IDIOMAS OFICIALES DEL MUNDO

LISTA DE LOS IDIOMAS OFICIALES POR CADA PAÍS DEL PLANETA

iDIOMAS DEL MUNDO

 

 

 

 


La Lengua Latín Románicas Eslavas

Germánica

Cuantos Idiomas Existen?


Lengua: conjunto ordenado y sistemático de formas orales, escritas y grabadas que sirven para la comunicación entre las personas que constituyen una comunidad lingüística. Hablando de una manera informal puede decirse que es lo mismo que idioma, aunque este último término tiene más el significado de lengua oficial o dominante de un pueblo o nación, por lo que a veces resultan sinónimas las expresiones lengua española o idioma español. Hay lenguas que se hablan en distintos países, como el árabe, el inglés, el español o el francés. En estos casos aunque la lengua sea la misma, existen ciertas variaciones léxicas, fónicas y sintácticas menores por motivos históricos y estrictamente evolutivos, aunque todos los hablantes se entienden entre sí.

Desde un punto de vista científico, a partir de Ferdinand de Saussure se entiende por lengua el sistema de signos orales y escritos del que disponen los miembros de una comunidad para realizar los actos lingüísticos cuando hablan y escriben.

La lengua es un inventario que los hablantes no pueden modificar, sólo emplearlo a través del habla, es decir, el conjunto de emisiones que los hablantes producen gracias al inventario del que disponen.

Este concepto fue ligeramente modificado por Noam Chomsky, que entiende la lengua como el sistema interiorizado que poseen los hablantes, capaz de generar sus realizaciones lingüísticas. El hablante las evalúa gracias a la competencia, o sea, el dominio inconsciente que tiene de su lengua.

Lista elaborada según idiomas oficiales de cada país.

Afrikaans: Sudáfrica

Albanés: Albania, Serbia y Montenegro (Kosovo).

Alemán: Alemania, Austria, Bélgica, Liechtenstein, Luxemburgo, Suiza.

Amhárico: Etiopía.

Árabe: Arabia Saudita, Argelia, Bahréin, Comoras, Chad, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Eritrea, Iraq, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Marruecos, Mauritania, Omán, Palestina, Qatar, Sahara Occidental, Siria, Somalia, Sudán, Túnez, Yemen, Yibuti.

Armenio: Armenia.

Azerí: Azerbaiyán.

Aymara: Bolivia, Perú.

Bahasa: Indonesia (Bahasa Indonés).

Bengalí: Bangladesh.

Bielorruso: Bielorrusia.

Birmano: Myanmar.

Bislama: Vanuatu.

Bosnio: Bosnia-Herzegovina.

Bribrí: Costa Rica.

Búlgaro: Bulgaria.

Catalán: España, Andorra, Francia e Italia.

Cingalés: Sri Lanka.

Croata: Croacia, Bosnia-Herzegovina.

Coreano: Corea del Norte, Corea del Sur.

Chamorro: Marianas del Norte, Guam.

Checo: República Checa.

Chibcha: Colombia.

Chichewa: Malawi.

Chino: China, Brunei, Hong Kong, Singapur,Taiwán.

Creole: Haití, Guadalupe, Martinica.

Danés: Dinamarca.

Divehi: Maldivas

Dzongkha: Bhután

Escocés: Escocia.

Eslovaco: Eslovaquia.

Esloveno: Eslovenio.

Español: Andorra, Argentina, Bolivia, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Filipinas, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Nicaragua, Oriente Próximo, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Sahara Occidental, Uruguay, Venezuela.

Estonio: Estonia.

Euskera: España (País Vasco y parte de Navarra), Francia (País Vasco francés).

Feroés: Islas Feroe.

Filipino: Filipinas

Finés: Finlandia.

Francés: Francia, Andorra, Bélgica, Benín, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Canadá, Congo, Costa de Marfil, Chad, Comoras, Gabón, Guinea, Guinea Ecuatorial, Haití, Luxemburgo, Madagascar, Malí, , Mónaco, Níger, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Ruanda, Senegal, Seychelles, Suiza, Togo, Vanuatu, Yibuti, Canadá.

Frisón: Holanda.

Gagauzo: Moldavia.

Galés: Gales.

Gallego: España (Galicia).

Georgiano: Georgia.

Gibelterse: Kiribati.

Griego: Grecia y Chipre.

Guaraní: Paraguay

Hebreo: Palestina, Israel.

Hindi: India, Guayana, Fiji.

Húngaro: Hungría, Serbia y Montenegro (Voivodina).

Inglés: Australia, Botsuana, Canadá, Camerún, Escocia, Estados Federados de Micronesia, Estados Unidos, Fiji, Filipinas, Gales, Gambia, Ghana, Guyana, Hong Kong, India, Inglaterra, Irlanda, Islas Salomón, Islas Marshall,Kenia, Kiribati, Lesotho, Liberia, Malawi, Maldivas, Malta, Marianas del Norte, Nauru, Niue, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Ruanda, Samoa, Seychelles, Sierra Leona, Singapur, Sudáfrica, Swazilandia, Tonga, Tuvalu, Uganda, Vanuatu, Zambia, Zimbabwe.

Irlandés: Irlanda.

Islandés: Islandia.

Italiano: Italia, San Marino, Suiza.

Japonés: Japón.

Jemer: Camboya.

Kaqchikel: Guatemala.

Kazajo: Kazajstán.

Kinyarwanda: Ruanda.

Kirguís: Kirguistán.

Kirundi: Burundi.

Kiswahili: Kenia.

Kurdo: Irak, Turquía, Irán.

Lao: Laos.

Latín: Ciudad del Vaticano.

Letón: Letonia.

Lingala: Congo.

Lituano: Lituania.

Luxemburgués: Luxemburgo.

Macedonio: Macedonia.

Malayo: Malasia, Brunei, Singapur.

Maltés: Malta.

Mam: Guatemala.

Maorí: Nueva Zelanda.

Mapudungun: Chile, Argentina.

Marshalés: Islas Marshall.

Moldavo: Moldavia.

Mongol: Mongolia

Nahuatl: México.

Nauruano: Nauru.

Neerlandés u Holandés: Holanda, Bélgica, Suriname.

Nepalí: Nepal.

Noruego (Nynorsk y Bokmal): Noruega.

Panyabí: India, Pakistán, Bangladesh.

Patois: Costa Rica, Jamaica.

Persa: Afganistán, Irán.

Pocomam: Guatemala.

Polaco: Polonia.

Portugués: Portugal, Angola, Brasil, Cabo Verde, Guiné-Bissau, Mozambique, Santo Tomé y Príncipe, Timor Oriental.

Q'eqchí: Guatemala.

Quechua: Bolivia, Ecuador, Perú.

Quiché: Guatemala.

Serbio: Serbia y Montenegro, Bosnia-Herzegovina.

Sueco: Suecia, Finlandia.

Shona: Zimbabwe.

Swati: Swazilandia.

Swahili: Tanzania.

Retorrománico: Suiza.

Rumano: Rumania, Moldavia.

Ruso: Rusia, Bielorrusia, Kazajstán, Moldavia.

Sesotho: Lesotho.

Somalí: Somalia.

Swahili: Burundi.

Tailandés: Tailandia.

Tamil: Singapur, Sri Lanka.

Tayik: Tadyikistán.

Tetun: Timor Oriental.

Tigriña: Eritrea

Tongano: Tonga.

Tswana: Botsuana, Sudáfrica.

Turco: Turquía, Chipre.

Turcomano: Turkmenistán.

Tuvaluano: Tuvalu.

Ucraniano: Ucrania, Moldavia.

Urdú: Afganistán, Pakistán.

Uzbek: Uzbekistán.

Vietnamita: Vietnam.

Venda: Sudáfrica.

Xinca: Guatemala.

Zulú: Sudáfrica.

PARA SABER MAS...
Los idiomas actuales

Según el criterio que se adopte, el número de lenguas actuales puede oscilar entre dos y tres mil: esta diferencia también proviene del alto número de ellas que desaparece a la vez que surgen otras nuevas. El latín, por ejemplo, ha pasado a ser hoy sólo instrumento de comunicación de la Iglesia católica en su actividad interna. Media docena de grandes idiomas europeos, beben sus orígenes en el latín; un conjunto de factores -el analfabetismo de la población europea de la Alta Edad Media, la carencia de escuelas, el aislamiento y la escasez de comunicaciones- causó el desglose de esta lengua antigua en los distintos idiomas romances.

En cambio, en América se preservó el patrimonio común de los idiomas originarios-castellano, portugués e inglés-basándose en una conveniencia pragmática que, casi en seguida históricamente, se vio reforzada por el desarrollo y arraigo de los medios de comunicación masivos, como la radio, la prensa, cine, televisión, así como por la relativa facilidad de los intercambios físicos dadas la cercanía y la época.

Como el más claro y extraño exponente de idioma antiguo renacido en tiempos recientes hallamos al hebreo, desaparecido como patrimonio de un pueblo -el hebreo, a la sazón- en el siglo VI a.C., y que fue reemplazado por otro idioma semítico: el arameo. La dilatada y extendida diáspora del pueblo judío obligó a sus integrantes a incorporar los diversos idiomas utilizados por los pueblos donde se ubicaron y, en especial, dos fueron los que más asimilaron: el castellano, expresión de los judíos sefardíes y el  ídisch -dialecto derivado del bajo alemán-, patrimonio del grupo aschkenazim.

El joven Estado de Israel -creado en 1949-oficializó el hebreo como idioma nacional después de 26 siglos de no cultivarse éste activamente, también en razón del alto valor simbólico e histórico que representa y contiene, y porque a la vez contribuye a la unificación de la expresión lingüística de un pueblo de muy especiales características a lo largo de toda su evolución.

En tanto, el mundo occidental maneja cuatro grandes grupos idiomáticos-utilizados también en América-: castellano, inglés, portugués y francés. La comunidad hispanohablante está integrada por un alto número de países y pueblos que, en conjunto, incluye a unos 250 millones de seres humanos, al tiempo que el español es el idioma oficial de varias naciones. Otro gran idioma de origen ibérico, el portugués, se canaliza, fundamentalmente, en Brasil -unos 200 millones de habitantes-y también en Portugal y un grupo de países de África y Asia que en fecha reciente se emanciparon de esta nación.

El inglés constituye sin duda la lengua europea de mayor extensión en su uso cotidiano, circunstancia debida a la gran expansión lograda por el ahora desaparecido Imperio británico entre los siglos XVI y XX y la adopción internacional de este idioma como el corriente en el campo de los negocios y las finanzas. Unos 300 millones de personas lo hablan en países como EE.UU., Canadá, Australia, Nueva Zelandia, República Sudafricana, Filipinas, Liberia y otros, además de los habitantes del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. El francés, idioma madre de. Francia, Suiza y Bélgica, incluye, junto con la importante comunidad franco-hablante existente en Canadá, unos 80 millones de individuos.

Como idioma secundario, fue el mejor vehículo de comunicación entre los sectores cultos y diplomáticos internacionales; en la actualidad, y a pesar de su relativa decadencia en dichos sectores, continúa siendo medio de expresión de gran número de personas en todo el mundo, representativo de actividades sociales con tradición y predicamento como la moda, la elegancia y el buen gusto.

En el cuadro de las restantes lenguas modernas europeas se inscriben el ruso -incluyendo el ucranio y el bielorruso-, que es hablado por u nos 170 mi Nones de personas, aunque continúa siendo, en esencia, un idioma nacional. El alemán, de gran prestigio cultural y científico en toda Europa hasta las primeras décadas del presente siglo, influido después fuertemente por los acontecimientos político-sociales que tuvieron a Alemania como desencadenante, ha visto debilitar su posición anterior; de todos modos, sirve hoyen día para la expresión de casi 100 millones de individuos. El italiano, carente de las proyecciones más allá de sus propias fronteras como en el caso de otras lenguas, se destaca por su musicalidad, y por haber difundido internacionalmente un particular género artístico: la ópera. Casi 60 millones de personas lo tienen como su instrumento de comunicación.
Por último, el holandés, el cual no sólo es hablado en Holanda sino también en Bélgica -el flamenco- y algunos territorios de ultramar de estos países, como en Sudáfrica y otras ex colonias holandesas.

E! tronco indoeuropeo
Tres grandes ramas, o divisiones, agrupan a los idiomas recién señalados: los germánicos, derivados todos de un primitivo idioma germánico reconstruido de manera artificial y que posteriormente se dividió; los denominados neolatinos o romances, procedentes del latín y que comprenden el castellano, el francés, el portugués, el catalán, el rumano, el italiano y otros idiomas menores. Su fundamental diferencia con los germanicos radica en que han conservado en buena medida la literatura clásica que se escribió en el idioma matriz.

Asimismo, tanto el latín como el griego ofician en la actualidad de adecuada fuente para la creación de nuevos vocablos, en especial los vinculados con el desarrollo tecnológico y científico. En el tercer grupo, el eslavo, se incluyen el ruso, el polaco, el checo, el eslovaco, el servio-croata, el búlgaro y el esloveno. Estos idiomas se caracterizan, además, por presentar sorprendentes analogías con el germánico y con el latín, así como con casi todos los hablados en Europa durante la Edad de los Metales: el celta -del que deriva el irlandés actual-, el albanés y el griego -antepasados de los idiomas modernos-, y el báltico -lituano y letón-; y con algunos de Asia, como el armenio antiguo y el ario.

La denominación de indoeuropeo deriva de la concepción, basada en la gran cantidad de analogías existentes, de un antiguo idioma común hablado desde la India hasta el extremo occidental europeo. El nombre de ario ha quedado restringido para referirse a las lenguas usadas en Irán -entre ellas, el persa- y en la India, donde más de 50 distintas conforman una nueva Babel idiomática, aunque el índi es la más corriente, pues unos 150 millones de personas se expresan en ella o la tienen por lengua madre.

Según estudios y estimaciones, el primitivo tronco indoeuropeo se podría localizar en los bosques de Europa centro-oriental, entre el Báltico y el mar Negro, y no en Asia, como se creía hasta antes de la diferenciación entre los conceptos ario e indoeuropeos.

Fuente Consultada:
Mundorama Tomo I,  Wikipedia y Enciclopedia Encarta

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas