LA HUMILDAD, valor humano

Los Valores Humanos en la Vida

>Inicio >Los Valores Humanos

Que Son Los
Valores Humanos?

Valores Humanos LA HONESTIDAD

 

 

 

 

Sensibilidad Crítica Constructiva Compasión Servicio Voluntad Honestidad Gratitud Aprendizaje La Humildad
Ser Humilde

Ver Todos Los Valores Humanos

Humildad: Y sólo cuando hayas alcanzado la cima de la montaña comenzarás a escalar.
KAHLIL GIBRAN


Una persona humilde tiene no sólo una modesta aunque sólida conciencia de sus propios méritos, sino también de sus limitaciones. En el momento en que piensas que ya lo has visto todo o lo sabes todo («he estado allí, he hecho eso y lo otro...»), el universo se percata de tu arrogancia y te envía una gran dosis de humildad. Debes abandonar la idea de que no te queda nada por aprender. Los maestros zen saben muy bien que, incluso para ellos, nunca acaba el camino del aprendizaje.

La humildad es la lección que más duele, pues asociada a ella aparece siempre algún tipo de pérdida. Al universo le gusta mantener un cierto equilibrio en todo, de ahí que cuando un ego soberbio desconoce la cortesía y la paciencia, haga aparecer la humildad para que ese ego vuelva a pisar suelo firme. Aunque ese aguijonazo se siente a veces como una herida, se trata de un aviso muy importante para poder mantener tu equilibrio.

Algunas personas tienen tanto éxito en la vida que lo dan por supuesto y esperan que las cosas les sean favorables automáticamente. Cuando esto deriva en un ego descomunal que desprecia la paciencia y la cortesía, se engendra arrogancia. Entonces, la humildad se convierte en una necesidad para ese currículo vital. Eso es lo que le sucedió a Will.

Atractivo, atlético, de tez bronceada y mirada penetrante, Will parecía un modelo y se vestía como tal. Las cosas le iban muy bien y todo lo que se proponía lo conseguía de acuerdo con sus deseos. Gracias a su encanto, su inteligencia y su talento, su negocio funcionaba al máximo y el éxito se había convertido en una constante en su vida.

Cuando Will recibió una notificación judicial, supuso que todo se resolvería tan fácilmente como cualquier asunto de su vida y no se preocupó en absoluto por este hecho. Pero no fue así; aquella demanda judicial acabó llevando su empresa a la ruina. Después de varios meses trató de encontrar un trabajo, pero nadie le contrataba. Su economía declinaba. Tenía que hacer frente a muchas deudas y, finalmente, no le quedó otra opción que declararse en quiebra. Will no podía comprender por qué la «magia» que rodeaba su vida había dejado de funcionar; después de siete años en los que desempeñó varios trabajos mediocres, tuvo que enfrentarse a la lección de la humildad.

Cuando vino a verme, Will no podía comprender que a una persona tan «perfecta» corno él le hubieran sobrevenido tantos infortunios. Tenía que aprender que su talento era algo maravilloso, pero que quedaba oscurecido por su actitud arrogante. Él miraba de modo condescendiente a las personas que no tenían sus dones —Atablándoles de un modo paternalista, tratándoles de forma descortés y tomándolos por estúpidos y faltos de interés—, de ahí que su vida le condujera a la lección de la humildad. Con el tiempo, Will acabó comprendiendo por qué la vida le había mostrado la lección de la humildad con tantas e intensas lecciones. Al principio, eran lecciones difíciles para él, pero Will se hizo cargo de su situación y se comprometió a aprenderlas y así cambiar las circunstancias que le rodeaban.

Debemos estar orgullosos de lo que somos y de lo que conseguimos. Sin embargo, si descubres que alimentas secretos pensamientos de arrogancia y presunción, recuerda la lección de la humildad antes de que el universo lo haga por ti. Dolerá menos de esa forma.

MANERA PERSONAL DE VIVIR LA HUMILDAD

1 Reconozco mi grandeza como hijo de Dios, y a su vez, mi miseria en comparación con él.

(La humildad supone ser realista, no abdicar del propio honor y fama, pero tampoco buscar las propias excelencias indebidamente)

2 Reconozco mis propias insuficiencias y lucho con el fin de superar algunas de ellas.

(La señal de que el reconocimiento es auténtico está, precisamente, en que se intenta hacer algo para superar las insuficiencias que todos tenemos).

3 Habitualmente no me comparo con otras personas. En cambio intento autoconocerme y conocer el grado de mejora que he conseguido después de realizar un esfuerzo de mejora.

(Cada persona es diferente y no tiene ninguna utilidad considerarse superior o inferior a los demás. Se trata de aprovechar lo que uno es al máximo).

4 Intento someterme a las personas que tienen autoridad sobre mí y no imponerme sobre los que, en principio, podrían considerarse inferiores.

(La actitud que buscamos es aquélla que permite descubrir y aprovechar al máximo los talentos de los colaboradores. Contamos con ellos porque sabemos que no somos superiores).

5 Intento lograr que aquellas personas que dependen de mí tengan los éxitos que les son debidos y, además, así lo prefiero a tener excelencia propia.

(Es frecuente encontrar que algunas personas, por envidia, intentan devaluar la acción ajena, ponen zancadillas a sus planes o, sencillamente, no dan el mérito debido a sus logros).

6 Habitualmente intento evitar abrumar a los demás con las excelencias propias, reales o fingidas.

(Esta vanidad queda reflejada en las conversaciones, en los gestos, en la susceptibilidad casi enfermiza, en sentirse ofendido casi sin motivo).

7 Asumo la realidad de que existen autoridades auténticas que debo tener en cuenta en lugar de endiosar mi propio intelecto.

(Seguramente ésta es una de las maneras más frecuentes de abusar de la humildad en la actualidad. Estas personas suelen ser intolerantes con los demás).

8 Entiendo que puedo aprender mucho de los demás y por eso les escucho con atención.

(La autosuficiencia conduce a menospreciar a los demás. No sólo es una falta de justicia sino también una expresión de soberbia).

Fuente Consultada: La Educación de Virtudes Humanas y su Evaluación David Isaacs

 

Diferencia Entre Generosidad y Solidaridad

 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas