevos frágiles por faltarles la sustancia caliza para fabricar la cáscara.

Se dan aves aprovechadas y poco escrupulosas como el cuclillo que pone sus huevos en otros nidos y resulta a veces que un pájaro alimenta a un cuclillo enorme, mucho mayor que él. Por lo general, las aves incuban los huevos ya que éstos necesitan cierta cantidad de calor para adquirir su total desarrollo. El maleo, que es un ave de Malasia los deja en la arena, pero los recubre de mantillo vegetal para que éste al fermentar., debido al calor del sol, proporcione la temperatura necesaria para la incubación.

Los huevos adquieren toda clase de formas. desde la ovoide, hasta la esférica. El huevo más grande es el del avestruz y el más pequeño el del colibrí. Las aves que anidan en lugares inaccesibles suelen poner un huevo único mientras aquellas que habitan en el bosque, en el llano o en lugares donde las crías corren peligro, ponen muchos huevos. En unas especies, como la gallina, el polluelo sale del huevo lo bastante listo para arreglárselas por sí solo. Se trata de aves nidífugas, que ni tan sólo construyen nido. Otras son más torpes y necesitan que la madre las alimente ingurgitándoles la comida  medio masticada como en las golondrinas. Son aves nidófilas y en ellas los nidos son, a veces, construcciones dignas de un buen artesano. El pájaro sastre por ejemplo, se denomina así porque cose realmente las hojas con las que construye su nido.

La alimentación está íntimamente relacionad; con las emigraciones. Así, se dan aves sedentaria i en los sitios donde encuentran alimento todo e. año. Otras, que sólo viven en el país en primavera y verano, van a buscar el buen tiempo en lugares muy apartados cuando empieza el otoñe Finalmente, hay aves de paso que sólo cruzan por una determinada comarca cuando se trasladan a sus nidos de invierno o de verano. Las emigraciones no son, pues, debidas a los cambios de temperatura como causa directa, sino a la escasez de alimentos ocasionados por el cambio de estación. Por ejemplo, el haberse terminado una fruta, haber desaparecido un tipo de gusano, haber acabado un ciclo o metamorfosis del insecto del cual se alimentaban, etc.

No solamente la puesta de huevos, la incubación y la nidificación, demuestran el instinto maternal de muchas aves, sino el adiestramiento de las crías que puede observarse incluso en las gallinas, golondrinas, etc. La madre se esfuerza en enseñarles a comer, a buscar y escoger los alimentos más delicados, a que aprendan a volar y les acompañan en sus primeros ensayos.

Es en las aves donde se hallan las primeras muestras de lo que vulgarmente se denomina inteligencia, amor y vida familiar. El desespero de una clueca ante el que se atreve a tocar uno de sus polluelos es uno de los innumerables ejemplos que podríamos encontrar en el maravilloso mundo de las aves, para darnos cuenta de que nos enfrentamos ya con animales superiores. Más de 15.000 especies distintas forman la gran clase de las aves cuya división científica es muy compleja.

LOS PÁJAROS. Son las aves más delicadas, las más hermosas y aquellas que han despertado siempre la sensibilidad y el cariño del hombre. Muchas especies conviven en jardines y hogares y se han convertido en animales domésticos a pesar de su utilidad prácticamente nula. Otras son el encanto de los bosques, alegrados con sus revoloteos y trinos, muchas son causa de enojo para el agricultor y no pocos pájaros son perseguidos tenazmente por el cazador.

Los pájaros se distinguen porque poseen cuatro dedos, uno de ellos en dirección contraria a los otros tres, llevan vida terrestre, todos salen del huevo sin plumas y permanecen un tiempo más o menos largo en el nido.

Muchos son conocidos por su canto, a veces estridente y áspero, como el del cuervo; a veces dulce y agradable, como el del ruiseñor.
El tordo, es un auxiliar del campesino y un gran cantor, pues se le oye incluso en los primeros meses de invierno. Es comestible.
El mirlo es negro y por esta razón al ponderar algo, como raro y curioso, se habla de «un mirlo blanco».

El petirrojo se denomina así porque las plumas del pecho y garganta son de un color encarnado brillante. En invierno vive en España. En cambio, el ruiseñor, famoso por su melodioso canto, se oye en primavera y verano. Durante el invierno suele vivir en África. A partir de junio no se le oye porque cría.

Muchos pájaros se alimentan de granos y los labriegos, para evitar que se los roben, colocan espantapájaros, pero la mayoría no desdeñan tampoco las orugas y los insectos que devastan los sembrados. Así hay pájaros que un día pueden devorar hasta cerca de 10.000 gusanillos, insectos, larvas, etc.

Otra voz agradable entre los pájaros es la de la alondra, que construye su nido casi a ras de suelo. A veces cerca de los arroyuelos se ve un pájaro que sube y baja verticalmente la cola con gran rapidez. Su plumaje es gris y blanco y se alimenta exclusivamente de insectos. Se llama aguzanieves.

El gorrión es un pájaro pendenciero que destroza mucha fruta y devora gran cantidad de semillas. Se le distingue por su pico corto y grueso. Mala fama tiene el cuervo no sólo por su plumaje negro sino porque anda siempre entre carroña y no desdeña comer carne muerta. Suele vérsele, en parejas, volando al atardecer, cuando las primeras sombras de la noche se deslizan por el valle, lanzando sus acres graznidos. «Negro como ala de cuervo» es un dicho muy popular.

Una fama distinta, pero también nefasta, es la que tiene su pariente la urraca, a quien se atribuye el vicio de esconder objetos brillantes que deben cautivarla hasta hacerla desear su posesión en exclusiva.

En cambio, las golondrinas, pájaros también de otra especie, gozan de simpatía general. Al atardecer, golondrinas, aviones y otros pájaros semejantes, vuelan incansables a poca altura. Poseen una boca grande y es tal el número, de insectos que rebullen en el aire que se los tragan en cantidades impresionantes. Son, pues, pájaros muy útiles. El avión vive en las ciudades, mientras que las auténticas golondrinas, de cola muy bifurcada y con cuello y cabeza azulados, viven en el campo. Es curioso el nido que construyen con saliva, barro, hierbas y pequeñas briznas.

En Nueva Guinea y unas pocas islas cercanas se encuentra uno de los pájaros más notables llamado pájaro del paraíso porque el primero que lo tuvo en sus manos fue Juan Sebastián Elcano al pasar por aquellas latitudes, y afirmó que aves tan hermosas debían proceder forzosamente del paraíso terrenal. Su plumaje, de un colorido brillante, es bellísimo.

También es notable el pájaro australiano denominado ave lira porque las plumas de su cola adoptan la forma de este instrumento y, aunque su cuerpo no es muy esbelto, la belleza de la forma de su cola le da un aspecto impresionante.

 
  Buscar Animales Buscar Aves Buscar Banderas Buscar Flores Buscar Próceres Nacionales  

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas