Huesos de la Cabeza Humana, Cráneo y Cara

EL ESQUELETO HUMANO

 

>Inicio >Menú Salud y Medicina >Hueso del Esqueleto

Lamina Ampliada
del Esqueleto

Esqueleto Humano HUESOS, ARTICULACIONES Y MÚSCULOS

 

 

 

 

La Inmunidad Humana

Las Vacunas

El Cuerpo Humano

La Sangre

La Anestesia

Sistema Respiratorio


Hueso de la Columna Huesos del Cráneo Huesos de los Miembros Músculos

HUESOS DE LA CABEZA. El cráneo es un conjunto de huesos que alojan el cerebro y se divide en "bóveda" y "base". El hueso que forma la frente, se denomina frontal; en el extremo opuesto, en la parte posterior de la cabeza, está el occipital. A cada lado y en la parte superior de la cabeza se encuentra un parietal.

Más abajo, en el mismo lugar en que se hallan los oídos, se sitúan los huesos temporales, que presentan en su extremo posterior una eminencia ósea muy pronunciada y fácil de palpar por detrás de la oreja, es decir, la llamada "apófisis mastoidea".

El hueso único, situado algo por debajo del frontal y que forma la parte superior de la nariz, es el etmoides. Pospuesto al mismo y albergado en el interior de la cavidad craneal, se localiza hueso en forma de murciélago, cuya situación es muy difícil de describir: el esfenoides.

Hay dos mandíbulas, una superior y otra inferior, donde se implantan los dientes. La última está constituida sólo por un hueso en forma de herradura, llamado maxilar inferior, que forma la barbilla, y luego se prolonga hacia arriba en ángulo, y se une delante de la oreja, en una articulación, al hueso temporal.

Es el único hueso de la cara capaz de moverse con independencia. La mandíbula superior no está constituida sólo por un hueso como la inferior, sino por varios que son pares, es decir, iguales a ambos lados de la cara y se unen en su parte media; el maxilar superior el hueso más macizo de esta región, el pómulo y el nasal, que forma la parte dura de la nariz. La fosa orbitaria alberga el globo ocular y presenta, entre otros, un hueso muy pequeño, llamado unguis. En el paladar encontramos los huesos palatios.

La parte posterior del tabique de la nariz, es decir, de la pared que divide la fosa en dos, la constituye el hueso vómer. Estas fosas se subdivide parcialmente en varios compartimientos, gracias a los llamados cornetes, que también son formaciones óseas. En la parte anterosuperior del cuello, hay un hueso pequeño, separado de la cabeza, el hioides, que sirve de implante a una serie de músculos. 

En base a lo anterior podemos decir: El cráneo es una caja ósea y protege a la parte mas voluminosa del sistema nervioso central, el encéfalo.

Está constituido por 8 huesos, 4 impares y 4 pares. Los impares son: FRONTAL, OCCIPITAL, ESFENOIDE y ETMOIDES. Los pares son: PARIETALES y TEMPORALES

 

HUESOS DEL
CRÁNEO

 

FRONTAL, OCCIPITAL,
ESFENOIDE y ETMOIDES

IMPARES
 
PARES

PARIETALES y TEMPORALES

Frontal. Es el hueso que forma la frente y la mayor parte del margen superior de las órbitas, que son las cavidades donde se encuentran los ojos.

Parietales. Son un par de huesos simétricos que forman la bóveda del cráneo y son los más grandes de la cabeza. Por delante se articulan con el frontal, por los lados con los temporales y por detrás con el occipital.

Temporales. Son también huesos pares, que forman las paredes laterales del cráneo y sirven de protección para las estructuras del oído, por lo que tienen un agujero para el conducto auditivo externo. También poseen una zona donde se articula el maxilar inferior.

Occipital. Situado detrás de los parietales, es el hueso impar que forma la parte inferior y posterior del cráneo. Además de estar articulado de forma rígida con otros huesos que forman la bóveda del cráneo, el hueso occipital se une con la primera vértebra de la columna que se encuentra sobre otra que permite los movimientos de la cabeza. Además, éste es el hueso por el que sale la médula espinal, que es una prolongación del encéfalo que pasará por el interior de las vértebras. El agujero de salida se llama agujero occipital o foramen magnum.

Esfenoides. Es un hueso impar con forma de murciélago con las patas y las alas extendidas, que se encuentra en la base del cráneo, en la parte central. A sus numerosas proyecciones se fijan el frontal, los parietales, el occipital y el esfenoides. Tiene una pequeña cavidad sobre la que se encuentra la glándula hipófisis, que regula el funcionamiento de las demás glándulas hormonales del cuerpo humano.

Etmoides. Se encuentra delante del esfenoides pero detrás de los huesos de la nariz. Posee los cornetes nasales superiores, poblados de numerosas celdillas.

HUESOS DE LA CARA: La cara está formada por catorce huesos, además del frontal y el etmoides, que se incluyen entre los del cráneo.

Maxilares superiores. Este par de huesos es el más importante de los de la cara. De él se forma la parte inferior de las órbitas, la parte exterior de las fosas nasales y la parte anterior del paladar, y es donde se articulan las piezas dentarias superiores. A este respecto hay que decir que los dientes, a pesar de su dura estructura, no se consideran huesos.

Maxilar inferior. Al nacer está formado por dos huesos simétricos, pero durante las primeras etapas de la vida éstos se sueldan para dar lugar a un solo hueso en forma de herradura. Tiene movilidad debido a que se articula con los temporales mediante unos salientes redondeados, y forma el mentón por abajo y por arriba recibe las raíces de las piezas dentarias inferiores.

Malares. De ellos se forman las mejillas, ya que son los que constituyen los pómulos. Además, intervienen en la formación de las órbitas oculares.

Palatinos. Forman la parte trasera del paladar óseo, y están en contacto con el esfenoides y con los maxilares superiores.

Huesos de la nariz. La nariz está formada por un hueso impar, el vómer, que forma hacia atrás el tabique nasal, y con otros tres pares de huesos. Los nasales dan forma a la nariz, y de ellos sale el cartílago nasal, que divide la cavidad en dos. Los cornetes inferiores, por su parte, están revestidos de mucosa olfativa y se encuentran en la parte alta de la nariz, mientras que los lacrimales forman delgadas láminas parecidas a uñas, que tienen un surco por donde pasa el conducto lacrimal.

Huesecillos del oído
Se encuentran en el oído medio y son un total de seis, una cadena de tres hueseci-llos a cada lado. Su función es transmitir el sonido desde la membrana del tímpano hasta el oído interno, y debido a su forma reciben los nombres de martillo, yunque y estribo; este último es el hueso más pequeño del cuerpo humano, con sólo 3 mm de longitud.

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas