VALOR HUMANO:LA DOCILIDAD

Los Valores Humanos: Docilidad

>Inicio >Temas Sugeridos

Valores Humanos Docilidad

 

 

 

 

Sensibilidad

Responsabilidad

Superación

Alegría Autodominio Docilidad Paciencia La Solidaridad

Docilidad:

Ver Todos Los Valores Humanos

Se define como aquel valor que nos hace conscientes de la necesidad de recibir dirección y ayuda en todos los aspectos de nuestra vida. Es decir, nos hace tener la suficiente humildad y capacidad para considerar y aprovechar la experiencia y conocimientos que los demás tienen.

En este sentido nos disponemos a escuchar con calma y atención; considerando con mayor detenimiento las sugerencias que nos hacen, logrando así tomar decisiones mucho más serenas y prudentes, teniendo como base aquella información recibida.
Aquí la docilidad determina y ayuda a que seamos personas más sencillas.

Usualmente, intentamos solucionar, decidir y ejecutar todo según nuestros criterios, pensando pocas veces de nuestra vida en las necesidades que realmente tienen los demás. Sin embargo, esto no quita que acertemos con la decisión adoptada, pero muchas veces fracasamos y erramos, debido a que consideramos como inútiles los consejos recibidos de aquellos que nos rodean.

Una cuestión a tener en cuenta es que la docilidad, no nos convierte en personas inútiles, dependientes, faltos de carácter y de decisión. Sino lo contrario, alguien que quiera mejorarse en diversos aspectos deja de lado un sentimiento muy común en nosotros: la superioridad, para adentrarse en la ayuda y la guía del que consideremos subjetivamente el más propio para tal opinión; por ejemplo elegimos acorde a criterios como la edad, posición profesional, grado de amistad y mutua simpatía. Sin embargo, rara vez alguien cuenta con nuestras expectativas, ya que deseamos que este sea dúctil con nuestro modo de ser y a nuestro gusto.

A tal punto que solo vemos las críticas, molestias y envidias detrás de las recomendaciones que se hacen respeto a nuestra conducta, trabajo y personalidad, todo ello debido a la falta de carácter que poseemos. Tal es así, que advertir en cada situación una oportunidad de mejora personal o de beneficio para los demás, es un efecto fundamental de la docilidad.

La existencia de personas con habilidades y experiencias personales, nos aconsejarán sobre nuestros defectos y errores, pero con la finalidad de mejorar todos los sentidos de nuestra vida personal. En pocas palabras, la docilidad pretende cambios y buena voluntad y disposición personal para lograr un beneficio mutuo.
Si somos personas que rechazamos ideas y opiniones por propia necedad, es decir que nuestro criterio está por encima de todo, lo único que logramos es mostrar resistencia y poca apertura a todo aquello que este directamente vinculado al cambio.

Ojo, cualquier persona, en algún momento y lugar menos esperado puede ser el que nos proveerá de un buen consejo y sugerencia; ya que la vida misma nos invita a descubrir a cada instante las oportunidades para ser mejores en ella.

Para ello, en los siguientes apartados te ayudaremos a ser más dóciles:
• Piensa y reflexiona, que las personas que más te exigen, es porque te estiman o cumplen con su obligación. Esto puede ser en tu casa, escuela o trabajo.

• Necesariamente, no siempre te agradará lo que te sugieren, pero aprende a considerarlos. Y trata de disponerte de manera positiva con tus acciones.

• Respeta y sigue las indicaciones recibidas, luego podrás hacer con ellas las observaciones convenientes.

• Siempre y cuando el consejo recibido, y en cualquier ámbito sea bueno, haz el propósito de mejorar en ese punto que más te insisten.

• Finalmente, recuerda que los que suplican en orientarte, tienen buena intención en ti, por ello evita criticarlos.

Ahora bien, ustedes se preguntaran: ¿Cuáles son los beneficios personales que obtengo de ser dócil?... y yo les respondo: “muchos”. Por ejemplo: nuestra obediencia colaborará gustosamente para alcanzar objetivos personales o en conjunto, incrementaremos de esta manera la capacidad de adaptación a las exigencias presentadas, maduraremos para evitar ser nuestros propios jueces, tendremos mayor respeto y consideración por las personas. Pero sobre todas las cosas, seremos felices, poniéndonos en manos de los demás y generando así, una mayor confianza.

LA DOCILIDAD  

 

 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas