EL TEMPLO DE SALOMÓN

Secretos del Código Da Vinci

Explicación de algunos  conceptos básicos para entender el libro

>Inicio >Menú Curiosos >Preguntas Curiosas

 

 

 

 

 

 
boton de enlace

EL TEMPLO DE SALOMÓN: En la novela, Langdon le dice a Sophie que la capilla de Rosslyn es una réplica del Templo de Salomón. Según las tradiciones y enseñanzas judías y cristianas, el rey Salomón, hijo del rey David, construyó un templo legendario en la cima del Monte Mona de Jerusalén. Como sucesor de David, Salomón gobernó el reino de Israel desde aproximadamente el año 970 a. de C. hasta el 930 a. de C.

Su madre era Betsabé y su reinado es conocido porque supuestamente estableció una serie de alianzas con naciones extranjeras, en particular con egipcios y fenicios, mientras, al mismo tiempo, convertía a la nación de Israel en una fuerza formidable y extendía sus fronteras y su territorio. Fuentes bíblicas aseguran que su reinado estuvo marcado por el malestar al norte de Israel y por una revuelta dirigida por Jeroboam I. La mayor parte de lo que sabemos de Salomón proviene del Libro Segundo de Samuel y de los Libros Primero y Segundo de Reyes de la Biblia, así  como de una pequeña cantidad de fuentes no bíblicas, pero lo que es extraño es que resulta casi imposible corroborar estas historias acerca del rey en los archivos arqueológicos contemporáneos. Salomón fue legendario por su sabiduría, y se le atribuyen tradicionalmente varios libros del Viejo Testamento, en especial el Cantar de Salomón o Cantar de los cantares. En el Corán, Salomón es conocido como Suleyman y es venerado como uno de los profetas fundamentales dentro del islam.

La tradición bíblica establece que, antes de su muerte, el rey David suministró los materiales necesarios para el Templo de Salomón, y que este contribuyó posteriormente de forma considerable con los planos y más materiales.

En la Biblia, el Libro Primero de los Reyes cuenta la mayor parte de la historia relativa a la preparación del emplazamiento del templo, durante la que se levantó un enorme muro ante la colina de Mona y se realizó una gran nivelación del terreno. También se le atribuye a Salomón la construcción de unas inmensas cisternas y canales para llevar agua al lugar. Las dimensiones y el trazado arquitectónico del templo están expuestos en detalle en la Biblia y han sido fuente de mucho debate y discusión con el paso de los siglos en relación con sus verdaderas proporciones y su significado. Se construyó el templo para albergar el sanctasanctórum, un lugar sacrosanto en la tradición judía diseñado para guardar la legendaria Arca de la Alianza: la reliquia o el arcón en el que se guardaban las tablillas de piedra de los Diez Mandamientos, la alianza entre Dios y los israelitas. Se trataba de un arcón chapado en oro que tenía sobre él imágenes de los cuatro querubines y que se transportaba por medio de dos barras que tenía a cada lado. El Arca era la fuente del legendario poder de los israelitas y no se ha dejado de escribir acerca de ella desde entonces.

boton de enlace
Maria Magdalena José de Arimatea
boton de enlace boton de enlace
El Templo de Salomón Los Templarios
boton de enlace boton de enlace
Leonardo Da Vinci Priorato de Sion
boton de enlace boton de enlace
La Sección Áurea La Serie de Fibonacci
boton de enlace
El Pentagrama El Santo Grial
boton de enlace boton de enlace
El Opus Dei El Enigma Sagrado
boton de enlace
El Hombre de Vitrubio Los Cataros
boton de enlace boton de enlace
Los Gnósticos La Ultima Cena
 

Antes de la entrada al templo, estaban los dos pilares, Jachin y Boaz. Estas dos columnas de bronce también han sido objeto de mucha especulación y muchas teorías a lo largo de los tiempos, y juegan un papel importante en las tradiciones de los actuales francmasones, que creen que su ancestral maestría y su antigua organización se remontan a la construcción del templo. Los masones veneran la figura de Hiram Abif, otro nombre de Hiram I, rey de Tiro, que hizo un pacto estratégico con el rey Salomón y que, según creen los masones, ayudó en la construcción del templo.

Hoy en día son muy escasas las pruebas del reinado y del sistema de construcción de Salomón, hasta el punto de que ello ha conducido a muchos comentaristas modernos a plantearse si Salomón existió realmente. Algunos investigadores señalan el hecho de que su nombre parece estar compuesto de las palabras «sol» y «omon» (Amón, el dios-sol egipcio) y que, en realidad, podría ser, a la vez, una referencia simbólica y un juego de palabras.

Los tradicionalistas consideran el Templo de Salomón como un edificio físico real, erigido en el corazón de la antigua Jerusalén, sobre el monte Mona. Sin embargo, dada la falta de pruebas arqueológicas y corroborativas que avalen esta afirmación, muchos investigadores y autores de hoy en día han llegado a una conclusión muy diferente sobre Salomón, la historia de su vida y de su templo. Podría ser el templo un símbolo de otra cosa, una metáfora de las puertas hacia Dios? Se ha presupuesto que en el mundo antiguo había muchos templos de Salomón y que, de hecho, las medidas y dimensiones ofrecidas en la Biblia son referencias a una geometría divina esotérica. Un investigador escocés, David Alan Ritchie, cree que ha identificado un gigantesco templo de Salomón construido con una enorme geometría del paisaje en el terreno de la zona de la capilla de Rosslyn. Algunos incluso teorizan que la misma capilla de Rosslyn, con sus elaboradas tallas y sus imponentes pilares, está basada en los planos del Templo de Salomón.

Sea cual fuere la verdad, el hecho es que la idea del Templo de Salomón y lo que representa ha captado la atención de algunas de las mentes más brillantes de los pasados siglos.

Ver: El Rey Salomón

Basado en el libro: Diccionario del Código Da Vinci de Iker Jimenez


Los Secretos del Código Da Vinci

 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas