LUCHA ENTRE GLADIADORES, en el coliseo romano

LAS LUCHAS POR LA VIDA EN EL COLISEO ROMANO: "PAN Y CIRCO"

>Inicio >Historia Antigua >Roma Antigua

Las Nuevas Siete
Maravillas Del

Mundo Moderno

 

 

 

 

La Vida en Roma

La Vida En Grecia

El Coliseo Romano

Grandes Obras Romanas

Legado Romano


Coliseo Romano Ciudad Persa de Susa Termas de Caracalla Los Gladiadores

LOS ESPECTÁCULOS DE GLADIADORES

Estos espectáculos eran parte integral de la sociedad romana. Se llevaban a cabo en los anfiteatros, y el primero de los cuales que fue permanente se construyó en Roma en el año 29 a. de C. Quizá el más famoso fue el anfiteatro flaviano conocido como el Coliseo, construido en Roma bajo el gobierno de Vespasiano y su hijo Tito, y cuya capacidad era de 50 000 espectadores.

Los anfiteatros no se limitaron a la ciudad de Roma, sino que se construyeron por todo el imperio. Diferían mucho en tamaño y, sobre todo, en capacidad, pues variaba de unos miles hasta decenas de miles. Se pusieron en juego considerables recursos e ingenio en su construcción, sobre todo en dispositivos relacionados con el traslado eficiente de las bestia rajes a la arena.

En la mayor parte de las ciudades y de las villas anfiteatros llegaron a ser los edificios más imponentes, rivalizando solo  con los circos para carreras y los baños públicos. Como veremos repetidamente en el curso de la civilización occidental, la forma en que una sociedad invierte su dinero da una idea de sus prioridades do que el anfiteatro fue el emplazamiento principal para los juegos de gladiadores, es justo decir que las matanzas públicas constituyeron un elemento primordial de la cultura romana.

Los juegos de gladiadores se llevaban a cabo desde el amanecer hasta el anochecer. Sus principales atracciones eran los combates muerte entre luchadores entrenados. La mayoría de gladiadores eran esclavos o criminales condenados, aunque algunos hombres eran seducidos por la esperanza de obtener popularidad y el patrocinio de ricos partidarios participaban voluntariamente. Ellos recibían entrenamiento para el combate en escuelas especiales de gladiadores.

 

Interior del Coliseo de Roma. El Coliseo fue un gran anfiteatro que se construyó bajo el gobierno del emperador Vespasiano y de su hijo Tito. Dichos anfiteatros, donde luchaban los gladiadores, se construyeron por todo el imperio. Variaban en dimensiones; éste fue el más grande.

Los juegos de gladiadores incluían igualmente otra forma de diversión. Criminales de todas las edades y de uno u otro sexo eran lanzados a la arena sin armas a enfrentar una muerte inevitable por e de animales salvajes capaces de hacerlos pedazos. También se llevaban a cabo distintos retos entre animales; se hacía pelear entre sí distintas bestias salvajes, por ejemplo, búfalos contra osos; se montaban cacerías en las que los hombres disparaban sin riesgos desde las con barrotes de acero; además, los gladiadores luchaban en arena contra toros, tigres y leones. Según se dice, se mataron cinco mil bestias en un solo día de juegos, en el año 80 d. de C., cuando el emperador Tito inauguró el Coliseo. Se invirtieron enormes recuren la captura y traslado de animales salvajes para las matanzas; asimismo, en diversas partes del imperio, especies completas se caza hasta su extinción.

Estos espectáculos sanguinarios fueron muy populares entre pueblo romano. El historiador romano Tácito dijo: “En verdad, pocos los que hablan de otros asuntos en sus casas, y siempre que entra en un salón de clases, no hay otro tema de conversación entre los jóvenes" Pero las luchas de gladiadores también sirvieron para un propósito que iba más allá del entretenimiento.

Al igual que las otras formas de entretenimiento público, cumplían con una función tanto social como política. Ciertamente, los juegos servían para distraer a las masas desocupadas de cualquier descontento político. Se dice que el emperador Trajano comprendía que, aunque la distribución de grano y de dinero satisfacía al individuo, los espectáculos resultaban necesarios para “complacer a las masas".

UN DÍA EN LA VIDA DEL GLADIADOR
Guardias de seguridad despiertan a Flavius, un gladiador de la escuela imperial en la Roma del emperador Trajano, que se reúne con sus camaradas en el patio central para pasar lista. Luego de recibir su desayuno de pan de cebada y queso de cabra, se reporta a la armería, donde recibe un escudo, un casco, grebas de cuero (espinilleras) y ligeras armas de acero para prácticas.

El entrenamiento se realiza en la arena de la escuela, bajo el ojo avizor del instructor en jefe, un sólido ex gladiador surcado de cicatrices, vencedor de varios torneos. Su trabajo es asegurarse de que Flavius y sus camaradas son lo suficientemente rudos como para satisfacer al emperador y al público de la arena. El instructor presta la mayor atención a los mejores gladiadores: son las estrellas de la arena. Los graffiti en las paredes de Pompeya revelan que un gladiador traciano, llamado Celadus, era el héroe local que hacía suspirar a las jóvenes.

Bajo el sol matinal, Flavius suda y maldice mientras practica las artes de parar golpes, atacar, responder y fintar. Su vida depende de su habilidad y sus reflejos; soporta estoicamente el entrenamiento. A mediodía, hay una pausa para el almuerzo y la siesta. Más tarde, Flavius se baña y se afeita en la barbería de la escuela. Luego asiste al entrenamiento físico, que incluye levantamiento de pesas para afinar los músculos. Luego va a cenar. Al oscurecer, regresa a su celda, U vigilado por los guardias. Mañana, Flavius enfrentará el baño de sangre en la arena.

Fuente Consultada: Civilizaciones de Occidente Tomo A



Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas