Secretos del Código Da Vinci

EL ENIGMA SAGRADO: Explicación de algunos  conceptos básicos para entender el libro

>Inicio >Menú Curiosos >Preguntas Curiosas

 

 

 

 

 
boton de enlace

EL ENIGMA SAGRADO: El best seller internacional en el que está basado gran

 parte del trasfondo de El Código Da Vinci. Escrito por Nlichael Baigent, Richard Leigh y Henry Licoln, y publicado por primera vez en 1982. El enigma sagrado está generalmente considerado la «biblia» del Priorato de Sión.

Aunque los investigadores actuales del Priorato de Sión ‘siguen discutiendo acerca de la veracidad de la información histórica contenida en el libro, hay un acuerdo genérico de Conjunto acerca de que ha sido particularmente responsable, Para bien o para mal, de darle rienda suelta a conceptos históricos y religiosos revolucionarios que nunca antes habían sido estudiados públicamente.

Es más, El enigma sagrado es el único libro en lengua inglesa dentro de la auténtica industria de libros sobre el Priorato de Sión que fue escrito por autores que han tenido de hecho acceso directo a un supuesto Gran Maestre de la propia sociedad secreta.

A pesar de la controversia, aporta una valiosísima introducción para los profanos en la materia al convulso desarrollo histórico en que se apoya la forma de pensar esotérica, gnóstica y caballeresca. Tras despertar nuestro interés con la historia de un misterioso tesoro hallado en Rennes-le-Cháteau, en el sur de Francia, Baigent, Leigh y Lincoln desarrollan su búsqueda a lo largo del libro para incluir un estudio romántico del catarismo, una primitiva versión herética del cristianismo, antes de pasar a ofrecernos la historia de los Caballeros Templarios. Debido a que los archivos secretos del Priorato de Sión, los Dossiers Secrets, afirman que este era la fuerza oculta que alentó la formación de los Caballeros Templarios, una gran parte de El enigma sagrado hace hincapié en la versión del Gran Maestre Pierre Plantard sobre el desarrollo de la orden después de su escisión de los Templarios, con lo que compone un colorido relato de cómo reyes, científicos, intelectuales y artistas renombrados internacionalmente, incluidos Leonardo da Vinci, Isaac Newton, Victor Hugo, Claude Debussy y Jean Cocteau, guiaron discretamente el curso de la humanidad durante los pasados mil años.

Sin embargo, el aspecto más intrigante en el desentrañamiento de la historia del Priorato de Sión es la interacción personal de los autores con el enigmático Gran Maestre, Pierre Plantard, que los conduce a través de una búsqueda por toda Francia a través de oscuros documentos y localidades para verificar detalles mínimos, y a veces totalmente sin sentido, en un intento de confirmar si el Priorato de Sión es realmente verdadero o simplemente fruto de un ingenioso e intrincado engaño. A medida que Baigent, Leigh y Lincoln van aprendiendo una infinidad de códigos históricos y esotéricos, la búsqueda se transforma en una multidimensional partida psicológica de ajedrez, que es exactamente el aspecto de la búsqueda que sigue enganchando con éxito hasta el día de hoy a cualquier investigador sobre el Priorato de Sión.

boton de enlace
Maria Magdalena José de Arimatea
boton de enlace boton de enlace
El Templo de Salomón Los Templarios
boton de enlace boton de enlace
Leonardo Da Vinci Priorato de Sion
boton de enlace boton de enlace
La Sección Áurea La Serie de Fibonacci
boton de enlace
El Pentagrama El Santo Grial
boton de enlace boton de enlace
El Opus Dei El Enigma Sagrado
boton de enlace
El Hombre de Vitrubio Los Cataros
boton de enlace boton de enlace
Los Gnósticos La Ultima Cena

Finalmente, en un intento de sintetizar la sobrecarga de datos críptícos e históricos, Baigent, Leigh y Lincoln se embarcan en el alucinante salto cuántico que se encuentra en la raíz de la reputación de El enigma sagrado como un explosivo best seller polémico: la descendencia de Jesús y María Magdalena.

La semilla la hizo germinar Pierre Plantard durante su primera reunión con los autores. Durante ella, Plantard afirmó concluyentemente que el Priorato de Sión poseía el tesoro perdido del Templo de Jerusalén y que este sería devuelto a Israel cuando fuera el momento adecuado. Sin embargo, hizo hincapié también en que el valor histórico, financiero e incluso político del tesoro era secundario, para recalcar que su verdadera trascendencia era «espiritual», y que parte de esta faceta espiritual del tesoro consistía en un secreto, cuya revelación podría causar un cambio social muy importante en el mundo occidental.

Solo con esta pequeña y tentadora pista en mano, unida a la propia obsesión personal de Plantard por las genealogías intrincadas y a su presunta descendencia personal de los reyes merovingios, Baigent, Leigh y Lincoln dedican la tercera sección final de El enigma sagrado a exponer su teoría de que el verdadero propósito secreto del Priorato de Sión era salvaguardar el sagrado linaje descendiente de los hijos de Jesús y María Magdalena. Su proceso lógico es tan minucioso y convincente que la mayoría de los lectores asumen automáticamente que las cosas son realmente así, pero lo cierto es que Pierre Plantard nunca confirmó esta hipótesis, que fue enteramente desarrollada por los propios autores de El enigma sagrado como resultado de su intenso trabajo detectivesco.

La ironía de este acertijo se desvela en la secuela de su libro, El legado mesiánico, de Baigent, Leigh y Lincoln, en el cual el trío continúa el relato de la saga en curso de sus experiencias personales con el Priorato de Sión. El dilema de los autores se pone de relieve cuando esperan, con ansiedad, ver la reacción de Plantard a la versión francesa del original de El enigma sagrado, que le habían remitido como cortesía por sus comentarios. La respuesta de Plantard a su teoría de la descendencia consanguínea fue decepcionantemente ambivalente: por un lado, afirmó sin comprometerse que no había pruebas fidedignas que probaran que el linaje merovingio descendía de Jesús, y, por otro, admitió que los merovingios sí que procedían de la estime real de David. Es más, los comentarios de Plantard sobre el papel de María Magdalena en la dinastía cosanguínea brillaban por su ausencia.

No obstante, a pesar de la reticencia de Plantard a refrendar positivamente la participación del Priorato de Sión en la teoría de la descendencia directa de Jesús y María Magdalena, la investigación de Baigent, Leigh y Lincoln resulta tan seductora que, en el curso de los pasados veinte años, El enigma sagrado ha inspirado un catálogo entero de libros, entre los que se incluye El Código Da Vinci mismo, que se han realizado para estudiar las historias alternativas de un interminable reguero de misterios esotéricos, sociedades secretas y órdenes caballerescas que indefectiblemente reclaman su propia descendencia del linaje cosanguíneo de Jesús y María Magdalena. El propio Dan Brown le rinde un homenaje concreto a El enigma sagrado cuando el personaje de su novela Leigh Teabing, una amalgama de los nombres de Richard Leigh y Michael Baigent, cita específicamente el libro durante su explicación a Sophie, en el Cháteau Villette, sobre el Priorato de Sión:

«La verdad es que en la década de 1980 causó [el libro] cierto revuelo. Para mi gusto, sus autores incurrieron en sus análisis en algunas interpretaciones criticables de la fe, pero la premisa fundamental es sólida, y a su favor debo decir que lograron acercar al gran público la idea de la descendencia de Cristo».

Sin embargo, los investigadores experimentados sobre el Priorato de Sión saben que El enigma sagrado no es, en realidad, el primer libro que fusiona la historia de Plantard sobre el Priorato de Sión con la Divinidad Femenina y la línea de sangre de Jesús y María Magdalena. Ya dos años antes de que se publicara El enigma sagrado, la conocida astróloga Liz Greene sacó una novela sobre Nostradamus, titulada The Dreamer of the Vine, que entrelazaba los ahora conocidos elementos de la historia del Priorato de Sión con la biografía de Nostradamus. En retrospectiva, The Dreamer of the Vine párece ser una premonición sorprendentemente clarividente de los mismos elementos que causaron tanta controversia cuando El enigma sagrado salió a escena en 1982. Pero cuando uno empieza a escarbar un poquito más hondo y descubre que Liz Green es en realidad la hermana de Richard Leigh y que era en aquel momento la novia de Michael Baigent, empieza a surgir un ingenioso patrón...

De modo que. ¿desarrollaron los autores de El enigma sagrado el concepto de la línea de sangre de Jesús y María Magdalena «por casualidad» durante el curso de sus conversaciones con Pierre Plantard, o fue este el propósito del libro desde el principio? Si es este último el caso, ¿tenían Baigent y Leigh conocimiento de alguna información confidencial callada durante mucho tiempo antes de que se pusieran las primeras palabras de El enigma sagrado sobre el papel? Y, si es así, ¿quién estaba realmente dirigiendo a quién... y estamos todavía bien encaminados? 

Basado en el libro: Diccionario del Código Da Vinci de Iker Jimenez

 

Los Secretos del Código Da Vinci


Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas