MUERTE DE LA REINA MARÍA ANTONIETA

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA

PERSONAJES, MITOS, ERRORES, SECRETOS Y VERDADES DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD

>Inicio >Historia Universal

Biografía de María Antonieta

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA

 

 

 

 

La Casa Borbón

Formación de Francia

Formación de España

El Derecho Divino

El Absolutismo en Francia El Palacio de Versalles

Luis XVI


Maria Antonieta Reina de Francia Mujer de Luis XVI Decapitada

Día de Acción de Gracias

 

Maria Antonieta Reina de Francia Mujer de Luis XVI Decapitada

Maria Antonieta Reina de Francia Mujer de Luis XVI Decapitada

Revolución
Francesa

 

 

 

I) LUIS XVI, rey de Francia, llevaba quince años de matrimonio con María Antonieta, la cual, siempre estaba dándole la tabarra con la misma historia: «¡Es indignante! Cada persona lleva un pañuelo diferente. ¡Un auténtico caos! Unos son triangulares, otros tienen forma de trapecio, y en una ocasión llegué a ver uno redondo.»

 El rey no podía soportarlo más y, a pesar de que ya se cernía sobre ellos la siniestra sombra de la Bastilla, se dejó llevar y promulgó un decreto indigno de todo un monarca francés, el llamado «decreto del pañuelo», que obligaba a que todos los pañuelos dentro de las fronteras francesas tuvieran idéntica forma: la misma medida de ancho que de largo.

II) En vísperas de la Revolución Francesa la monarquías se encontraba una situación bastante delicada. Su actitud luchadora y su autoritarismo habían minado la popularidad casa real hasta limites insospechados. A ello había contribuido especialmente María Antonieta, la esposa del rey Luis que, quizás por el hecho de ser austriaca (su madre archiduquesa María Teresa), era la que gozaba de peor prestigio.

Precisamente en una época en que el pueblo llano sufría importantes carencias, un ministro se dirigió a la reina para informarle de la delicada situación que atravesaba la humilde población y le explicó que muchas familias ni siquiera tenían un poco de pan que llevarse a la boca. La soberana, sin dudarlo un momento, le aconsejó: «Y si no tienen pan, ¿por que no comen pasteles?».

EL ASUNTO DEL COLLAR
En 1785 estalló el asunto del collar, que sería, según Goethe, el prefacio de la Revolución. En un principio se trataba de una estafa: un gran señor, el cardenal de Roñan, distanciado de la reina, se dejó convencer por cierta Hádame de la Motte-Valois que María Antonieta ya no estaba resentida con él, y que ella necesitaba comprar, por su intermedio, un suntuoso collar de diamantes, cuyo valor era de 1.600.000 libras.

Desde luego, el collar no llegó nunca a manos de la reina, y los joyeros nunca recibieron su pago. Este caso selló definitivamente la imagen de la reina ante la opinión pública, y la caracterizó por el desenfreno con que dilapidaba el dinero de la realeza para satisfacer sus placeres. María Antonieta demostró una gran imprudencia al ordenar el arresto de Rohan y un proceso público que aumentó el descrédito de la monarquía.

Así rezaba un panfleto de la época:

Ávida, derrochadora, manipuladora, extranjera, corrupta, la reina ocupó un lugar entre las grandes malhechoras de la historia: «Más malvada que Agripina, cuyos crímenes fueron inauditos, / más lujuriosa que Mesalina, / más cruel que los Médicis» rezaban los panfletos que circulaban sobre «la Austríaca». Aunque a veces sufría a causa de ellos, se negó a tomar en cuenta las críticas: su deseo sincero de ser una mujer y no sólo una reina minaba los valores monárquicos. Pretendía hacer de rey, pero era incapaz de hacer de reina.


MARÍA ANTONIETA CONTRA LA REVOLUCIÓN
Desde el principio, la reina fue hostil a todo compromiso con las causas revolucionarias. Ante la constitución de los diputados del tercer estado en la Asamblea nacional, el 17 de junio de 1789, preconizó el envío de tropas.

Multiplicó las maniobras ante el rey para que él optara por la firmeza, y por ello naturalmente fue acusada de estar en el centro del complot aristocrático y austríaco. En el fondo, se opuso a toda reforma de la monarquía, escogió actuar como si nada hubiese cambiado y despreció a la multitud y a Mirabeau, con quien se reunía en secreto.

Con la ayuda del sueco Axel de Fersen, con el que indudablemente sostuvo una relación amorosa, María Antonieta preparó la huida de la familia real, que fracasó con el arresto en Varennes. Sin embargo, en el período agitado que siguió, reveló cierta grandeza de reina, acorde con la idea que ella tenía de la monarquía.

Por último, reconciliada con su función, desplegó todos los rasgos del heroísmo familiar y cristiano al replicar el espíritu de sacrificio de Luis XVI. En su proceso, del 14 al 16 de octubre de 1793, surgieron las acusaciones habituales, además de otras de incesto completamente montadas. Fue guillotinada el 16 de octubre, fecha a partir de la cual su leyenda se puso en marcha.

 

 

 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas