REVOLUCIÓN CIENTÍFICA SIGLO XIX

IMPERIALISMO-LIBERALISMO-UNIFICACIÓN DE PAÍSES-CAPITALISMO

>Inicio >Historia Contemporánea >Imperialismo Europeo

HISTORIA DEL IMPERIALISMO EUROPEO

 

 

 

 

La Unificación Italiana

La Unificación Italiana

Reformas Liberales

Religión y Ciencia

El Positivismo


El siglo XIX significó un momento decisivo para el conocimiento científico. La renovación científica que se había iniciado unos siglos atrás con las teorías de Copérnico, Galileo, Bacon y Newton —entre otros— llegó en el siglo XIX a su punto más airo. Se produjeron innumerables descubrimientos y experiencias que ampliaron y transformaron el conocimiento del mundo natural y social.

Además, las afirmaciones de los científicos adquirieron el valor de verdades casi absolutas, irrefutables, como antes lo habían sido los escritos de los filósofos o las revelaciones de la religión cristiana.

Thomas A. Edison

Las ciencias naturales, la física y la química, el estudio de las especies animales y del hombre experimentaron un avance incesante. Las investigaciones se fueron haciendo cada vez más específicas, y así se conformaron diferentes disciplinas, cada una con su propio objeto de estudio.

No obstante, se fue imponiendo en todas las ciencias un criterio común para investigar. El objetivo fundamental de todas las ciencias fue la búsqueda de leyes científicas. Se trataba de explicar los fenómenos naturales o sociales a través de nociones generales que pudieran aplicarse a todos los casos estudiados.

En el campo del estudio de los seres vivos se elaboraron teorías que tendrían gran trascendencia. Las investigaciones de. Charles Darwin fueron la base de la noción de evolución. Contrariando las ideas religiosas y científicas de la época —que sostenían que las especies animales tenían características invariables—, Darwin afirmó que las especies se van transformando a lo largo del tiempo.

El principio que explica estas transformaciones es el de la selección natural: los individuos de una especie que logran sobrevivir son los más aptos, los que mejor se adaptan al medio natural. Los cambios que se producen entre los individuos más exitosos se transmiten a sus descendientes.

El evolucionismo de Darwin provocó un gran impacto cuando se lo extendió al estudio de la especie humana. Aunque generó fuertes controversias en el plano religioso y filosófico, poco a poco fue imponiéndose entre los científicos. Un apunte del cuaderno de Edison con el esquema de una lámpara incandescente

LAS CIENCIAS EN EL SIGLO XIX

El siglo XIX constituyó una época durante la cual el hombre siguió creyendo en los postulados mágicos de la ilustración. No hubo corte ideológico entre el siglo XVIII y la primera mitad del XIX porque el racionalismo fue un dogma intocable. Las teorías de Newton no fueron discutidas y un considerable progreso industrial demostró que era necesario tener fe en la Ciencia, capaz de realizar grandes maravillas.

El libro Mecánica Celeste de Laplace, que vino a completar los estudios de Lagrange, y confirmó gran parte de las teorías de Newton, permitió conocer los movimientos de los astros al aplicar las funciones y el cálculo de variaciones al estudio de los fenómenos celestes. Entre los grandes matemáticos de este tiempo destacan Carlos Federico Gauss (1777-1855), que aplicó el cálculo infinitesimal a la Geometría, y Jacobi (1804-1851) que estableció la teoría de las funciones elípticas.

A Lobatchewsky se debe la primera Geometría no euclidiana, que tanta influencia había de tener en la obra posterior de Einstein, ya en el siglo actual. Foucault, con su famoso péndulo, demostró palpablemente la rotación de la Tierra, Le Verrier calculó las posiciones del planeta Neptuno, y Arago mandó construir el ecuatorial del Observatorio de París, al mismo tiempo que con el aumento del poder amplificador de los telescopios consiguió ensanchar notablemente el conocimiento del mundo estelar. El estudio de la constitución íntima de la materia permitió reconstruir la teoría atómica sustentada en la Grecia clásica por Demócrito.

El inglés John Dalton (1766-1844) fue uno de los primeros físicos que prestaron atención al mundo del átomo y demostró que los elementos químicos se diferencian por sus pesos atómicos, lo cual explica sus distintas propiedades.

En 1869 el ruso Dimitri Mendelejew distribuyó los 91 elementos químicos conocidos en una tabla y probó que existe una «ley periódica» íntimamente relacionada con el peso atómico de aquéllos y que permite agruparlos en forma racional.

En 1828 Wóhler consiguió sintetizar la urea, una sustancia orgánica, mediante el tratamiento de sustancias inorgánicas. La Química y la Física colaboraron íntimamente en la creación de un nuevo estudio, la Termodinámica, debida a Sidi Carnet, James Joule, el alemán von Helmholtz y Josia Willard Gibbs. Según estos descubridores el calor es una forma de energía que se transforma, pero la suma total de la misma es siempre inalterable en el Universo y no puede aumentar ni disminuir.

volta
Volta realizó los primeros experimentos referentes a la, pila eléctrica,
llegando a interesar a Napoleón I.

Pero lo que más atrajo la atención de los investigadores fue el campo maravilloso de la electricidad que habían iniciado Galvani, Volta, Franklin y otros en el siglo pasado. Maxwell demostró que la electricidad se transmite por medio de ondas que viajan a la velocidad de la luz. El alemán Hertz (1857-1894) midió la longitud de estas ondas, que denominó electromagnéticas, y sostuvo que existe una íntima relación entre electricidad, calor y luz, es decir, que son manifestaciones de una energía única.

El estudio de los fenómenos eléctricos permitió al alemán Roentgen (1845-1923) descubrir en 1895 los rayos X producidos al bombardear con una corriente de electrones el anticátodo situado dentro de un tubo en el que se había practicado el vacío. Estos rayos X eran corrientes de electrones liberados al bombardear el metal que formaba el anticátodo. Antonio Enrique Becquerel (1852-1908) descubrió que la radiactividad del uranio consistía en una descomposición de la materia resuelta en la emisión de un flujo de electrones.

Este hecho fue observado por primera vez en 1896 y fue el primer paso que permitió luego a los esposos Pedro Curie (1859-1906) y María Sklodowska Curie (1867-1934) descubrir el radium. Éstos demostraron que las emanaciones del radium y los rayos X son de la misma naturaleza.

Revolucion cientifica Trabajo de Galvani

Grabado mostrando diferentes experimentos de Luigi Galvani (Viribus Electricitatis in Motu Musculari Commentarius [Comentarios relativos a los efectos de la electricidad sobre el movimiento muscular] 1791) acerca de los efectos de la electricidad en ranas y pollos.

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas