HISTORIA DE GRECIA ANTIGUA
ORÍGENES DEL PUEBLO GRIEGO: ATENAS Y ESPARTA

>Inicio >Menú Historia Antigua >Menú Historia de Grecia

 

 

 

 

 


Mitología Griega

Dioses Griegos

Diccionario Mitológico

Menú Principal

Introducción: Desde el neolítico (-8000) , la península griega está culturalmente ligada a las islas del Egeo y las costas occidentales de Asia Menor. Sus numerosos puertos naturales a lo largo de las costas y la gran cantidad de islas cercanas han contribuido al desarrollo de una civilización marítima homogénea. Pero su homogeneidad cultural no implicaba la política.

Los sistemas montañosos y los profundos valles dividieron la península en pequeñas unidades políticas y económicas, ligeramente mayores en extensión que una ciudad y su territorio circundante. Para una información más detallada sobre estas ciudades-estado, Atenas; Corinto; Esparta; Tebas.

A principios del III milenio a. C., la denominada civilización del Egeo evolucionó hasta niveles extremadamente altos. La civilización de la edad del bronce en el Egeo se dividía en dos culturas, cada una de ellas con sus propias etapas y subdivisiones cronológicas. Una, la civilización de Creta o minoica, ubicada en el centro de la isla de Creta, a sólo 660 Km. al noroeste de Egipto y directamente relacionada con las rutas marinas hacia los antiguos países del Oriente Próximo.

La otra civilización, la Heládica (también micénica, en su periodo más reciente), florecía al mismo tiempo en la porción continental de Grecia, concretamente en el Peloponeso. Sus grandes centros estaban en Micenas, Tirinto (cerca del actual Návplion) y Pilos. La cultura y el comercio cretense dominaron el Mediterráneo hasta después del año 1500 a. C., cuando Micenas tomó el relevo.

SÍNTESIS DEL ORIGEN DEL PUEBLO GRIEGO

A partir del 2000 a.C., los pueblos instalados en la región del mar Mediterráneo occidental protagonizaron un conjunto de cambios que, lentamente, sentaron las bases de una nueva forma de organización social. Durante dos mil años una nueva sociedad se fue formando con los aportes de los cretenses y los micénicos.

La historia de los pueblos del Mediterráneo occidental se puede dividir en períodos bien diferenciados. El primero correspondió a la civilización que se desarrolló en Creta y más tarde en Micenas hasta el siglo XIII a.C. Allí, la economía y la sociedad estuvieron organizadas en forma muy similar a las que simultáneamente se desarrollaban en el Cercano Oriente.

En el segundo período, desde el 1200 a.C., se consolidó la nueva sociedad caracterizada por la existencia de ciudades—estados muy distintas de las del Cercano Oriente: las polis griegas. Uno de los cambios más importantes fue que en las polis la economía y la sociedad de los griegos se organizaron sobre nuevas bases, no ya las del Estado teocrático: las familias y los individuos eran quienes decidían y realizaban las actividades económicas y políticas.

La cultura griega tiene sus orígenes en la civilización cretense, cuyos principios se remontan al III milenio a. C. los cretenses fueron los primeros en recorrer el Mediterráneo y llegaron a tener una flota poderosa, comerciaron con otros pueblos ubicados en tierras de los actuales países de Italia y España, produjeron vino, aceite, artículos de cerámica, etc. que vendían al extranjero; la intensidad de su comercio le hizo adquirir la hegemonía en todo el Mediterráneo Oriental. Esta hegemonía fue marítima por esto se llama talstocracia (gobierno de mar). Este poderío marítimo se extendió desde Roda y Chipre hasta los puertos fenicios de Biblos y Gadir hacia el 2000 a. C..

Los habitantes de la isla de Creta copiaron de los fenicios su escritura lineal, imitaron de los arquitectos babilónicos la construcción de sus palacios de Cnosos, Festos, Mallia, Faistos y Hagia Triada. Estas ciudades fueron erigidas durante la ultima época de Creta también denominada el apogeo de la civilización de Creta. En esta civilización la mujer jugo un papel muy importante pues adoraban a una diosa madre, a un dios de la luz y parece que también veneraban a sus reyes.

Cultivaron los deportes iniciando los grandes juegos que después se llamaron las olimpiadas en Grecia Continental. Se dedicaron especialmente al box, las carreras y las corridas de toros, que eran demostraciones de acrobacia donde estaba prohibido matar al toro. Estos pobladores adoraban a sus dioses en cavernas o pequeñas capillas no tenían el culto a los muertos pero creían en un más halla semejante al mundo.

CRONOLOGÍA
Períodos en la Historia
de los Griegos
Época Micénica
2000-1150 a.C.
Época Oscura
1150 - 800 a.C.
Época Arcaica
800-500 a.C.
Época Clásica
500 - 338 a.C.
Época Helenística
338 - 146 a.C.

Los habitantes de Creta provenían de la tribu de los Egeos quienes posteriromente, debido a ataques de otras tribus, subsistieron en el continente europeo en Micenas y Tirinto y en el Asia Menor en Troya. Troya estaba edificada casi en la entrada del estrecho de los Dardanedos en una colina que domina la llanura inferior del río Escandro denominada la roca de Pérgamo.

La historia de los antiguos cretenses comenzó a ser conocida, a principios de este siglo, a partir de las excavaciones del arqueólogo Arthur Evans. El investigador inglés la llamó "minoica", por el nombre del rey Minos, el mítico fundador de la primera dinastía de gobernantes cretenses. Los arqueólogos descubrieron varios palacios en los que se atesoraban enormes riquezas. (Leyenda del Rey Minos)

Los palacios más importantes, como los de Cnosos, Festos y Hagia-Tríada, fueron los centros de gobierno de pequeñas ciudades-Estados que guerreaban entre sí para asegurar su poderío. La sociedad y el Estado cretenses tuvieron muchas similitudes con las civilizaciones del Cercano Oriente.

Un rey poderoso, rodeado por un grupo privilegiado de familiares y funcionarios, gobernaba el Estado; y la población estaba compuesta en su mayoría por trabajadores libres que pagaban tributo, por servidores y por algunos esclavos.

A finales del II milenio a. C. comenzaron una serie de invasiones de tribus del norte que hablaban una lengua indoeuropea. Existen pruebas de que estos pueblos del norte vivieron en la cuenca del río Danubio, al sudeste de Europa.

De los primeros pueblos invasores, los más destacados, los aqueos, se habían visto con toda probabilidad obligados a emigrar presionados a su vez por otros invasores. Los aqueos invadieron el sur de Grecia y se establecieron en el Peloponeso.

Alrededor del 1400 a.C.. cuando emigraban hada el sur, los aqueos llegaron a la península griega. Hablaban una lengua de raíz indoeuropea. Se establecieron inicialmente en el centro de la península y en el norte del Peloponeso. Allí se mezclaron con los primitivos habitantes de la región, los pelasgos. Los recién llegados conocían el bronce e introdujeron el caballo, de un tipo más pequeño que el actual. La lengua griega se formó en esta etapa de fusión entre los aqueos y los pelasgos. El nombre de griegos para estos pueblos proviene del término con que los llamaron los romanos: graeci. Más adelante se los denominó helenos y su país fue conocido la Hélade.

Mas tarde,  un segundo pueblo, los jonios, se asentó principalmente en Ática, la zona central del este de Grecia y en las islas Cícladas, donde asimilaron la cultura de los pueblos heládicos. Los eolios, un tercer pueblo de características poco definidas, se asentaron en principio en Tesalia.

El mundo micénico: Entre el 2000 y el 1150 a.C. se fue desarrollando en Grecia una civilización que los historiadores llamaron micénica, debido a que el primer sitio arqueológico de importancia que se excavó fue la ciudad de Micenas. Hubo también otros centros urbanos contemporáneos de Micenas, como Pilo, Tebas, Corinto, Atenas y Tirinto.

Todos ellos, junto a otros poblados menores, estuvieron emparentados por fuertes lazos culturales, como una lengua común, pero nunca llegaron a constituir una unidad política. En cada uno de esos sitios se hallaba un palacio desde el que se gobernaba un pequeño reino.

Un mosaico de pequeños estados: La organización en polis, iniciada a finales del II milenio a. C., se mostró tan eficaz que hizo inviable la idea de una unidad estatal mayor. Cuando, al  final del periodo arcaico, la política de alianzas llevó a la formación de las llamadas "ligas", las ciudades griegas optaron por mantener su autonomía y limitaron sus pactos al plano militar.

GEOGRAFÍA DE LA ANTIGUA GRECIA: El ámbito geográfico que habitaron los antiguos pobladores de la cuenca del mar Egeo presenta características muy particulares, que influyeron en el curso de su historia. Se distinguen una región continental y otra insular. La región continental, llamada península griega, tiene muchas entradas marítimas, costas irregulares, su terreno está muy fragmentado por numerosas cadenas montañosas y el estrecho de Corinto separa el Ática del Peloponeso.

La región insular presenta dos grandes islas, Chipre y Creta, y una multitud de pequeñas islas desparramadas por el Egeo, que facilitaron la navegación y los contactos entre distintas poblaciones. En esta área particular del Mediterráneo oriental hubo dos focos principales de civilización. El más antiguo fue el situado en la isla de Creta, cuyos testimonios se remontan al 3000 a. C. Un milenio después, hacia el 1900 a. C. se desarrolló la llamada civilización micénica.

Grecia Continental : También denominada Hélade, comprendía la parte inferior de la península de los Balcanes región caracterizada por ser la más montañosa de las tres penínsulas mediterráneas de Europa esta se unía con la península del Peloponeso (hoy Morea) por el istmo de Corinto.

El territorio griego se hallaba entre los mares Egeo y Jonico, hacia el norte no se conocía una frontera natural pero según Estrabon (geógrafo griego), esta podía marcarse con una línea que iba desde el golfo de Arta hasta el golfo de Salónica.

El territorio de Grecia se caracterizo por presentar un conglomerado de montañas de rocas calcáreas y frecuentemente desnudas, las cuales se hallan separadas por valles estrechos y profundos o por llanuras, verdaderas cuencas de antiguos lagos donde abundan los olivares; entre tales llanuras podemos nombrar las de Tesalia, Tebas, Atenas, Argos y la Esparta.

Entre las montañas más celebres podemos nombrar el Pindo, el Olimpo, el Osa, el Pelión, el Parnasó, el Helicón, el Himeto y el Pentélico.

En Peloponeso se alza la alta planicie de Arcadio terminada hacia el sur por la poderosa cadena del Taigeto.

Grecia marítima: Grecia tenia una posición marítima privilegiada pues presentaba posibilidades de comunicación marítima a lo largo de todo el territorio gracias a sus golfos, entre los cuales los más relevantes son de Corinto y de Egina, que apenas estaban separados por una lengua de tierra de 5 Km. Grecia poseía mas de 2000 Km de costa, de manera que no existía cantón o república que no tuviese bahías y promontorios bañados por el mediterráneo.

Grecia estaba envuelta por las islas algunas tan próximas del continente que parecen su prolongación, lo cual sucede con la Eubea, y las Cicladas esparcidas por el mar Egeo lasque señalaban el paso entre Europa y la Costa de Asia, donde otros griegos poblaban las grandes islas de Lesbos, Quío, Samos, y Rodas.

El mar formo marinos y comerciantes poniendo a los griegos en contacto con todos los pueblos de oriente de quienes tomo los primeros elementos de civilización. El mar fue el que les dio riquezas e hizo que estados de muy corta extensión, reducidos casi a una ciudad, fueran el centro de verdaderos imperios mediterráneos.

   Volver Arriba 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas