El Sector Secundario en la economía de un país

LOS RECURSOS Y BIENES CON QUE CUENTA UN PAÍS PARA SU POLÍTICA ECONÓMICA

LOS RECURSOS Y BIENES CON QUE CUENTA UN PAÍS PARA SU POLÍTICA ECONÓMICA

 

 

 

 

Ver: Economías Mundiales



El Sector Primario

El Sector Terciario

Historia Económica de Latinoamérica

El Nazismo y Fascismo

Conceptos de Economía

Ampliar  Este Tema


Al hablar de la economía de un país, nos referimos a los recursos que tiene ese país, a los bienes que produce, a los métodos de producción que emplea y al destino final de los bienes producidos. También designamos con el término economía las políticas económicas de los gobiernos, que intervienen, en mayor o menor medida, a la hora de establecer los sistemas productivos de un país, de fijar precios y salarios, de recaudar impuestos, de establecer ventajas o limitaciones, etc. El Estado, por ejemplo, puede crear y dirigir sus propias empresas, limitar la producción de un bien y fomentar la de otro, conceder ventajas para el establecimiento de industrias en una determinada región, conceder exenciones o ventajas fiscales.

Para estudiar metódicamente los bienes que produce un país, se suele dividir la economía en tres sectores:

—El sector primario, que abarca la agricultura, la ganadería, la pesca y la explotación forestal; esta última consiste en el aprovechamiento económico de los bosques para la obtención de madera, pasta de papel y algunas otras sustancias como resinas y caucho.

—El sector secundario, que engloba la minería y la industria.

—El sector terciario, que agrupa todas las demás actividades necesarias para el desarrollo de una sociedad: comercio, finanzas, transportes, turismo, enseñanza, sanidad, deportes, espectáculos, etc., consideradas desde un punto de vista económico, es decir, como productoras de riqueza.

EL SECTOR SECUNDARIO 
LA INDUSTRIA:
 

La industria es un sector económico que, en sentido estricto, no apareció hasta el último tercio del s. XVIII, cuando tuvo lugar

en Inglaterra el complejo proceso conocido con el nombre de Revolución Industrial. Este proceso se caracteriza por la invención de las máquinas, sobre todo de la máquina de vapor, la aparición de las fábricas y la invención de nuevas tecnologías como las del pudelado y el convertidor Bessemer. También tuvo lugar por entonces la aparición del ferrocarril y un siglo más tarde, la de los motores primero de gas y luego de explosión; con la aparición de los motores de explosión se empezó a utilizar cada vez más el llamado «oro negro», el petróleo. 

A fines del s. XVIII fue cuando la industria empezó a ser lo que es ahora: un proceso que tiene lugar en grandes fábricas, donde multitud de obreros realizan un trabajo en cadena para producir objetos en serie, es decir, idénticos los unos a los otros.

Con anterioridad a la Revolución Industrial, más que de industria hay que hablar de artesanía: método de elaboración de productos en el que intervienen una o pocas personas, que trabajan en su casa o en un sencillo taller y que realizan el trabajo con sus manos o con herramientas sencillas. Entre los artesanos que más vieron desarrollarse su actividad a lo largo de la historia están los herreros, los tejedores, los sastres, los zapateros, los joyeros, los impresores, los constructores de barcos, etc. En nuestros días, la actividad artesanal no ha desaparecido del todo, pero en la mayoría de las actividades se ha introducido el uso de las máquinas, lo que les da un carácter más industrial que artesanal. Sólo en los países en vías de desarrollo la artesanía desempeña todavía un papel importante.

Las industrias modernas se dividen en básicas o pesadas y de transformación o ligeras. Llamamos industrias básicas a las que fabrican productos que servirán de materias primas para otras industrias. La más importante es la industria siderúrgica, que se dedica a la producción de hierro y acero. También pertenecen a este grupo la metalurgia pesada o industrias metalúrgicas de base, que son las especializadas en la obtención de metales distintos del hierro y el acero, y la química pesada o industrias químicas de base, que utilizan materias primas como el carbón, el petróleo, la pirita y la sal para obtener productos como el benzol, el ácido sulfúrico, la sosa, el nitrógeno y otros muchos, que después se emplean para la fabricación de bienes de consumo.

A diferencia de las industrias básicas, las industrias de transformación fabrican productos acabados, que ya no requieren ninguna transformación posterior; pueden ser piezas sueltas destinadas al montaje en bienes más complejos o productos totalmente preparados para su uso por el consumidor final. La rama más importante dentro de este grupo es la metalurgia ligera o industria metalúrgica de transformación, que fabrica desde grandes máquinas, como locomotoras, camiones, barcos, grúas, telares, etc., hasta utensilios de cocina (cuchillos, sartenes, cacerolas), pasando por electrodomésticos y armamento. Dentro de este gran grupo de la metalurgia de transformación se distinguen numerosos sectores industriales, como la industria aeronáutica, la naval, la automovilística, la de bienes de equipo, etc.

Otro grupo importante es el de la industria química ligera, que elabora los productos que le proporciona la química de base para convertirlos en plásticos, abonos, jabones y detergentes, perfumes, tintes, fibras sintéticas, material fotográfico, productos farmacéuticos, etc. Dentro de la industria química se distinguen algunos sectores importantes, como la industria del plástico y la industria farmacéutica. También son industrias de transformación la textil, que abarca todo el proceso de fabricación de tejidos y prendas de vestir, la alimentaria, que engloba a todas las industrias que elaboran productos alimenticios y bebidas, la del cuero y el calzado, la del cemento, la papelera y la industria de tecnología punta, que incluye la electrónica, la informática, la óptica y la relojera.

Las fábricas, o centros donde tiene lugar el proceso industrial, pueden pertenecer a uno o varios individuos, a muchos individuos agrupados en sociedades, o al Estado. En los dos primeros casos se habla de industria privada, en el último caso se habla de industria pública o estatal. En todos los países del mundo existen industrias de los dos tipos, con excepción de los países comunistas, como Cuba o China, donde sólo existen industrias públicas, porque todas las fábricas son propiedad del Estado. 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas