La Guerrilla en Latinoamericana

HISTORIA DE AMÉRICA LATINA: LOS GRUPOS GUERRILLEROS, ORIGEN Y CONSECUENCIAS

bullet El Humanismo

La Guerrilla en Latinoamerica Causas y Consecuencias Origen de Grupos

bullet La Ilustración
bullet El Renacimiento

 

 

 

Guerra Por Los Recursos Las Buenas Ideas Las Universidades Buscar La Excelencia La Ciencia

Historia Económica Deuda Externa Latinoamericana Pobreza Latina Guerra Por Los Recursos

Guerrilla, terrorismo y narcotráfico

América latina, joven, conflictiva, explosiva... En ella la lucha guerrillera no ha sido un fenómeno reciente, se remonta a las luchas por la independencia. En la década de los 60 e fenómeno de la guerra de guerrillas en su forma rural o urbana comienza a desarrollarse, influenciado por e triunfo de la Revolución Cubana (1958-1959), que originó los elementos esenciales de su identidad: su carácter antiimperialista, su ideología socialista-revolucionaria, y su anhelo de edificar un orden social inspirado en e modelo cubano.

Estas metas se basaron! sobre la comprensión de que la realidad latinoamericana exige una solución socialista. Los grupos que actuaron y que en la actualidad actúan (México: Ejército Zapatista de Liberación) son heterogéneos, no se puede hablar de la  guerrilla en abstracto sino de las guerrillas en plural; hay distintos tipos y varían de una a otra en un país y de un país a otro; se diferencian por la composición social, la base ideológica, los proyectos estratégicos, la táctica militar.

La guerrilla de carácter urbana fue adoptada por la mayoría de los movimientos después de la muerte del "Che" Guevara en Bolivia, en 1967 La guerra de guerrilla urbana no debe ser confundida con el "terrorismo"', especialmente cuando este último término se emplea en forma peyorativa; aquella se puede definir como una forma de guerra no clásica librada en zonas urbanas o suburbanas para lograr objetivos políticos, y difiere del terrorismo político en que es más discriminado y previsible el uso de la violencia; por ejemplo Sendero Luminoso, en el Perú, utilizó una táctica terrorista.

A principio de los 80 comienza a prevalecer un nuevo conflicto, e del narcotráfico. Hay múltiples factores que permiten su desarrollo. Durante estos años la producción, a distribución y el consumo de drogas aumentó. Debemos considerar las consecuencias geográficas, sociales y económicas de la producción y el tráfico de ellas. Los cultivos de coca se realizan en las laderas orientales de los Andes, desde Colombia hasta Bolivia, en valles con altas temperaturas, abundantes lluvias y en alturas de 700 a 1.200 m. Estos cultivos se transforman en recursos económicos para los empobrecidos campesinos.

En 1988, la población rural de los principales países productores representaban el 51 % de la población total de Bolivia, 48% en Ecuador, 35% en Colombia, 31 % en e Perú, y 30% en México. En Bolivia daban trabajo a más del 6% de la PEA, tunos 300.000 campesinos de la zona de El Chapare.

El poder económico de 'los narcotraficantes, acumulado durante la década del 80 en Colombia, fue de unos 66.000 millones de dólares. Latinoamérica provee el 80% de la cocaína (61% solamente Colombia) y el 90% de la marihuana consumida en los Estados Unidos, cuyo tráfico dirigen las organizaciones mafiosas de origen italiano, chino y ruso, con los denominadas carteles de Colombia (Medellín, Cali y Muzo); estas! organizaciones han demostrado su influencia en el poder sin distinción política el ideológica.

La fuente principal del narcotráfico es el poder de la demanda del consumidor, que es mayor en los países avanzados. La demanda es lo que crea el mercado de drogas y mientras ella continúe habrá quien se dedique a satisfacerla.

PARA SABER MAS....
LA GUERRILLA EN AMERICA LATINA

El continente latinoamericano fue un venero guerrillero a lo largo de la historia. Las guerrillas motorizadas contra la dominación española a co-—lienzo del siglo con el sentimiento patriótico de la independencia. Martín de Güemes fue un guerrillero que con acciones de hostigamiento hizo posible el mantenimiento del frente norte de las fuerzas patrióticas argentinas.

A medida que el mundo dominante de los poderosos imperios cambiaban la estrategia, eludiendo el enfrenta-miento armado para reemplazarlo por la infiltración política y económica, surgieron guerrillas nacionales destinadas a luchar contra esos nuevos métodos de dominación.

Pancho Villa y Emiliano Zapata, en México, fueron el ejemplo de guerrillas campesinas triunfantes "sin fines de política partidaria o ideológicas". Sus guerrillas rurales acabaron con dictaduras colocadas desde el exterior, incluyendo la entronización del Rey Maximiliano, que no podían interpretar las angustias del campesinado explotado.

Augusto César Sandino fue un guerrillero nacionalista enfrentado a la política expansionista de los Estados Unidos apoyada en invasiones a países de Centro América como la propia Nicaragua, Santo Domingo o Cuba.

Sandino fue asesinado en 1934, pero dejó sembrada la semilla de la guerrilla nicaragüense ahora en el poder. Hubo guerrillas publicitadas y famosas. La de los Tupamaros en Uruguay, la del "Che" Guevara en Bolivia, la de Fidel Castro en Cuba, y la de ERP y "Montoneros" en la Argentina. O las aún actuantes de "Sendero Luminoso", en Perú, y la del "M 19" en Colombia.

Pero existieron otras que pasaron casi desapercibidas. La de Luis Carlos Prestes en Brasil que comenzó una marcha armada por el interior del país durante tres años a partir de 1924.

En el mismo Brasil se registraron otras guerrillas "con poca prensa''. La que durante poco tiempo comandó el actual gobernador de Río de Janeiro, Leonel Brizóla, en 1964 alzado en armas contra el gobierno militar que ese año derrocó al presidente Joáo Gouart. Desarrollada en el sur, la guerrilla fue arrinconada y debió cruzarse al territorio uruguayo para evitar su exterminio. En 1980 la opinión pública se enteró con sorpresa que el ejército había terminado con un foco guerrillero que había actuado en los dos últimos años en las sierras del centro de Brasil.

Fue también en Brasil donde surgió la guerrilla urbana de Carlos Maringhela que actuó entre 1967 y 1969 convirtió a su líder en una especie "mentor" de esta clase de lucha guiar a través de su estudio conocido como ' "mini-manual de la guerrilla  urbana".

La breve guerrilla chilena a poco de  la caída de Salvador Allende, y la guerrilla urbana pionera en Caracas en :960 aun también ejemplos de luchas ^regulares que no alcanzaron notoriedad.

El mapa sudamericano muestra una curiosidad. Ecuador es el único país del área donde no se han registrado movimientos guerrilleros.
Ahora quedan dos en acción. La colombiana que tiene por eje al "M 19" con 15.000 hombres armados diluida ideológicamente ante la evidencia que buena parte de ella se ha convertido en el "brazo armado" de la mafia del narcotráfico. La otra es la de  'Sendero Luminoso", en Perú. De tendencia maoísta. "Sendero Luminoso"  mezclado la guerrilla urbana con la rural, convirtiéndose en un importante elemento de desestabilización del gobierno de Alan García, elegido por e pueblo peruano.

La guerrilla se ha ido transformando en Latinoamérica siguiendo la evolución del tablero político en el mundo. Todos los estudios sobre el tema desembocan en una realidad. Su éxito o fracaso en el campo esencialmente militar depende del grado moral de las fuerzas encargadas de combatirla.

Hacer de la victoria de Fidel Castro en Cuba un parámetro inamovible, es entrar en un análisis equivocado. El ejército del presidente Fulgencio Batista no estaba ni ética ni moralmente preparado para hacer frente a una guerrilla. El régimen de Batista hay que colocarlo entre los de menor moralidad y honestidad de todos los que existieron en América Latina.

En el área militar, porque Batista había pasado de sargento a general a través de un golpe interno de manera que no merecía el respeto de los profesionales militares. Su gobierno se asentó en la corrupción económica y política que lo fue distanciando de los sectores políticos que se mantenían sanos y que -de acuerdo o no con Castro- lo apoyaron en una campana psicológica de destrucción del gobierno. Este apoyo fue esencial. No es pensable que un grupo guerrillero, que comenzó con 82 soldados pudiera derrocar por si solo a un ejército regular que tenía 30.000 efectivos. Sucedió que ese ejército estaba tan desmoralizado y sin objetivos que la sociedad civil cubana.

Prácticamente no peleó. Existe una cifra. A través de los 25 meses de enfrentamiento murieron 200 hombres del ejército que representa menos del uno por ciento del total de la fuerza. Al producirse el embate final de la guerrilla, Fidel Castro contó con la adhesión de miles de soldados del ejército de Batista -incluyendo altos oficiales- que habían desertado.

Existe otro elemento: el histórico. El ejército cubano no tenía el antecedente de haber peleado por la independencia de su país. La independencia cubana se produjo a través de la guerra que mantuvo Estados Unidos con España donde el territorio de Cuba fue el escenario.

Esta falta de profesionalismo en el ejército de Cuba y su carencia de historia en la lucha por la independencia, unido a la corrupción generalizada en el gobierno al que debía responder, fue un hecho exclusivamente cubano.
En los otros países latinoamericanos -fundamentalmente sudamericanos- no existían fuerzas armadas tan moralmente desprotegidas. Por el contrario: había detrás de ellas una historia brillante ganada en las batallas por la independencia y una trayectoria profesional enriquecida por su permanente contacto con las grandes escuelas militares del mundo, su entrenamiento constante y su evolución en materia de armamentos modernos.

Fidel Castro tuvo gran visión política. En el momento de definir su movimiento de izquierda lo hizo alineándose con la Unión Soviética, descartando con realidad todo juego intelectual-ideológico. Castro se puso al lado de la mayor experiencia comunista triunfante: la URSS. Sabía que con esta jugada ponía una barrera infranqueable a cualquier intento de revertir la situación por parte de los Estados Unidos. Con ello rompió una constante histórica centroamericana: la intervención armada cuando el interés de cualquier gobierno de la zona, no respondió a los intereses norteamericanos.

Lo de Fidel Castro fue un "juego a dos puntas" -errores ajenos y virtudes propias- que otros movimientos guerrilleros no pudieron repetir haciendo de Cuba un hecho que no admitía la copia.

Por el contrario, un elemento político internacional fue el episodio esencial por el cual las guerrillas en esta parte del mundo no alcanzaron a concitar el apoyo popular. El Partido Comunista oficial (el de la Unión Soviética), que lucha con los Estados Unidos por el control político y económico del mundo.

Casi se trató de ''inventar banderas" para continuar en la acción, con la particularidad que gran parte de ellas ya habían sido dejadas de utilizar -y hasta destruidas- por la URSS, creando profundas divisiones en el comunismo latinoamericano. La primera víctima -que fue un aviso concreto de la URSS-fue el propio "Che" Guevara abandonado por el Partido Comunista Boliviano cuando se lanzó a su guerrilla en ese país.

Surge un hecho concreto. En la guerrilla como en otros muchos puntos las decisiones latinoamericanas, dependen no tanto de sus propios deseos sino de la conveniencia del "más allá internacional".

Evidente que a la URSS -superado el ejemplo de Cuba que casi la lanzó a una guerra frontal con Estados Unidos- no le interesaba en ese momento .repetir la experiencia en otros países colocados en -la órbita de influencia norteamericana, en el virtual "reparto del mundo" por parte de las dos grandes potencias.

La lucha por la hegemonía se maneja con un "timig" exacto. Los tiempos precisos para la acción directa no pasan por los relojes de los grupos políticos regionales, sino por el de los estadistas que en Estados Unidos y URSS conducen la gran política universal hacia el objetivo del dominio total.

Ese reloj no lo puede adelantar ningún episodio aislado. Responde a un proyecto global. Así como la URSS se desprendió de muchas otras guerrillas luego de haber logrado el objetivo cubano, todo parece indicar que en 1987 le ha llegado el tiempo de volver a trasladar el "centro de gravedad" de la acción a América Central brindando su apoyo al gobierno comunista de Nicaragua, como blanco básico de esta nueva etapa de su plan de enfrenta-miento con Estados Unidos.

El factor ideológico de la guerrilla en la tarea de reclutar adhesiones masivas comenzó a sufrir contradicciones poco explicables en lo popular.

Se trataba de luchar contra el "imperialismo capitalista" (EE.UU.) a través de propuestas comunistas que -paradójicamente- no incluían las concretadas por la Unión Soviética. Para esa publicidad la URSS no era comunista y se había convertido en un enemigo tan importante como Estados Unidos.

Ideológicamente la guerrilla debió apelar a los reemplazos ninguno de los cuales tenían el impacto de la URSS. Sin el ejemplo comunista de la Unión Soviética, se apeló al comunismo de Argelia. Vietnam. El Congo y fundamentalmente China. La figura de Mao Tse Tung salió de los reducidos recintos de los intelectuales de la guerrilla y comenzó a circular como la principal imagen de la lucha guerrillera triunfal.

Mao Tse Tung -en efecto- era una figura válida. Hizo la guerrilla durante 22 años. No sólo derrotó a las fuerzas del gobierno nacionalista chino, sino también a las tropas japonesas que habían invadido el territorio de ese inmenso país.

Fuente Consultada:
Guerra de Guerrillas Operaciones - Grupos - Tácticas
Espacios y Sociedades del Mundo Política, Economía y Ambiente de C.V. Bertone de Daguerre y S.M. Sassone
Nota a Cargo: profesor Miguel Ángel Aguilar

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas