LA CASA DE BORBÓN EN ESPAÑA

LA GUERRA DE SUCESIÓN ESPAÑOLA

>Inicio >Historia Moderna >Sucesión Española

La Casa Borbon de España

 

 

 

 

Luis XIV de Francia

Formación de Francia

Formación de España

El Derecho Divino

 Dinastía Borbón

La de los Borbones es un familia nobiliaria francesa, cuyas distinta ramas han proporcionado dinastías soberanas en los reinos de Francia, España (donde siguen reinando), Nápoles-Dos Sicilias y en el ducado de Parma

Origen de la familia: El nombre procede del señorío familiar de Bourbon-I'Archambault en Francia, solar del linaje. Algunas tradiciones remontan el señorío a Childebrando, hermano del mayordomo franco Carlos Martel (siglo VIII), pero los primeros señores de Borbón documentados se remontan al siglo X, en que el señorío pasa del vasallaje de los Condes de Bourges a depender directamente de los reyes Capeto.

A principios del siglo XIII, el señorío de Borbón pasó a la rama secundaria de Borbón-Dampierre, que también se extinguió en 1283. El título fue heredado por Beatriz de Borbón, descendiente de la rama principal, casada desde 1278 con Roberto de Clermont, sexto hijo de Luis IX de Su hijo Luis I el Grande fue nombrado duque de Borbón y par del reino por Carlos IV (1327). Para entonces, los estados de los Borbón en el centro de Francia consuno de los principados feudales más importantes del reino.

De esta casa ducal saldrían dos ramas. La principal se extinguió en 1527, con la ante las murallas de Roma del duque Carlos III, condestable de Borbón, que se había pasado al servicio del emperador Carlos V contra su rey, Francisco I de Valois. Sus y títulos pasaron, junto con el ducado de Vendóme, a la rama Borbón-Marche-Vendome, también descendiente de Luis I el Grande.

En 1548, Antonio de Borbón, heredero de la casa, se casó con Juana III de Albret reina de Navarra, y asimismo una Valois. El hijo de ambos, Enrique III de Navarra (1553-1610), accedería en 1589 al trono de Francia como Enrique IV, tras el asede Enrique III, el último Valois, en el transcurso de las guerras de religión.

Los Reyes Borbones de Francia

Enrique IV de Francia (1589-1610) logró la pacificación de Francia, superando los enfrenamientos religiosos (Edicto de Nantes, 1598), y dedicó sus energías a fortalecer el debilitado poder monárquico, en la línea del absolutismo del que el reinado de su Luis XIV, el Rey Sol (1638-1715), sería la máxima expresión. Su dinastía reinó de interrumpida en Francia hasta Luis XVI (1774-92), depuesto y guillotinado durante la Revolución Francesa. La restauración borbónica tras la caída de Napoleón sentó sucesivamente en el trono a Luis XVIII (1814-1824) y Carlos X (1824-30), hermanos de Luis XVI (su hijo, Luis XVII, no llegó a reinar, y desapareció oscuramente tras la muerte de sus padres).

Otras importantes ramas nobiliarias procedentes del tronco principal fueron la de Borbón-Busset, Borbón-Montpensier, Condé, Conti y Borbón-Orleans. Esta última llegó a dar un rey a Francia, Luis Felipe 1(1830-48), encumbrado y destronado por sendas revoluciones burguesas. El conde de París, actual pretendiente a la corona francesa, pertenece a esta rama.

Los Borbones españoles

Con la muerte de Carlos 11(1700) sin hijos, se extinguió la casa de Austria en España. El testamento del difunto nombraba heredero a Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia, pero el temor a la formación de un bloque borbónico que podría resultar hegemónico tanto en Europa como en las colonias, movió a las demás potencias a disputar esta sucesión, apoyando a otros candidatos. Los tratados de Utrecht (1 713) y Rastadt (1714) daban fin a la guerra de Sucesión española. Felipe V de España (1700-1746) se convertía en el primer rey de la nueva dinastía, previa renuncia a sus derechos al trono francés, a la vez que reconocía la pérdida de casi todas sus posesiones europeas.

La nueva dinastía procuró unificar y centralizar la administración de sus reinos según modelo francés (Decretos de Nueva Planta, 1707-16), a la vez que impulsaba la aplicación de reformas y medidas de fomento destinadas a superar el atraso y los la grave crisis económica y social que había sufrido España durante el siglos III (1759-88), tercer hijo de Felipe V (tanto Luis I como Fernando VI murieron sin herederos), fue el máximo exponente de este reformismo ilustrado. Paralelamente la monarquía española desarrolló una política exterior marcada por las alianzas rientes franceses (Pactos de Familia de 1734, 1743 y 1761), la salvaguarda colonial, codiciado y acosado principalmente por Gran Bretana, y las intervenciones en Italia, pues la ambiciosa Isabel de Farnesio, segunda esposa de Felipe y, no hasta lograr para sus hijos tronos en Italia. Así, Carlos (futuro Carlos III de España se convirtió en rey de Nápoles y Sicilia (1734-59), y Felipe, en duque de Parma, Piasenstalla (1765-1802).

La Revolución Francesa y el ascenso de Napoleón tuvieron graves consecuencias también para los borbones españoles. Aunque en un primer momento  declararon la guerra a la Convención (1793), tres años más tarde se plegaron a una alianza con Napoleón. En 1808, Carlos IV y su hijo Fernando VII obligados a abdicar en Bayona, y Napoleón entronizó a su hermano José I Bonaparte (1808-13). Sin embargo, tras la guerra de independencia española, Fernando VII fue restablecido trono (1814). Absolutista convencido, derogó disposiciones liberales Cortes de Cádiz (1812) durante el Trienio Liberal (1820-1823) la intervención francesa de los Cien Mil Hijos de San Luis le permitieron tomar el  poder absoluto (1823-33).

Carente de hijos varones, en 1830 publicó la Pragmática Sanción que derogaba la Ley Sálica de Felipe V (1713), en la cual las mujeres no podían acceder al trono. Sin embargo, su viuda María Cristina, regente de su hija lsabel II, tuvo que enfrentarse a una guerra civil (1833-40), pues los sectores más tradicionalistas y partidarios del absolutismo no admitieron la Pragmática Sanción y apoyaron las pretensiones al trono  de Carlos María Isidro, hermano de Fernando VII A pesar del fracaso final sus reiterados levantamientos, la rama carlista de los Borbones mantuvo sus pretensiones dinásticas hasta 1980.

Para oponerse a los carlistas, la regente y luego Isabel II se apoyaron en los sectores liberales (cristinos o isabelinos), estableciendo una monarquía Constitucional Sin embargo las luchas entre progresistas y moderados, y la ineptitud con-,o gobernante dé Isabel II, desembocaron en la revolución de 1868, que derrocó a la monarquía.

Tras el llamado Sexenio Revolucionario que incluyó el breve reinado de Amadeo I de Saboya (1871 -73) y la Primera República (1873-74), la monarquía fue restaurada en la persona de Alfonso XII de Borbón (1874-85), hijo de Isabel II, que logró Poner fin a la tercera y última guerra carlista (1875). Se inauguraba el periodo Conocido como la Restauración, caracterizado por la alternancia en el gobierno (turnismo) de conservadores y liberales. Pero tos vicios del sistema generaron una corrupción generalizada (caciquismo), que se complicó con el desastre colonial de 1898 y las luchas sociales de principios del siglo XIX (Semana Trágica de Barcelona, 1909), para conducir a la quiebra del sistema. Alfonso XIII (1886-31) apoyó a la dictadura de Miguel Primo de Rivera (1923-30), cuya caída trajo consiga la de la monarquía, y el advenimiento de la Segunda República (1931).

Entre 1931 y 1975, la dinastía borbónica mantuvo sus, pretensiones al trono español, frente a los regímenes republicano y franquista. En 1969, el general Franco designó príncipe Juan Carlos de Borbón como su sucesor en la jefatura del Estado, a título de rey. A partir de la muerte de Franco (1975), el rey Juan Carlos I puso en marcha eso democratizador que culminaría en la proclamación de la Constitución de que instituía en España una monarquía parlamentaria, al tiempo que su padre, don Juan de Borbón, conde de Barcelona, abdicaba en él sus derechos dinásticos(1977). De la rama española de los Borbones proceden las ramas italianas de Borbón, descendientes del duque Felipe I (1720-1765) hijo de Felipe V de España, y de Borbón-Dos Sicilias, procedentes de Fernando IV de Nápoles (1759-1825), hijo de III de España. Ambas dinastías perdieron sus Estados con la unificación de Italia en 1860.

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas