LA MUJER EN EL MUNDO ACTUAL

LA COMPETENCIA DE LA MUJER FRENTE AL HOMBRE EN LA ACTUALIDAD

Hacia Un Nuevo Modelo Social
Del
Siglo XXI

 

 

 

 


La vejez
Existen muchas más mujeres que hombres en edad avanzada (más de 60 años
). En 1995 el número de mujeres mayores de 60 años en las regiones desarrolladas representó más del 20% del total de la población femenina, mientras que la proporción correspondiente a los hombres fue del 15%. Por su parte, la proporción de mujeres y hombres de este grupo etario en las regiones en desarrollo fue bastante menor: no supera el 10% para ninguno de los dos sexos. 

Los altos mandos


L
os puestos jerárquicos en el mundo de los negocios; las mujeres raramente ocupan más de 1 ó 2% de los puestos ejecutivos superiores. Sin embargo, en les categorías más generales de administración y gestión, la proporción de mujeres aumentó en todas las regiones: saltó del 6 al 33% en Europa y del 8 al 25% en América latina. En los niveles superiores de gobierno le participación femenina es escasa.
Así, por ejemplo, en 1994 sólo 10 mujeres eren jefes de Estado o de Gobierno, aunque es dable destacar que se ha logrado cierto progreso en puestos ministeriales o en cargos políticos en general

El trabajo
Las tasas de participación de la mujer en la fuerza de trabajo son altas en la mayor parte del mundo desarrollado, pero bajas en los países en desarrollo, particularmente en los devastados por la guerra o por el deterioro económico. La educación de las niñas está mejorando, pero aún hay centenares de millones de mujeres que no terminan la enseñanza primaria, especialmente en el mundo islámico. 

La educación
Las mujeres instruidas contraen matrimonio a una edad mayor, desean tener menos hijos, tienen más probabilidades de utilizar métodos anticonceptivos eficaces y tienen mayores oportunidades para incrementar sus salarios. Gracias a la difusión de la enseñanza primaria universal, ha aumentado tetase de alfabetización femenina a un 75% en América latina y el Caribe y en Asia oriental y sudoriental; en cambio, en África predominan altas tasas de analfabetismo.

En educación superior, la matriculación femenina iguale o supera a la masculina en muchas regiones del mundo, pero aún persisten algunos obstáculos para lograr mejores oportunidades laborales. 

Jefa de Hogar:
Como
jefa del hogar El mayor promedio de hogares con jefatura femenina (35%> corresponde a las tierras del Caribe; las tases medias se ubican en América latina (21%> y en África del sur del Sahara (20%). En cambio, son más bajas en el resto del mundo. La jefatura femenina se produce siempre tras la disolución de un matrimonio, ya sea por muerte, separación o divorcio, y también en las relaciones de concubinato. 

La Familia:
L
os cambios en la condición de la mujer, en el tamaño y la estructura del hogar y la familia tienen importantes   repercusiones en las políticas sociales  y económicas. Los hogares más      pequeños se encuentran en las    regiones desarrolladas: disminuyeron a una cifra media de 2,8 personas por hogar en 1990. También disminuyeron en Asia oriental y sudoriental (3,7 y4,9 respectivamente), en América latina (4,7)’ en el Caribe (4,1).

En los    países de África del Norte el tamañodel hogar aumentó de 5,4 a 5,7personas. En los países desarrollados, la disminución del tamaño medio del hogar refleja, en gran medida, el aumento del número de hogares unipersonales, especialmente entre  adultos solteros de ambos sexos y mujeres de edad avanzada.

El estado civil
La mujer, por lo general, contrae matrimonio a una edad más temprana que el hombre, pero existen diferencias entre regiones. Entre las africanas y las de Asia meridional, se registran las tasas de nupcialidad más años del mundo, particularmente entre los 15 y los 19 años.

En los países adelantados no es común el matrimonio de jovencitas a esa edad. Las mujeres del medio rural, por su lado, contraen nupcias a una edad más temprana que las del medio urbano. En los países desarrollados se tiende a contraer matrimonio a una edad mayor y la cohabitación suele ser la forma en que los señoras jóvenes se establecen como parejas.

La inestabilidad marital es otra de las características de nuestro tiempo en esos países. En los últimos 20 años, la lasa de divorcios ha aumentado considerablemente en la mayoría de tos Estados occidentales, sobre todo en los Estados Unidos y en los países escandinavos. 

La maternidad:
En los países en desarrollo la mortalidad derivada de la maternidad es una de las principales causas de defunción. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de medio millón de mujeres mueren en el parto lodos los años, y que otras muchas sufren complicaciones relacionadas con el embarazo. El riesgo de morir por causas derivadas del embarazo durante la vida de una mujer africana es de 1 entre 23, mientras que una mujer de América anglosajona tiene un riesgo de 1 entre
4000.

La fecundidad
El número de nacimientos por mujer ha disminuido notoriamente en casi todo el mundo durante los últimos 25 años. Las tasas de fecundidad más bajas son las que presentan las regiones desarrolladas: 1,9 hijos por mujer, lo cual no llega al nivel de reemplazo generacional (2,1). Por el contrario en África las mujeres siguen teniendo un promedio de seis hijos, sobre todo en algunos países al sur del Sahara.

 

LA CIRCUNCISIÓN FEMENINA: Datos proporcionados por las Naciones Unidas, la Unicef, la Unesco y la Organización Mundial de la Salud (OMSI revelan que la denominado circuncisión femenina es uno práctico de mutilación sexual padecido por 130 millones de mujeres y dista mucho de ser erradicada. Mujeres de 28 países de África, varias naciones del Medio Oriente” también las de comunidades situadas en Pakistán, Indonesia y Malasia se ven afectadas. Cada año, dos millones y medio de niños y adolescentes posan a integrar el numeroso grupa de mutiladas, a un promedio de cinco por minuto. En los Estados en que se realiza esto práctica se considera que es un camino imprescindible hacia la purificación.

Costumbres ancestrales, el alto grado de religiosidad, la ignorancia, a superstición y la dominación masculina que caracterizan las sociedades de dichos Estados se interponen e la labor de organismos occidentales que luchan para ponerle fin o esta situación. Las distintas formas de ablación, practicadas sin la asepsia necesaria,, acarrean graves complicaciones ginecológicas, y en muchos casos, la muerte a causa de lo infección. La mejor alternativa para combatir este ritual es a educación, y la prohibición sólo lograría empeorar las condiciones de su práctica, de por sí primitivas.

La circuncisión es asumida en muchos países africanos como una de sus señas de identidad, por lo que los intentos externos para erradicarlo, sobre todo si se sostiene que es un acto bárbaro o salvaje, no hacen más que afianzar la adhesión o esa práctica. Los pocos intentos para eliminarla legalmente en algunos países africanos han fracasado. La OMS apuesta a combatir el ritual con información dirigida a jóvenes y a líderes locales y religiosos, con capacidad poro influir en sus ámbitos de pertenencia. Es un camino lento pero, tal vez, el más eficaz.

Liberación de la Mujer en el Siglo XX                                                 La Famosa Sharbat

Hambre en Sahel (África) Hambre en Etiopía (África) Hambre en el Congo (África) Mujeres en Somalia (África)

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas