BIOGRAFÍA DE MARTÍN KARADAGIAN

EL GRAN TITÁN, ÍDOLO MÁXIMO DE LOS ADOLESCENTES DE LOS AÑOS 80

>Inicio >Menú Biografías

bullet Grandes Deportistas Argentinos

Biografia de Martin Karadagian Titanes en el Ring Lucha en el Ring

bullet Grandes Escritores Argentinos
bullet Grandes Científicos Argentinos
 

 

 

 

 


Martín Karadagián: El máximo titán 

Las cámaras se prendían y la tribuna estallaba en un cántico avasallante interpretando una canción que no sólo era la cortina de uno de los programas televisivos más vistos, sino que además lograba unir a grandes y chicos tras la pasión de la lucha libre.

Biografia de Martin Karadagian Titanes en el Ring Lucha en el RingBajo las luces del ring se ubicaba con rostro adusto y serio, vestido con un traje impecable, el presentador Jorge Bocacci, quien anunciaba: “Chicos, no hagan esto en sus casas”.

Allí comenzaba el momento mágico, el instante en que se iniciaba la eterna lucha entre el bien y el mal, encarnados en un sinfín de personajes que de acuerdo a su posición despertaban el cariño incondicional o el odio más profundo en el público, expresado en gritos de apoyo o abucheo.

Llegaban los “Titanes en el Ring”, primero en la década del 50 recorriendo clubes y gimnasios de barrio, luego convertido en uno de los máximos éxitos de convocatoria del Luna Park, para por último volverse un espectáculo para todos a través de la televisión.

Fue precisamente en el año 1962 que llegó a la pantalla de Canal 9 “Titanes en el Ring”, con su desfile inagotable de luchadores atípicos, entre los que se encontraba La Momia, El Caballero Rojo, Mercenario Joe, Rubén Peucelle, Barbachan y El Indio Comanche, entre otros, logrando una década después convertirse en uno de los principales éxitos televisivos a través de la pantalla de Canal 13, logrando una vigencia de treinta años.

Pero sin lugar a dudas, la principal figura de aquel espectáculo fue y será por siempre Martín Karadagián, quien paradójicamente en sus comienzos dentro del mundo de la lucha había sido rechazado por su baja estatura. Pero el destino quiso que se convirtiera en el máximo exponente de la lucha libre en la Argentina, e incluso terminó siendo un completo showman.

Nació en Buenos Aires el 30 de abril de 1922, en el seno de una familia de inmigrantes, ya que su padre era armenio y su madre española. Aquella fuerte herencia lo llevó a practicar desde muy pequeño lucha grecorromana, y con sólo 16 años logró convertirse en campeón mundial de dicho deporte.

Al mismo tiempo que practicaba constantemente aquella disciplina que despertaba su pasión, Martín Karadagián debía trabajar de lo que fuera, ya que su familia era muy humilde, por lo que no era extraño verlo en las entradas de las estaciones de trenes con su cajón de lustrabotas.

Mientras practicaba lucha, también comenzó a interesarse en el teatro, disciplinas que fueron forjando al personaje que todos amamos sobre el ring. Fue en 1957 que se inició como actor en la película “Reencuentro” de Iván Grondona, la cual no tuvo ninguna trascendencia, pero fue el puntapié inicial para el comienzo de una gran carrera. Aquello le permitió compartir escena junto a otro grande, Alberto Olmedo, en su filme “Las aventuras del Capitán Piluso en el castillo del terror”.

No obstante, sabía que el teatro no era lo suyo y que en la lucha estaba su pasión, por lo que en los albores de la década del sesenta creó el grupo de los Titanes en el Ring.

Durante años fue el máximo ídolo infantil, y cuando su figura irrumpía en el cuadrilátero, los niños y los adultos coreaban a viva voz: “Ya llegó Karadagián, el gran Martín es un titán. Martín es el titán de Titanes en el ring porque es genio y figura con Joe Galera y con la viuda. Siempre será Martín, glorioso paladín, el más genial Campeón Mundial”.

Pero a pesar del éxito y la fama, Karadagián no supo ser cuidadoso de su salud, y su gran debilidad por los dulces lo llevó a padecer de diabetes, la enfermedad responsable de la inevitable amputación de una de sus piernas.

Aquella tragedia lo alejó del escenario y lo sumió en una depresión, que el propio ring casi no logra vencer. Hoy todos recuerdan a aquel Martín Karadagián retirado de las peleas, que en una oportunidad venció a la tristeza subiendo al ring, tirando su bastón y acostado sobre la lona diciendo: “Gracias, estoy bien porque estoy con ustedes. ¡Estoy vivo!”.

Y a pesar de que parecía ser un campeón que todo lo podía, Martín finalmente fue derrotado por la muerte, un 27 de agosto de 1991, a los 69 años. No obstante, aún se conservan las infinitas sonrisas que pudo dibujar en los rostros de los niños de varias generaciones.

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas