Religiones de la India: HINDUISMO

ORIGEN Y CARACTERÍSTICAS DE ESTE CULTO MILENARIO

>Inicio >Menú Polémico >Religiones del Mundo

Test: Cuánto Sabe de Religión?

 

 

 

 

La India

Religiones Orientales

El Budismo

China

Palacio Borobudur Palacio Potala ¿Que son los Upanishads?

A lo largo de la historia, la India ha tenido épocas de gran prosperidad y desarrollo en las que sus religiones se expandieron fuera de los límites del subcontinente indio y otras en las que ha estado sometida a gobernantes extranjeros que tenían otras religiones.

Localización y cronología: En la época de Alejandro Magno, tras su conquista de la parte más occidental de la India, se crearon reinos greco-indios en los que la religión griega convivía con el hinduismo y el budismo.

A partir del siglo VIII los musulmanes empezaron a llegar al norte de la India y siglos más tarde controlaron casi todo el país. Al ser musulmanes Los reyes y dirigentes, mucha gente se convirtió a esta religión.

En el siglo XIX se completó la colonización de la India por los ingleses, aunque muy pocos hinduistas adoptaron la religión de sus conquistadores. En 1947, la India consiguió la independencia de Gran Bretaña, pero se dividió por razones religiosas, quedando los musulmanes en los extremos este y oeste del subcontinente indio. Por estas circunstancias históricas, aunque la inmensa mayoría de los hinduistas estén en la lndia, también los hay fuera de ella, en Bangladesh, en Pakistán, en Sri Lanka, en Indonesia o en Malasia.

También son numerosos los hinduistas en Europa, especialmente en Gran Bretaña, y en África, en la República de Sudáfrica. En América, hay casi un millón en Estados Unidos, y dos países en Sudamérica tienen mayoría de hinduistas, ya que fueron llevados allí por tos ingleses en el siglo XIX, a Guyana y Sunnam.

La Diosa Shiva 

La civilización más antigua de la India se desarrolló en el valle del río Indo, de donde viene el nombre de India, hacia el 2500 a.d.c.

La religión de la civilización del valle del Indo

De esta primera civilización se tienen pocos datos, ya que no se ha podido leer la escritura que desarrollaron esos pueblos, por lo que no se sabe exactamente cuáles eran sus creencias y ritos religiosos.

Construyeron grandes ciudades con enormes edificios, parecidos a los que siglos antes se levantaron en Mesopotamia y Egipto. Se han encontrado magníficas estatuas que se piensa que representaban a sus reyes, ya que para ellos serían los intermediarios de los dioses.

La representación de Shiva

Esta imagen apareció en Mohenjo-Daro, una de las capitales de la civilización del valle del Indo. Es un sello en cuyo centro figura un personaje con un gorro con cuernos, sentado con las piernas cruzadas y rodeado de animales.

Por el parecido con representaciones posteriores del dios Shiva, se ha creído que es una imagen de este dios, pero no hay prueba que permita asegurarlo, ya que Shiva, venerado en una época tan remota. Se le ha identificado como Shiva porque parece que está en la posición sentada de yoga en la que se suele representar a Shiva en la actualidad. Se trata de una postura llamada padmasana o postura sentada en forma de loto. Es la posición del yoga más conocida, pero hay que tener en cuenta que es una posición muy habitual en muchas culturas en las que no se utilizan

La religión védica

Desde el 1500 a.d.c. y durante más de mil años se desarrolla en el norte de la India la religión védica. Se llama así por sus libros sagrados, los Vedas, escritos en sánscrito y que en ocasiones todavía se utilizan en la actualidad en el culto hinduista. Se consideran libros revelados, es decir, inspirados por los dioses.

La religión védica daba una gran importancia al rito y se refería a él con el término rita, con el que se denominaba el orden cósmico y el rito. Creían que, ejecutando correctamente los rituales, el universo se mantenía en orden. Los encargados de realizarlos eran los sacerdotes, que recibían el nombre de brahmanes.

En la religión védica había un gran nt5mero de dioses. Unos se referían a elementos naturales como el Sol, llamado Surya o Savitar la noche o Nakta y el viento o Vayu. Otros eran dioses con funciones más específicas. Es el caso de Mitra, que presidía la amistad y los tratados; ladra, señor del rayo y de la guerra, o Varuna, dios del cielo y la magia.

Por último existían dioses del rito como Agni, que era el fuego que en el altar quemaba la ofrenda y la hacía llegar a los dioses.

El hinduismo como mezcla de religiones

Las raíces del hinduismo se hunden en la religión védica de los pobladores indoeuropeos del norte de la India, pero comenzó a formarse a partir del siglo y a.d.c. tomando numerosos elementos nuevos de orígenes diferentes. Por eso resulta muy variada, porque incluye muchos dioses y distintos caminos para expresarla. (Imagen: Santo Hindú: Ramana Maharshi)

Lo que hace decir a los seguidores de caminos tan diversos que son todos hinduistas es que siguen el dharma, entendido como el orden correcto de comportarse de acuerdo con quien se es, la etapa de la vida en la que se está y lo que se ha sido en vidas pasadas.

Las cuatro edades del mundo

En el hinduismo, en obras como el Mahabharata, se habla de cuatro yugas o edades del mundo. El tiempo en el hinduismo no es lineal sino circular, y una era sucede a otra. Tras una era como la actual que se considera decadente volverá la edad de oro, que marcará el comienzo de un nuevo mundo y un retomo.

La era actual es la de mayor decadencia, el koliyuga, porque impera el mal y adecuarse al dharma es muy difícil. El kaliyuga fue precedido por edades de decadencia proporcionalmente menores hasta llegar al kritayuga, la edad de oro en la que la perfección reinaba en el mundo, en un ciclo de cuatro yugas (mahayuga). En este orden, la primera era es el erita yugo, época de unidad armoniosa entre dharma, Dios, rito y Veda. A continuación sucede el treta yugo, la división entre dharma, rito y veda. El siguiente momento es el dvapara yuga en el que los ritos pierden la armonía, y hay cuatro vedas pero pocos los siguen.  La etapa final es el kali yuga, la decadencia completa de los ritos y el dharma.

El concepto de dharma en el hinduismo

El concepto de dharma es fundamental en el hinduismo pero es complicado de explicar. Gavin Flood, en su libro El hinduismo, ofrece algunas claves para entender a qué se refiere:

«El equivalente más cercano a dharma en español sería religión, pero incluyendo también los significados de verdad, deber, ético, derecho f...J. Es el poder que sostiene y fundamento la sociedad y el cosmos f. . .J que convierte o los cosas en lo que son ...... Un rasgo llamativo del hinduismo es que lo que se hace es más importante que lo que se cree. Seguir el dharma no es por tanto aceptar un cierto número de creencias, sino cumplir ciertos deberes específicos y E...) comportarse según ciertas reglas relativas a lo pureza y el matrimonio y realizar los rituales obligatorios, normalmente enfocados a alguna de los divinidades hindúes.»

Teniendo en cuenta esta explicación, ser hinduista sería actuar de acuerdo con el dharma, lo que abarca todo tipo de aspectos, desde la realización de ritos solemnes, hasta el comportamiento correcto en cada momento con las

obligaciones que ello conlleva. Por tanto dharma se identifica en el hinduismo (ya que en el budismo tiene otras connotaciones) con obligaciones entendidas como trascendentes y eternas, pero que se expresan o manifiestan entre los seres humanos en acciones concretas.

Dioses y Diosas de la India

En la India hay una enorme cantidad de templos y lugares de culto con imágenes de dioses y diosas que pueden ser locales, de un extenso territorio o adorados en toda la India.

Muchas divinidades

En el pensamiento religioso del hinduismo existe la creencia de que todos los dioses, en realidad, son manifestaciones de un t5nico principio al que denominan el Brahman, el Absoluto del que todo surge, que para actuar en el cosmos toma formas diferentes. En particular se manifiesta en una tríada, la trimurti: aparece como Brahma, diferente del Brahman, al crear el mundo; como Vishnù al conservado, y como Shiva al destruido. Pero muchos fieles piensan que su dios o diosa preferido es quien ha creado el mundo y es el principal de todos. En la India actual los dioses con más seguidores son Vishnú, cuyos fieles se llaman vaísnavas; Shiva, cuyos fieles se llaman shaivas, y Shakti, la energía femenina divinizada, cuyos seguidores se llaman shaktcs. Pero hay muchos otros dioses.

Se trata de tres conceptos diferentes que, dado el parecido en los nombres, se pueden llegar a confundir.

El Brahman es el Absoluto, eterno y sin cambios. No es un dios personal, es la trascendencia sin intermediarios, rio se le puede representar. Por otra parte, Brahma es el dios creador del universo, generalmente se le representa con cuatro cabezas y se le ofrece culto. Forma parte de la trimurti o triple imagen con Vishnú y Shiva. En la actualidad es el dios de la trimurti al que menos veneración se ofrece, mientras que Vishnú y Shiva tienen una gran cantidad de seguidores. Por último, los brahmanes son la casta sacerdotal en el hinduismo.

Imagen: escultura Shiva como Mahesha, del siglo X

Los dioses: Los dioses más importantes son Vishnti, Shiva y Brahma. El primero es el que conserva el mundo y lo protege, es guardián del dhorrna y tiene mil nombres. Se le representa en ocasiones montando sobre el ave mftica Garuda. Shiva es el dios de los ascetas y los que buscan la sabiduría trascendental porque destruye la ignorancia, así como en su danza destruye el mundo para purificarlo. Lleva el tridente de los ascetas. Finalmente, Brahma es el dios creador, se le representa en rojo y con cuatro cabezas. Junto a estos, Brahman es el Absoluto, que no puede tener representación ni forma. Otros dioses de importancia son Krishna, dios muy popular y favorable a los seres humanos que aparece representado en azul oscuro y como un joven; Rama, gran héroe, protagonista del Rcmaycna, al que se le suele representar de gran belleza y color azul acompañado de su esposa Sita y del rey de los monos, Hanuman; y Ghanesa, hijo de Shiva y Parvati, que tiene cabeza de elefante. Es el dios de la inteligencia y de la buena suerte y trae el éxito a cualquier empresa.

Las diosas

La palabra Devi quiere decir «la diosa» y sirve para nombrar a cualquier diosa, pero también a la divinización del principio femenino. Entre las más importantes se encuentra Durga, pareja de Shiva, que representa el poder de lo femenino en sus aspectos tanto destructores como benéficos. Se suele representar cabalgando sobre un tigre. Lakshmi, pareja de Víshnti y diosa de la belleza, nace de la espuma del mar. Es también diosa de la fortuna y la abundancia.

Sarasvati es pareja de Brahma. Como diosa del conocimiento, la palabra, la escritura y las artes y ciencias, es la diosa de los estudiantes, que el día de su fiesta anual colocan los libros, cuadernos y bolígrafos ante la imagen de Sarasvati y le dan culto.

Kali es pareja de Shiva. Su nombre quiere decir «la negra». Es la energía primordial y la fuerza destructora del tiempo. Se trata de una divinidad terrible, pero, como Shiva, es también aniquiladora de la ignorancia.

Las Creencias Hinduistas:

Muchas vidas:

Para el hinduismo la conducta es muy importante. Nuestros actos y las consecuencias de ellos es lo que llaman karma y va más allá de los límites de una sola vida. Esto es así porque en el hinduismo se cree en la reencamación y los futuros renacimientos están condicionados por el conjunto de las acciones de la vida presente. Tras morir se vuelve a renacer y esa cadena de nacimientos, muertes y renacimientos se llama samsara. Si el karma de vidas anteriores no es bueno, la reencamación tampoco lo será: la persona que ha sido violenta en una vida sufrirá la violencia en la siguiente. Las diferencias entre los seres humanos, el que haya gente que sufre y es pobre y otros que lo tienen todo, se puede explicar por el karma.

La finalidad principal de la vida para los hinduistas es vivir según el dharma. Creen que si lo hacen así pueden incluso alcanzar moksha, que es la liberación del samsara y del karma. Por eso para los hinduistas la vida es un constante aprendizaje.

Muchos caminos

En el hinduismo, además, hay muchos modos de entender la religión y muchas maneras de practicarla, dependiendo del carácter de cada cual, de sus dioses preferidos y también de la fase de la vida en la que se esté. Existen cuatro caminos principales.

El primero es el camino de la acción (karma). que consiste en cumplir cada acto de la vida como una ofrenda a la divinidad, de modo desinteresado respecto de los resultados que se obtengan.

El segundo es el camino de la devoción (bhakti). que consiste en adorar a la divinidad por medio de visitas a los templos, peregrinaciones asistir a las festividades y el culto diario, y también con la oración constante. Suelen seguir este camino los vaisnavas y, en particular, los devotos de Krishna.

El tercero es el camino de la sabiduría (jñana), en el que se pretende llegar a comprender la realidad última de la divinidad por medio del estudio de los textos sagrados y el análisis intelectual.

En el cuarto camino, el del yoga. se busca la liberación por medio de los ejercicios físicos y respiratorios y la meditación. Suelen seguir este camino especialmente los shaivas.

Las castas

En la India durante miles de años han existido las castas. Dicen que cuando Brahma, el dios creador, hizo al primer hombre, de su boca surgieron los sacerdotes (brahmanes), de sus brazos los guerreros (kshatriyos), de sus muslos los agricultores, comerciantes y ganaderos (voishyas) y de sus pies los servidores (shudras).

Además de las castas principales existen más de 2.000 subcastas que se diferencian por sus profesiones, pertenencia a un territorio determinado u otros factores.

Aunque la discriminación es cada vez menor en la actualidad, la separación de castas sigue siendo muy fuerte a la hora de los matrimonios.

Fuera del reparto de las castas quedan los intocables, llamados parias. Los parias no podían mezclarse con las demás castas ni entrar en sus templos hasta 1950, en que esta discriminación se prohibió.

En la actualidad incluso hay parias que han sido elegidos gobernadores de estados en a India y ministros.

A los parias se les llamaba también intocables porque los de las demás castas no podían tener contacto con ellos. Este sistema es un modo terrible de desprecio y uno de los grandes problemas del hinduismo que ha llevado a muchos a abandonar esta religión y hacerse, por ejemplo, musulmanes. Los intocables carecían de sitio dentro del orden superior de la sociedad, incluso se les hacía vivir fuera de los límites de las aldeas. Malvivían realizando tareas serviles y contaminantes, como trabajar el cuero o barrer los excrementos de las aldeas. Se les denomina intocables porque se considera que su contacto es contaminante. En la actualidad hay leyes en la India que prohíben la «intocabilidad».

Gandhi estaba totalmente en contra de la discriminación que sufrían los parias. Decía que no era correcto que la religión justificase algo tan inhumano, posición muy coherente y acorde con la ahimsa (no violencia), la convivencia pacífica y la tolerancia, que siempre defendió.

El culto y las festividades

En las casas de los hinduistas hay un altar con imágenes en el que se realiza el culto todos los días, rezando, ofreciendo flores, mantequilla y otros productos, encendiendo lámparas y quemando incienso.

El culto es más espectacular en los templos porque acuden gentes de todas partes, las ofrendas son más numerosas y las estatuas mayores. Se cree que la divinidad puede entrar en la estatua para recibir las ofrendas de sus fieles y agradecerlas en forma de bendiciones: son tratadas como si fuesen los propio dioses que llegasen como invitados:

se les acoge, se les engalana, baña, alimenta, perfuma y, a continuación, se les adora, se les hacen peticiones y se les despide.

En las grandes festividades, además, las estatuas se montan en grandes carros y se hacen procesiones que tienen una fase importante en los baños purificatorios en los grandes ríos, que son sagrados en la India. Hay muchas grandes festividades en la India, y todas ellas suelen durar varios días.

Holi es una de las más importantes. Culmina en la Luna llena del mes de marzo y parece una fiesta de carnaval en la que la gente se lanza polvos y líquidos de colores, se encienden hogueras y se bebe mucho.

Divali conmemora las victorias de Krishna y Rama sobre las fuerzas demoníacas y es una fiesta de la buena suerte. Se encienden lamparitas por todas partes y especialmente se lanzan en barquitos de papel a los ríos sagrados.

La fiesta de Janmashtami celebra el nacimiento de Krishna. Se hacen casitas con representaciones de Krishna niño y se celebra una comida de fiesta en familia.

Kumba mela: Las Kumba mela son peregrinaciones que encabezan renunciantes llegados de toda la India. Como han abandonado familia, trabajo y riquezas, van casi desnudos, viviendo de la caridad. Pero no son mendigos, son peregrinos espirituales, por lo que la gente los respeta y ayuda, y busca su presencia porque creen que así están más cerca de la divinidad, aunque entre ellos también haya farsantes y embaucadores. Las Kumba mela son las mayores peregrinaciones del mundo. Por ejemplo, en la que se llevó a cabo en enero de 2001 en Allahabad-Prayag, a orillas del Ganges, se reunieron setenta millones de peregrinos.

Teatro y religión: la Ramlila Una de las obras más famosas de la literatura de la India es el Romayana, que se fecha a partir del siglo IV a.d.c. Cuenta las hazañas de Rama, rey de Ayodhya, su esposa Sita y su amigo Hanuman, el rey de los monos, que luchan contra Rayana, el rey de los demonios, que ha raptado a Sita.

Todavía en la actualidad, en el norte de la India, se representa la historia de Rama, en una gran fiesta religiosa con representaciones que duran varios días, a las que se denomina Ramilla. Rama, al que se adora como a un dios, es el ejemplo de comportamiento masculino ideal, lo mismo que su esposa, Sita, lo es del comportamiento femenino y Hanuman, de la sin fallos. La Ramlila es una gran fiesta en la que los relatos mitológicos enseñan a entender mejor el de dharma y cómo se ha de comportar cada cual en las distintas situaciones de la vida.

Las peregrinaciones: En el hinduismo las peregrinaciones son muy importantes tienen como objeto alcanzar algún lugar sagrado, que suele ser un río, en especial el más sagrado, el Ganges. Hay hinduistas que, una vez que han abandonado todo lo que tienen, se dedican a peregrinar hasta que les llega a muerte.

Hay muchos itinerarios de peregrinación que dependen de los dioses preferidos de cada persona. Está, por ejemplo, gran recorrido de peregrinación a los cuatro extremos de la India, que puede durar muchos años si se hace a pie que suele terminar en las montañas del Himalaya.

También hay peregrinaciones que visitan las ciudades agradas de los dioses principales y que pasan por Ayodhya (ciudad de Rama), por Mathura (ciudad de Krishna) por Benarés, la ciudad sagrada de Shiva a orillas del Ganges, de la que se dice que quien muere peregrinando ,hacia ella se ibera del ciclo de las reencarnaciones.

La predicación de Gandhi acerca de la no violencia y la armonía entre religiones en la India no ha conseguido su propósito. Los conflictos entre hindúes y musulmanes, enquistados desde hace siglos, se han visto agravados por otros de carácter polftico, especialmente eL nacionalismo.

Una difícil convivencia

Los conflictos de Gandhi acerca de la no violencia y la armonía entre religiones en la India no ha conseguido su propósito. Los conflictos hindúes y musulmanes , enquistados desde hace siglos , se han vistos agravados por otros de carácter político especialmente el nacionalismo.

Refugiados pakistaní en la India

 

Los conflictos religiosos de carácter más tradicional tienen que ver con los límites en la expansión de las grandes religiones y en particular del islam, por tanto no son privativos de la época actual sino que sus raíces son anteriores: pero la modernidad los ha dotado de una vía de manifestación nueva, que es el nacionalismo.

El norte del subcontinente indio, límite último de la expansión del islam en el Asia nordoriental ha sido y sigue siendo un vivero de este tipo de conflictos. El más importante, cuyas más terribles consecuencias se produjeron en 1948, es el que enfrenta a musulmanes e hinduistas desde hace más de medio siglo.

El fin del control británico, tras meses de terrible violencia, en la que, entre otros muchos, halló la muerte Gandhi a manos de un fundamentalista hinduista, descontento con su posición contraria a la escisión entre las comunidades musulmana e hinduista y su defensa de una India muftirreligiosa, se saldó en una imposibilidad de convivencia que determinó el surgimiento de dos estados, la Unión India con mayoría hinduista, aunque con minorías musulmanas que prefirieron no emigrar, y Pakistán, mayoritariamente musulmán y escindido en dos porciones, de las cuales la parte oriental se independizó posteriormente convirtiéndose en Bangladesh.

Como consecuencia se produjeron movimientos de población millonarios, terribles matanzas por ambas partes y la exclusión de territorios tan emblemáticos corno el valle del río Indo o el bajo valle del Ganges del estado indio. El resultado fue tres naciones con dos religiones diferentes y con unas relaciones muy complicadas, en particular entre Pakistán y la India por diferencias fronterizas en Jammu y Cachemira, que afectan también a China.

A la violencia larvada se sigue enfrentando el sueño de la convivencia pacífica interreligiosa en la India, donde más de 120 millones de musulmanes, un número mayor que el de los habitantes de los países árabes, siguen compartiendo una misma nación con más de 820 millones de hinduistas, a pesar de que organizaciones extremistas busquen su expulsión y desencadenen matanzas esporádicas en zonas especialmente conflictivas como  Bombay o episodios en los que el mito y la religión se  entremezclan para justificar el asesinato y los atentados  contra el patrimonio cultural.

El caso de la mezquita de Babur en Ayodhya

Un caso muy significativo de los enfrentamientos entre hinduistas y musulmanes se produjo en diciembre de 1992 en Ayodhya, la ciudad santa del dios Rama.

El conflicto se remonta al año 1527, cuando el emperador Babur, que era musulmán, venció a los reyes del norte de la India e instauró una dinastía musulmana en gran parte del país. En Ayodhya hizo construir una mezquita sobre lo que algunos dicen que había sido un lugar de culto hinduista dedicado a Rama. Casi 500 años más tarde, en 1992, comenzaron a producirse protestas muy fuertes de hinduistas que pedían que la mezquita se destruyera para construir un gran templo a Rama.

La situación fue manipulada por partidos y organizaciones extremistas hinduistas y se congregó en Ayodhya una multitud de cientos de miles de personas que peregrinaron de toda fa India para apoyar la demolición, creyendo que cumplían un deber religioso. La policía y el ejército fueron incapaces de impedir que la mezquita fuera arrasada y los que intentaron parar la demolición, que eran miembros de la comunidad musulmana de la zona, fueron asesinados. Se cree que hubo más de 2.000 musulmanes muertos. La violencia no ha parado desde entonces y cada cierto tiempo hay atentados musulmanes contra hinduistas y viceversa.

Mayorías y minorías religiosas en la India

En la India conviven muchas religiones, algunas mayoritarias y otras minoritarias. Los musulmanes son el 12% de la población de la India. Ese porcentaje en una población tan numerosa como la de la India representa una cifra elevadísima. En la siguiente estadística aparecen los porcentajes y el número de fieles (expresado en millones) de cada religión en la India.

    Religión Porcentaje (%) Numero de Fieles    
    Hinuduista 81 810    
    Musulmanes 12 120    
    Adivasis (*) 4 40    
    Cristianos 2.4 24    
    Sijs (*) 2 20    
    No Religiosos 1 10    
    Budistas y otros 1 10    

(*): Los adivasis son los seguidores de religiones tribales, viven en las zonas de bosques y no se han convertido al hinduismo. Son más de 40 millones, una población equivalente a la de Espalla.  Los sljs constituyen una religión surgida en el norte de la India hace cinco siglos que toma elementos del hinduismo y del Islam. El número de fieles de las distintas religiones en la India se puede comparar con las siguientes cifras: 1. Los musulmanes que hay en los países del Magreb.

El números de fieles de las distintas religiones en la India se puede comparar con las siguientes cifras.

Países Numero de Fieles
    Marruecos 29    
    Argelia 30,5    
    Tunez 9,5    
    Libia 5    
    Mauritania 3    
    Suma 77 millones    

Los musulmanes que hay en los países árabes:

  Países Num. Fieles Paises Num. Fieles  
  Arabia 19 Palestina 2  
  Kuwait 2 Libano 3  
  Bahrein 0.5 Jordania 6  
  Qatar 0.5 Siria 16  
  Emiratos 2 Irak 21  
  Oman 2 Egipto 58  
  Yemen 13 Suma 145 millones  

PARA SABER MAS...

EL HINDUISMO era la religión mas  importante de la India en la época de la dinastía gupta. De hedió es una de las religiones más antiguas del mundo. Sus orígenes se remontan a unos 4.000 años, cuando los arios, nómadas de Asia central que conducían ganado, invadieron la India. Estas tribus trajeron con ellas el hinduismo, una religión que había absorbido creencias de otras muchas religiones durante miles de años.

EL RÍO INDO
El término "hinduismo" proviene del nombre que se le daba al río Indo, que recorre el oeste de la India. Los hindús a menudo comparan su religión con el Ganges, el gran río indio, que tiene miles de afluentes. El hinduismo en lugar de condenar y rechazar nuevas ideas religiosas las absorbía.

LAS CREENCIAS HINDUISTAS El hinduismo, más que una religión con una serie de normas estrictas, es una forma de vida. Sus seguidores creen que cada persona tiene que encontrar su forma de llegar a Dios y que cuando alguien muere su alma no muere con él sino que vuelve a nacer en otro ser vivo, que no tiene que ser necesariamente una persona. El comportamiento de cada uno durante su existencia determina la calidad de la vida siguiente. Es lo que se conoce como reencarnación.

SISTEMA DE CASTAS
Los hindús también creen en un sistema de castas. En él las personas nacen dentro de una clase social (una casta) y deben permanecer en ella hasta su muerte. El sistema de castas es todavía una de las características del hinduismo actual.

TOLERANCIA RELIGIOSA
El hinduismo predica la tolerancia religiosa. Durante siglos ha ido absorbiendo y estimulando diferentes filosofías. El jainismo, por ejemplo, surgió del hinduismo en el s. VI d.C. Esta nueva creencia rediazaba la distinción de castas y daba más importancia a las tradiciones de no violencia y abnegación. Durante su mandato los gobernantes de la dinastía Gupta aceptaron el jainismo y el budismo.

HINDUISMO Y BUDISMO
Siddartha Gautama (h. 563 a.C.-h. 483 a.C.), el fundador del budismo, inició su andadura como un príncipe devoto que decidió, siguiendo las tradiciones hindús de retiro espiritual, apartarse del mundo y meditar sobre los misterios de la vida. Cuando el emperador mauria Asoka (muerto h. 232 a.C.) se convirtió del hinduismo al budismo, no hubo persecuciones de hindús porque su nueva fe se veía como una derivación del hinduismo.

EXPANSIÓN DEL HINDUISMO
La tolerancia religiosa significa que el hinduismo no intenta convertir a otros creyentes, como hacen otras religiones. Sin embargo, los brahmas (jueces-sacerdotes) que viajaron a la península y a las islas del sureste de Asia consiguieron fundar reinos hindús en Vietnam del Sur, Bali, Java y Sumatra. Desde entonces estas culturas han ido añadiendo sus propios ingredientes al hinduismo que los brahmas llevaron allí. Cuando los misioneros cristianos llegaron a la India, los eruditos hindús aceptaron sus ideas religiosas como un ingrediente más, probablemente ya presente de alguna forma en su antigua religión.

Fuente Consultada: Wikipedia, Encarta y Enciclopedia del Estudiante Tomo 12 Religiones y Culturas

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas