LA ECONOMÍA DE UN PAÍS

EL SECTOR PRIMARIO: LOS RECURSOS Y BIENES CON QUE CUENTA UN PAÍS PARA SU POLÍTICA ECONÓMICA

LOS RECURSOS Y BIENES CON QUE CUENTA UN PAÍS PARA SU POLÍTICA ECONÓMICA

 

 

 

 

Ver: Economías Mundiales



El Sector Secundario

Historia Económica de Latinoamérica

El Nazismo y Fascismo

Conceptos de Economía

 Ampliar el Tema


Al hablar de la economía de un país, nos referimos a los recursos que tiene ese país, a los bienes que produce, a los métodos de producción que emplea y al destino final de los bienes producidos. También designamos con el término economía las políticas económicas de los gobiernos, que intervienen, en mayor o menor medida, a la hora de establecer los sistemas productivos de un país, de fijar precios y salarios, de recaudar impuestos, de establecer ventajas o limitaciones, etc. El Estado, por ejemplo, puede crear y dirigir sus propias empresas, limitar la producción de un bien y fomentar la de otro, conceder ventajas para el establecimiento de industrias en una determinada región, conceder exenciones o ventajas fiscales.

Para estudiar metódicamente los bienes que produce un país, se suele dividir la economía en tres sectores:

—El sector primario, que abarca la agricultura, la ganadería, la pesca y la explotación forestal; esta última consiste en el aprovechamiento económico de los bosques para la obtención de madera, pasta de papel y algunas otras sustancias como resinas y caucho.

—El sector secundario, que engloba la minería y la industria.

—El sector terciario, que agrupa todas las demás actividades necesarias para el desarrollo de una sociedad: comercio, finanzas, transportes, turismo, enseñanza, sanidad, deportes, espectáculos, etc., consideradas desde un punto de vista económico, es decir, como productoras de riqueza.

Comprende las actividades que se realizan en contacto directo con la naturaleza y se caracteriza por dedicarse directamente a la producción de bienes, sin someterlos a ningún proceso de transformación. 

EL SECTOR PRIMARIO:
LA AGRICULTURA
 

La agricultura es el arte de cultivar la tierra. Engloba, por tanto, todas las acciones necesarias para convertir el medio natural en terreno apto para el crecimiento de los productos de cultivo y todas las actividades necesarias para el desarrollo óptimo y la recolección de dichos productos.

La agricultura comenzó en el Oriente Próximo durante la Prehistoria, en el período llamado Neolítico, hace unos 11.000 años, cuando los hombres aprendieron a cultivar la tierra, para obtener así productos alimenticios sin tener que trasladarse de unos lugares a otros. Hasta entonces, el hombre prehistórico había vivido de la caza, de la pesca y de la recolección de frutos, raíces y semillas.

Al ser una actividad que se desarrolla generalmente al aire libre, la agricultura depende en gran medida del clima, de los suelos y del relieve. El clima puede hacer imposible la agricultura, como por ejemplo en los desiertos por exceso de aridez y en las regiones polares por exceso de frío, pero influye sobre todo en el tipo de cultivos: no se pueden cultivar los mismos vegetales en una zona tropical que en una zona templada.

También los suelos deben reunir determinadas cualidades para que puedan crecer en ellos las plantas; en primer lugar, deben tener un grado adecuado de humedad, ni demasiado alto ni demasiado bajo, porque las plantas se alimentan absorbiendo agua del suelo; en segundo tienen que tener determinadas sustancias minerales, como nitrógeno, fósforo  potasio y calcio, necesarias para la vida de os vegetales. En algunos suelos, como los pantanosos, los excesivamente pedregosos o los muy finos, la agricultura es posible.

El relieve condiciona mucho la agria porque sólo los suelos bastante son aptos para el cultivo. En cambio , es muy difícil llevar a cabo las tarea agrícolas en las vertientes de las montañas o en los terrenos demasiado accidentado. Aunque también puede ocurrir que las zonas excesivamente llanas se encharquen tras las lluvias, lo que imposibilita los cultivos.

Desde tiempos  muy remotos, en su afán la extensión de los terrenos nombre ha luchado contra todos estos inconvenientes y en algunos lo ha vencido: por ejemplo, construyendo invernaderos para proteger algunas plantas de los rigores del clima, aumentando la fertilidad del suelo por medio de abonos construyendo canales de desagüe para secar las zonas encharcadas y pantanosas y disponiendo las vertientes de las montañas en terrazas para poder cultivarlas.

Además para  mantener la fertilidad de  los suelos , el hombre ha recurrido desde antiguo a dos sistemas: el barbecho y la rotación de cultivos. El barbecho consiste en dejar descansar la tierra para que esta  recupere las sustancias nutritivas que pierde cuando está cultivada. El barbecho más frecuente, que cultiva la tierra un año y la deja reposar al siguiente, se denomina de año y vez. La rotación de cultivos consiste en alternar determinados cultivos en un mismo campo, para que unos le aporten al suelo lo que los otros le quitan. Existen muchos tipos de rotación de cultivos; uno de los más corrientes es el que alterna un cereal con patatas y plantas forrajeras (alfalfa, trébol, remolacha). 

En la actualidad, estos sistemas se siguen utilizando en algunos lugares, pero en muchos otros se puede prescindir de ellos gracias a los abonos y fertilizantes químicos, que le proporcionan al suelo todas las sustancias necesarias.

En su lucha contra el medio ambiente, el hombre ha obtenido sus mayores victorias por medio del regadío, que permite convertir en cultivables tierras que de otro modo serían infértiles a causa de la aridez del clima. Se distingue así entre agricultura de secano, en la que toda el agua que reciben las plantas procede de las lluvias, y agricultura de regadío, en la que el hombre aporta agua artificialmente a los cultivos. En la agricultura de regadío, el riego puede ser por inundación: inundando campos ya sembrados (se utiliza, por ejemplo, en los arrozales); por infiltración: haciendo llegar el agua a los campos por medio de canales, acequias y surcos; y por aspersión: echando agua desde arriba como si se tratara de gotas de lluvia. Esta última se lleva a cabo con unos aparatos especiales y tiene la ventaja de que limpia las plantas, lo que les permite respirar mejor.

Con el regadío se pueden cultivar los campos a lo largo de todo el año, incluso en las estaciones secas, y obtener más de una cosecha al año.

La agricultura puede ser también extensiva o intensiva. La agricultura extensiva es aquella que se realiza sobre una gran superficie de terreno, con pocos trabajadores y una sola cosecha al año. Es típica, por ejemplo, de las grandes llanuras de América del Norte, donde se cultiva un solo producto con una mecanización máxima de las tareas agrícolas.

Aunque obtiene un bajo rendimiento por hectárea, normalmente proporciona grandes beneficios económicos. La agricultura intensiva es la que se lleva a cabo con mucha mano de obra y trabajando constantemente la tierra, sin dejarla descansar, para obtener dos y hasta tres cosechas al año. Suele practicarse en parcelas pequeñas y es típica de las zonas muy pobladas de Europa y Asia. Cuando en una región se cultiva un solo producto, se habla de monocultivo y cuando se cultivan varios productos al mismo tiempo, se denomina policultivo.

También se puede distinguir entre agricultura de subsistencia y agricultura comercial. La agricultura de subsistencia, propia de los países poco desarrollados, es la que se destina en su totalidad a la alimentación de los agricultores y de sus familias, sin que le sobren excedentes para el mercado. La agricultura comercial, propia de los países desarrollados, es la que se orienta casi exclusivamente a la venta de sus productos en el mercado tanto nacional como internacional. La primera suele usar técnicas y métodos muy rudimentarios, mientras que la segunda aplica todos los recursos modernos de maquinaria, abonos, fumigadores, etcétera.

Los principales productos agrícolas son: los cereales (trigo, maíz, arroz, cebada, avena, mijo, sorgo), las plantas oleaginosas (girasol, colza, soja), las plantas textiles (algodón, lino, cáñamo, yute), las plantas comerciales (café, cacao, caña de azúcar, tabaco), las plantas forrajeras (alfalfa, trébol, remolacha), los tubérculos (patata, chufa), las plantas hortícola (verduras, hortalizas, leguminosas) y los frutales.

LA GANADERÍA: 

Al igual que la agricultura, la ganadería comenzó en el Neolítico, cuando el hombre aprendió a domesticar animales y a criarlos en cautividad para obtener de ellos alimentos (carne, leche, huevos) y otros productos útiles como el cuero y la lana. Simultáneamente, los hombres aprendieron también a usar a los animales como fuerza de tiro y como medio de transporte. Desde entonces, la ganadería ha progresado mucho, sobre todo por medio de la selección de razas, que permite escoger para la crianza los animales mejor dotados.

En las distintas regiones del mundo, el hombre ha elegido siempre para criar aquellos animales que mejor se adaptaban al medio ambiente. Por ello, en las regiones húmedas y templadas se crían vacas, mientras que en las zonas más secas abundan las ovejas y las cabras. En regiones húmedas de América del Sur se crían también rebaños de llamas y alpacas. La ganadería se practica en algunos lugares como complemento de la agricultura, pero hay zonas en las que se da por separado, por ejemplo en la Patagonia (Argentina).

Como la agricultura, también la ganadería puede ser extensiva o intensiva. Hablamos de ganadería extensiva cuando los animales pacen libremente en grandes extensiones de terreno y están al cuidado de pocos hombres. La ganadería intensiva es la que se lleva a cabo en pequeñas extensiones de terreno y, sobre todo, en granjas, donde los animales viven siempre a cubierto y donde son alimentados con piensos compuestos para que se desarrollen rápidamente y produzcan gran cantidad de carne, leche o huevos. Existen granjas avícolas, en las que se crían aves de corral, porcinas, en las que se crían cerdos, y de vacunos, en las que se crían terneros y vacas. Estas últimas normalmente se especializan en la producción de leche o de carne. Las ovejas y las cabras no suelen criarse en granjas. La ganadería vacuna tiene una gran importancia en Argentina, Uruguay, el sur de Brasil, Estados Unidos, Holanda y Dinamarca. La ganadería ovina es importante en Australia, en los países mediterráneos y en algunas zonas del interior de Asia. La ganadería porcuna y la avicultura están desarrolladas prácticamente en todo el mundo, aunque la crianza de estos animales puede variar mucho de unos países a otros.  

LA PESCA:
El pescado es uno de los principales alimentos del ser humano, que en algunos países, como China y Japón, llega a ser incluso más importante que la carne. Esta importancia se refleja en que son muchos los hombres que en todo el mundo se dedican a actividades pesqueras, tanto a capturar a los peces como a conservarlos por medio de la congelación y de otras técnicas.

La pesca puede ser de bajura y de altura. La pesca de bajura es la que se realiza cerca de las costas; normalmente los pescadores salen por la mañana temprano del puerto y vuelven a él al atardecer para descargar y subastar las capturas. Este tipo de pesca puede llevarse a cabo con barcos relativamente sencillos y poco equipados. La pesca de altura es la que tiene lugar en alta mar; los barcos, mas grandes y mejor equipados, permanecen en el mar uno o varios meses y viajan, a veces, hasta zonas muy alejadas de sus puertos de origen.

Los lugares en los que más abunda la pesca son las plataformas continentales y los sectores de los océanos donde las aguas están frías. Por eso, entre las principales zonas pesqueras del mundo se encuentran las bañadas por corriente marinas frías, como las costas del Perú. Terranova (Canadá) y las costas del Sahara (África). También es muy abundante la pesca en el mar del Norte (Europa), en el mar del Japón (Asia), los alrededores de Islandia y en los mares del sur (Argentina). 

El aumento de la pesca a lo largo del siglo XX  ha sido tan espectacular que mucho países se han visto obligados a limitar las capturas para evitar la extinción de algunas especies, como la ballena, particularmente amenazada por el peligro de la desaparición. 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas