Creación Virreinato del Río de la Plata

PRIMEROS EXPLORADORES DE AMÉRICA EN BUSCA DE NUEVAS RUTAS COMERCIALES

>Inicio >Historia Moderna >Los Viajes de Colón

Autoridades del virreinato del Rio de la Plata Creacion Virreinato

 

 

 

Primeras Exploraciones Los Viajes de Colón Indígenas en América Expediciones de Gaboto Pedro de Mendoza y Bs.As. El Virreinato del Río de la Plata

DESCUBRIMIENTO, CONQUISTA Y COLONIZACIÓN.
VIRREINATO DEL Río DE LA PLATA

EL rey Carlos III, por Real Cédula del 1? de agosto de 1776, creó el virreinato del Río de la Plata con carácter provisional, y definitivamente el 27 de octubre de 1777.

CREACIÓN DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA

CAUSAS DE
LA CREACIÓN

 INTERNAS

1

Crecimiento de la población. — La gran importancia de estas regiones se reflejó en el aumento de la población: llegó a 600.000 habitantes para todo el virreinato.

 

2

Comercio e industrias. — La ganadería y la agricultura, con su desarrollo extraordinario, produjeron un gran comercio legal y de contrabando

3

Problemas administrativos y judiciales. — La distancia enorme a que se encontraban las autoridades civiles y judiciales hacía necesaria la creación de un organismo autónomo.

EXTERNAS

Incursiones de los ingleses y franceses en la Patagonia.
Pretensiones portuguesas sobre el Río de la Plata.


Río de la Plata ocupaba los territorios de la República Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia, los estados brasileños de Río Grande y Santa Catalina y la parte de Chile comprendida entre los paralelos 21° y 26°.


En el año 1782 se dividió el vastísimo territorio del virreinato en ocho intendencias o gobernaciones y cuatro provincias subordinadas.

Intendencias: La Paz, Cochabamba, Chuquísaca, Potosí, Paraguay, Salta del Tucumán, Córdoba del Tucumán y Buenos Aires. Provincias subordinadas: Moxos, Chiquitos, Misiones y la Banda Oriental.

LAS AUTORIDADES DE LA ÉPOCA HISPÁNICA
Las autoridades que en la época hispánica gobernaban América residían unas en la península y otras en el nuevo continente.

Autoridades residentes en la península. — Eran las que tenían su residencia en España: el Rey, el Consejo de Indias y la Casa de Contratación.

El Rey. — Era la autoridad máxima y suprema. Su voluntad era irrevocable. Designaba los virreyes y capitanes generales.

Consejo de Indias. — Dictaba las leyes de Indias. Era la autoridad suprema después del rey en todos los asuntos derivados del gobierno de América. Proponía al rey las personas que ocuparían los cargo*1. Fue el más alto tribunal de justicia y sólo se podía apelar a él en casos de suma importancia, es decir, en aquellos en que el monto del valor en litigio fuera mayor de 6.000 pesos fuertes.

Casa de Contratación. — Entendía todo lo referente al comercio con las colonias, siendo un tribunal mercantil. Fijaba la naturaleza de los productos de importación y exportación y regulaba los precios.

Autoridades residentes en América. — Virreyes y capitanes generales. Eran las autoridades superiores designadas directamente por el rey para que lo representasen en sus respectivas jurisdicciones. Tenían a su cargo el poder ejecutivo, el mando supremo militar, la facultad de nombrar los gobernadores y ejercer el vicepatronato (designar los titulares en algunos cargos eclesiásticos y presidir las audiencias). Estaban sujetos al término de su mandato al "juicio de residencia", que consistía en investigar los actos del gobernante, siendo el Consejo de Indias el encargado de determinar el fallo. También estaban sujetos a este juicio los gobernadores.

Audiencias. — Fueron los más altos tribunales de justicia. Sus fallos eran inapelables y sólo se podía recurrir al Consejo de Indias en las casos extremos. Tenían funciones ejecutivas, pues sustituían al virrey en caso de ausencia o muerte. Sus componentes, llamados "oidores", eran designados por él rey y se les hacía juicio de residencia.

Consulados. — Eran tribunales mercantiles y a la vez juntas encargadas de fomentar la industria y el comercio. Sus miembros fueron elegidos por el rey y más tarde por elección de los comerciantes de América.

Cabildos. — Eran autoridades municipales encargadas de los asuntos edilicios y administrativos, de la higiene, abastecimiento, policía, educación, servicios públicos, etc., de la ciudad. Tenían dos funciones extraordinarias: la de asumir el gobierno al producirse la acefalía de los cargos de virrey, capitán general o gobernador, y la de liberar los asuntos de suma importancia, al declararse "cabildo abierto".

En estos casos concurrían a las sesiones los miembros ordinarios y los vecinos más caracterizados. Los miembros del cabildo (regidores o cabildantes) eran elegidos popularmente la primera vez, luego designados por el cabildante saliente, y también por compra del cargo en pública subasta.

Los Virreyes

La Iglesia Colonial

Creación del Virreinato

Organización del Virreinato

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas