Globalización y Neoliberalismo: Desigualdades

EL AUMENTO DE DESIGUALDADES

>Inicio >Historia Contemporánea >Hacia La Globalización

EL AUMENTO DE DESIGUALDADES

 

 

 

 

El Desempleo

La Desnutrición

La Mujer

La Educación

Más Pobreza Mundial

Hambre Mundial

Las Desigualdades La Integración Económica La Globalización Diferencias entre Países

EL AUMENTO DE LAS DESIGUALDADES:
RELACIÓN NORTE-SUR
:

Debemos aclarar que los conceptos sobre la relación Norte-Sur necesitan un abordaje diferente al de “países desarrollados” (norte) y “subdesarrollados o en vías de desarrollo” (sur). Hacerlo de la manera tradicional y “desarrollista” nos lleva a la concepción de una historia lineal. Por lo tanto debemos utilizar categorías diferentes como países centrales y países periféricos.

Lo cual se comprendería de la siguiente manera: La pobreza condena a los países periféricos porque no hay una única “vía” al desarrollo en la que los países más “desarrollados” sólo van adelante y los otros, los que están “en vías de desarrollo”, ya los alcanzarán pues se encuentran en la misma “vía”, la única. Esta es una falacia.

Si hay una “única vía de desarrollo” la historia es lineal y lleva a un futuro de plenitud para todos. Pero no, no existe esa “vía”. Los países “en vía de desarrollo” van por otra “vía”. De aquí que la separación de las dos “vías” se continúe ampliando de un modo ya apocalíptico, sobre todo si pensamos en África, India o los invadidos, misileados países islámicos.

La periferia no tiene “tren de la historia”. Ni tiene “vía” a la cual pueda incorporarse. Ninguna de sus posibles “vías” es la “vía” por la que transitan las potencias centrales. Ahora, podemos seguir adelante analizando los diversos hechos que condicionaron la relación norte-sur en los últimos años.

Durante los años de crecimiento económico sostenido (1950-1973), la diferencia entre los países centrales (norte) y los periféricos (sur), aumentó. Pero durante los 60, la instalación de industrias multinacionales en América latina y Asia, buscando mano de obra barata y transfiriendo tecnología en desuso, permitieron a algunos países un relativo crecimiento y una cierta industrialización.

A pesar de las crisis y los cambios de modelos económicos, durante los años 80 y 90, el norte, aunque a un ritmo más lento, siguió creciendo. El sur, en cambio, no sólo dejó de crecer sino que con el desmantelamiento de industrias y con la caída de los precios de las materias primas, aumentó su pobreza.

Paralelamente, el norte logró equilibrar el crecimiento de la población controlando la natalidad, mientras que en el sur continuó el aumento desmedido de la población. Esto empeoró notablemente la situación ya que mientras la población aumentaba la economía se achicaba y se tomaba cada vez más excluyente. La mortalidad infantil creció en el sur hasta cifras alarmantes en los últimos años del milenio.

Pero la pobreza no sólo creció en el sur. La desocupación provocó en los países desarrollados un aumento de la indigencia, de la delincuencia y de la violencia.

Esta situación de desigualdad interna, obligó a los estados que habían reducido sus gastos públicos a mantener o aumentar sus aparatos represivos y de seguridad. A su vez, la desigualdad entre los países obligó a los más ricos a mantener sus presupuestos militares y a intervenir en distintas regiones. En definitiva, la brecha entre los países más ricos (centrales) y los más pobres (periféricos) se siguió agrandando en una relación asimétrica que parece no terminar.

Las desigualdades sociales en escala mundial
Todos los bienes y servicios que llegan a nuestras manos fueron producidos y luego distribuidos hacia distintos lugares. Cuando nos llegan, se cumple la última etapa del proceso de producción, que es la del consumo.

Todos consumimos bienes y servicios para satisfacer nuestras necesidades básicas (alimento, vivienda, vestimenta), pero además consumimos bienes y senados destinados a satisfacer otras necesidades que no son básicas, como aquellas que tienen que ver con la recreación y el uso del tiempo libre.

En nuestra sociedad, la satisfacción de todas estas necesidades depende del nivel de ingreso. Quienes poseen mayores recursos económicos pueden tener una adecuada alimentación, acceder a los senados de salud, a todos los niveles educativos, al transporte, mientras que los habitantes con bajos ingresos, a veces, no pueden completar la educación básica, quedan al margen de la asistencia sanitaria, o viven en zonas muy alejadas, con graves problemas de transporte. Las diferencias en el nivel de ingreso generan, entonces, desigualdades sociales.
Las desigualdades sociales se reflejan en el espacio. El mapa y el gráfico mas abajo muestran la distribución mundial del consumo y de la riqueza, teniendo en cuenta los diferentes niveles de ingreso de la población. Por un lado, el 20 % de la población más pobre apenas participa en el total de consumo, consumiendo sobre todo bienes destinados a satisfacer una de las necesidades básicas: la alimentación, necesidad no siempre bien cubierta entre la población extremadamente pobre, cuya participación en el consumo de energía y de servicios es casi nula.

El polo opuesto está representado por la participación en el consumo del 20 % de la población con altos ingresos. La estrecha relación que existe entre el ingreso por habitante y el consumo posiciona a este sector en los índices más altos de consumo de energía, servicios y bienes con alto valor agregado.

Los países más pobres del mundo se encuentran en Asia, África y América Latina. Se debe notar que tanto los países ricos como los países pobres presentan grandes diferencias sociales en su interior; sin embargo, es en los países más pobres donde estas diferencias son más acentuadas.

Aunque en escala mundial el promedio de consumo de alimentos por habitante aumentó rápidamente en los últimos .25 años, las desigualdades sociales se han acentuado: los países ricos poseen solamente el 15 % de la población mundial, pero concentran el 76 % del consumo mundial.

 

 

Prof. Pablo Salvador Fontana


Ir Al Menú Principal de Globalización y Fuentes Consultadas


Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas