LA COMMONWEALTH:
Comunidad Británica de las Naciones

 

Construcción del Parlamento
El Big Ben

La Commonwealth:comunidad británica de las naciones El Reloj Big Ben

 

 

 

 

Revolución Francesa

Revolución Industrial

Gloriosa Revolución

Revoluciones Burguesas

Parlamento Inglés


La British Commonwealth of Nations (Comunidad Británica de Naciones) fue la evolución que adoptó el Imperio británico ante las presiones descolonizadoras. Hoy día es una asociación de Estados que mantienen lazos de cooperación. La Commonwealth se ha transformado en una asociación flexible y moderna de gobiernos, organizaciones no gubernamentales y pueblos varios que comparten ideales políticos y valores humanos. Su compromiso es para con la democracia, los derechos humanos y el estado de derecho, además del logro de un desarrollo sostenible.

La Commonwealth:comunidad británica de las naciones El Reloj Big BenEl nombre de Commonwealth originalmente designó a un periodo de la historia inglesa, que corresponde a la primera revolución parlamentaria contra la monarquía Estuardo, y la adopción de una forma de gobierno republicana (1649-60). Pero British Commonwealth of Nations es como se reconoce a la libre asocia

ción de países en defensa de sus intereses que integra al Reino Unido y muchas de sus antiguas colonias y dominios hoy independientes.

Su cabeza es el monarca británico, que algunos miembros reconocen como su jefe de Estado, representado por un gobernador general, y otros simplemente como símbolo de la asociación.

Imagen: Sello de la COMMONWEALTH

El origen de la misma debe trazarse en el siglo XIX, cuando las colonias con su numerosa población blanca desarrollaron una incipiente conciencia nacional y aspiraron a un grado mayor de autonomía, como había sucedido con los Estados Unidos de América a fines del siglo XVIII.

Ante los problemas en Canadá, el Gobierno británico comenzó a conceder el autogobierno a esas provincias (1847), lo que luego Se extendió a Australia (1855-59), Nueva Zelanda (1856) y Sudáfrica (1872-93) En 1867 las provincias de la América del Norte británica se agruparon en el Dominio de Canadá, ejemplo seguido por Australia (1900) y Sudáfrica (1910). En 1907 el Gobierno de Londres reconoció a estos cuatro territorios (incluyendo a Nueva Zelanda su capacidad de autogobierno nacional.

La Primera Guerra Mundial catalizó estas transformaciones, pues la importante contribución de los dominios al esfuerzo bélico se reflejó en su capacidad de decisión en el Gabinete Imperial de Guerra, hasta el punto de que tuvieron representantes en las conferencias de paz de 1919, e incluso recibieron mandatos de la Sociedad de Naciones, como sujetos de pleno derecho internacional.

Parece que el término British Commonwealth of Natíons fue acuñado en 1917 por el general J. C. Smuts, o por L. G. Curtis, hombres que sirvieron en el ejército y a la administración imperial. Curtis fundó la revista Round Table para difundir sus ideas sobre «imperialismo liberal».

Por esta misma época surgió un problema en el mismo corazón del imperio. Desde principios del siglo XX, el movimiento independentista irlandés se había agrupado en torno al partido Sinn Fein, fundado por A. Griffith. En 1916 promoviendo levantamiento en Dublín para proclamar la República que fue duramente reprimido. Aun así, el Sinn Fein obtuvo en las elecciones de 1918 la mayor parte de los escaños reservados a Irlanda en el Parlamento británico. Sus líderes decidieron constituirse en parlamento (Dáil) independiente y formar un gobierno clandestino la tensión política se complicó por las acciones violentas del brazo armado del partido, el IRA, dirigido por M. Collins, que desencadenó el domingo sangriento (21 de noviembre de 1919). En 1921, Collins y Griffith firmaron un tratado con Gran Bretaña por el que irlanda, excepto el Ulster, se convertía en Dominio con Gobierno y Parlamento propios.

A partir de la Primera Guerra Mundial Gran Bretaña mantuvo con sus dominios una serie de reuniones periódicas (Conferencias imperiales) La de 1926 fue especialmente importante, pues en ella se abordaron dos cuestiones clave. Por un lado, se constató la imposibilidad de redactar un texto constitucional válido para todo el imperio, pues se trataba de territorios muy distintos en muchos aspectos. Por otro lado, la cuestión del estatus jurídico de los dominios en relación con la metrópoli fue resuelta con la llamada fórmula Balfour: «Gran Bretaña y los Dominios Son comunidades autónomas dentro del Imperio, iguales en estatus, en modo alguno subordinadas unas a otras en cualquier aspecto de sus asuntos internos o externos aunque unidas por una fidelidad común a la Corona y libremente asociadas como miembros de la British Commonwealth of Nations».

El Estatuto de Westminster (1931) confirmó estos puntos, además de ofrecer a todas las colonias del Imperio la posibilidad de ingresar en la Commonwealth al independizarse y de abandonarla unilateralmente También reconocía la plena autonomía legislativa de los Dominios y su independencia en materia de política exterior. En la mayoría de los casos el mantenimiento de la tradición jurídica (derecho común), administrativa y gubernamental (regímenes parlamentarios) británicas en las antiguas colonias aseguró la cohesión del conjunto y favoreció el entendimiento entre los asociados.

La Segunda Guerra Mundial sirvió para poner a prueba dicha cohesión y resolver cuestión que no se trataron en 1931. Ya en 1933 se abolió el juramento de fidelidad a la corona y en 1937, Eire (Irlanda) se constituyó en República independiente dentro de la Commonwealth. Aunque la comunidad en general apoyó al Gobierno británico durante el conflicto Canadá y Sudáfrica, por ejemplo, declararon la guerra por separado Eire se mantuvo neutral, y el Partido del Congreso de la India también se declaró a favor de la neutralidad aunque su ejército combatió junto a los británicos. La lucha por la libertad y la democracia influyó en el proceso descolonizador iniciado á partir de 1945 e intensificado en la década de los sesenta, con el consiguiente aumento en el número de miembros de la Commonwealth.

La India, por ejemplo, conoció cierto grado de autogobierno desde 1918 pero el Partido del Congreso continuó exigiendo una mayor autonomía. Durante la guerra, Londres ofreció el estatuto de Dominio para asegurarse el apoyo Indio y finalmente, en 1947 se concedió la plena independencia, aunque también se produjo la escisión de Pakistán.

El año 1949 fue clave para la Comunidad de Naciones, que suprimió el adjetivo Británica, aceptando además la salida de Eire y la entrada de la India, también en como República. A partir de ese momento se produjo una avalancha de nuevos miembros asiáticos y africanos hasta configurar los 54 actuales,

Las razones de los nuevos estados independientes para asociarse fueron variadas. Es importante la existencia de algunos lazos «espirituales», ejemplificados en el una de la lengua inglesa y un conjunto de formas de pensar y actuar difundidas entre elites (deportes como el polo, tradiciones como el té de las cinco y los club masculinos, etc.), además de las tradiciones administrativas que ya hemos mencionado Pero esto no debe hacer olvidar la importancia primordial de los intereses económicos.

Desde el siglo XIX, el comercio entre todos estos territorios, y particularmente con la metrópoli, era muy intenso, creando una serie de lazos, preferencias y dependen muy sólidos, reflejadas en el uso común de la libra esterlina.

La Comisión Económica de la Comunidad, creada eh 1925, coordinaba los Intercambios de información y estadísticas económicas y comerciales entre los miembros. La crisis económica mundial de 1929 dio lugar ala aparición de un sistema dé tarifas preferenciales, como la «preferencia imperial» (Acuerdos de Ottawa, 1932), que favorecía el comercio dentro de la comunidad frente a terceros países, a no ser que éstos pertenecieran a la Zona de la Libra, creada en 1931 .

Es preciso tener en cuenta que actualmente la producción de algunas materias primas (té, yute, níquel) está monopolizada por países miembros de la Commonwealth, mientras que en muchas otras también tienen participaciones importan Además, el Reino Unido, Canadá y Australia forman parte del grupo de naciones industrializadas y desarrolladas del mundo.

Institucionalmente, la Commonwealth constituye una asociación bastante informal, hasta el punto de que difícilmente se la puede calificar de organización. No existe una constitución formal, y aparte de la Corona, su otro pilar básico lo constituye el Secretariado, creado en 1965, «símbolo visible del espíritu de cooperación» dividido en tres departamentos: Asuntos Internacionales, Asuntos Económicos y Administración. El Secretariario prepara las conferencias de primeros ministros y también aquellas reuniones sobre temas específicos, además de asesorar a los miembros sobre los distintos campos de cooperación: educativa, deportiva (los Juegos de la Commonwealth son un trasunto de las Olimpiadas), tecnológica, económica política medio ambiental, etc. Los embajadores entre los países miembros reciben el nombre de Altos Comisarios.

La Commonwealth se ha enfrentado a varias crisis a lo largo de su historia provocadas por hechos como la retirada de miembros relevantes (Irlanda en 1949 Sudáfrica en 1961, Pakistán en 1972), la adhesión del Reino Unido a la CEE (1973) organización cuyo control sobre las políticas económicas de los estados miembros en entredicho la «preferencia imperial», la especial dificultad y violencia de algunos procesos descolonizadores (Kenia) o la evolución ‘de los nuevos estados regímenes gremiales (Uganda con Idi Amin), el desacuerdo entre los miembros sobre políticas comunes (sanciones a Sudáfrica), o simplemente el debilitamiento de los intereses comerciales mutuos. A pesar de todo esto, el pragmatismo y la flexibilidad, rasgos con los que fue fundada, han permitido adaptarse y sobrevivir a esta asociación, a la que ya se daba por obsoleta hace decenios.

PAÍSES ACTUALES DE LA COMMONWEALTH

País Ingreso   País Ingreso
Reino Unido 1931   Swazilandia 1968
Canadá 1931   Tanga 1970
Australia 1931   Samoa 1970
Nueva Zelanda 1931   Bangla Desh 1972
India 1947   Bahamas 1973
Pakistán 1989   Granada 1974
Sri Lanka 1948   Papua - Nueva Guinea 1975
Ghana 1957   Seychelles 1976
Malasia 1957   Salomón 1978
Nigeria 1960   Tuvalú 1978
Chipre 1961   Dominica 1978
Sierra Leona 1961   Kiribati 1979
Tanzania 1961   Santa Lucia 1979
Jamaica 1962   San Vicente y Las Granadinas 1979
Trinidad y Tobago 1962   Vanuatu 1980
Uganda 1962   Zimbabwe 1980
Kenia 1963   Belice 1981
Malavi 1966   Antigua y Barbuda 1981
Malta 1964   Maldivas 1982
Zambia 1964   Saint Kitts y Nevis 1983
Gambia 1965   Brunei 1984
Singapur 1965   Namibia 1990
Guyana 1966   Camerún 1995
Bostwana 1966   Mozambique 1995
Lesotho 1966   Fiji 1997
Barbados 1966      
Mauricio 1968      
Nauru 1968      
         

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas