El Hombre de Neandertal, Cromagnon y Java

El Hombre de Neandertal, Cro-Magnon y el Hombre de Java

>Inicio >Historia Antigua >Teoría de la Evolución

 

 

 

 

Origen del Universo

 Origen de la Vida

Origen del Hombre

Teoría de la Evolución

Aparición de la Vida

Primeros Descubrimientos


Hombre de Neanderthal: En Alemania occidental, en el valle del río Neander (Neanderthal en alemán), en 1856 unos obreros estaban extrayendo piedra caliza de una cueva cuando hallaron unos huesos. Esto no era insólito, y en casos similares era costumbre arrojar los huesos sin más. Pero en esta ocasión la noticia llegó hasta el profesor de una escuela cercana, que consiguió salvar unos catorce de aquellos huesos, incluida la calavera.

Por esta época, los geólogos estaban seguros de que la Tierra era muy antigua, y los biólogos a su vez estaban seguros de que los seres humanos habían aparecido mucho antes de lo que la Biblia parecía indicar. Pero cualquiera que fuese esa antigüedad, ¿se trató siempre de seres humanos o bien evolucionaron a partir de alguna forma más simple?

Los huesos de la cueva de Neanderthal eran claramente humanos, pero la calavera difería algo de la del hombre actual. Poseía, en efecto, unos marcados maxilares óseos, frente y barbilla hundidas y una dentadura de una prominencia insólita.

Los restos se denominaron en seguida hombre de Neanderthal, y se planteó la cuestión de si era una primitiva forma de un ser humano o un mero individuo con alguna afección ósea. El principal defensor de que se trataba de una primitiva forma humana fue el antropólogo francés Pierre-Paul Broca (1824-1880), y su criterio acabó imponiéndose.

Hoy en día consideramos al hombre de Neanderthal una subespecie de Horno sapiens. Sin embargo, el hallazgo de 1856 constituyó el primer paso en la demostración, a través de los restos fósiles, de la evolución de la especie humana.

Hombre de Cro-Magnon: En 1868, el paleontólogo francés Édouard.-Armando Lartet (1801-1871) descubrió cuatro esqueletos humanos en una cueva llamada Cro-Magnon. Esos restos se atribuirían al hombre de Cro-Magnon. Tenían unos 35000 años de antigüedad, pero eran humanos a todos los efectos. Estaba claro, pues. que la raza humana era mucho más antigua de lo que aplicaban a Adán y Eva los intérpretes literales de la Biblia.

Hombre de Java: Los restos óseos del hombre de Neanderthal habían sido descubiertos 34 años antes, pero si bien los neanderthales poseían algunas caracteristicas primitivas, tenían cerebros del mismo tamaño que los nuestros. Un verdadero antepasado primitivo del hombre aún no había sido descubierto.

Sin embargo, por esta época, los monos antropoides eran bien conocidos, y el paleontólogo holandés Marie Eugéne François Thomas Dubois (1858-1941) creía que los seres humanos primitivos se hallarían donde estaban ahora los monos antropoides: en regiones de Áfríca y del sudeste de Asia. Tenía dificultades para viajar a Áfríca, pero el archipiélago de Indonesia era por entonces colonia ho. Iandesa, y Dubois, que servía en el ejército, consiguió ser trasladado a Java.

Tuvo una suerte increíble, pues en 1890, poco después de su llegada a la isla, descubrió una bóveda craneana, un fémur y dos dientes de lo que, sin duda, era el más primitivo organismo homínido hallado hasta entonces. Estaba claro, por ejemplo, que el cerebro sólo tenía las tres quintas partes del tamaño del de un ser humano actual.

Dubois llamó a ese organismo Pithecanthropus erectus (mono-hombre erecto), pues el fémur era lo bastante humano como para suponer que el homínido caminaba en posición erecta, como nosotros. La existencia de este homínido aportó un sólido argumento en favor de la evolución.

 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas