MAGISTRATURAS ROMANAS, Funciones

ROMA ANTIGUA: LA REPUBLICA Y SUS MAGISTRATURAS
ORGANIZACIÓN POLÍTICA

bullet Enfermedades en Roma

Las Magistraturas en Roma Antigua Organizacion Politica de Roma

bullet Emperadores Crueles
bullet La Vida en Roma

 

 

 

Portal Roma Enfermedades en Roma Los Ejércitos La Monarquía La República El Imperio

Cuadro Evolución Histórica de Roma Etapas en la Historia de Roma El Senado Romano

LA ORGANIZACIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLICA
Entre los siglos VI y I a.C., Roma se organizó como una república. Este término hace referencia a que el gobierno era una cosa (en latín, res) pública. Como en las polis griegas, los ciudadanos colaboraban para resolver los problemas comunes de la ciudad.
Los ciudadanos participaban con su voto en la asamblea que elegía a los funcionarios del gobierno, llamados magistrados.

En Roma, las magistraturas eran anuales, colegiadas, colectivas y gratuitas. Formaban parte de una carrera de honores (cursus honorum), que permitía que algunos ciudadanos escalaran posiciones ordenadamente desde las magistraturas menores hasta las más importantes.

Durante la República los ciudadanos romanos, reunidos en asambleas, decidían sobre las leyes y elegían a los magistrados, que eran los encargados de gobernar. Se formaron tres instituciones principales: los Comicios, las Magistraturas y el Senado.

• Los Comicios eran asambleas en las que se reunían los ciudadanos romanos para votar las leyes y elegir a los magistrados.

• Las Magistraturas eran los distintos cargos del gobierno. Los magistrados eran elegidos por un año. Los magistrados supremos eran los dos cónsules, que detentaban el máximo poder civil y militar.

• El Senado era la institución más importante. Establecía las leyes, dirigía la política exterior y daba normas de actuación a los magistrados. Su poder se acrecentó en esta época y sus decisiones eran acatadas sin discusión. El Senado era una institución de carácter fuertemente conservador. Sus miembros ocupaban el cargo de por vida (vitalicio). Sus decisiones no tenían fuerza de ley, pero los cónsules difícilmente tomaban medidas contrarias a la opinión del Senado.

Al lado de estos magistrados temporarios, funcionaba de una manera permanente el senado, compuesto de trescientos miembros escogidos por los cónsules entre los patricios. Por sus decretos, dirigía la administración de la república y la política exterior. Este cuerpo, muy respetado, mostró mucha dignidad y gran perseverancia en su política, y Roma le debió en parte sus triunfos y su grandeza.

MAGISTRATURAS ROMANAS:
La Carrera de los Honores:
En Roma las magistraturas eran anuales, colegiadas, colectivas y gratuitas. Formaban parte de una "carrera de Honores" que preemitía que algunos ciudadanos escalaran posiciones ordenadamente desde magistraturas menores hasta las mas importantes.

Cónsules: eran dos, dirigían el ejército y poseían un poder sin restricciones. Casi siempre ausentes, debieron confiar la parte esencial de la administración de Roma a otros magistrados, cuyo papel se engrandeció con la prosperidad del Estado y que, como los cónsules y los senadores, no recibían retribución. Estas nuevas magistraturas tenían muchos titulares; cada uno poseía la plenitud de su función y podía paralizar con su oposición, toda decisión de sus colegas.

Pretores: los responsables de la administración de la justicia. Ediles: se ocupaban del abastecimiento y limpieza de la ciudad. Dos pretores elegidos por los Comicios por centurias, poseen el imperium; sus atribuciones apenas inferiores a la de los cónsules, consisten en convocar a las asambleas durante la ausencia de estos últimos y sobre todo, en administrar la justicia.

El pretor enuncia los principios jurídicos de donde saldrá el Derecho romano, nombra a los jueces, hace arrestar a los culpables. Uno de ellos, el pretor urbano, resuelve las situaciones y conflictos entre los ciudadanos; el otro, pretor peregrino, regula el proceso entre ciudadanos y extranjeros domiciliados en Roma.

Censores: se ocupaban de la realización de los censos poblacionales para el cobro de impuestos y vigilaban el comportamiento de los senadores. Dos censores, magistrados superiores, elegidos por los Comicios por centurias, cada cinco años, aunque no ejercían su cargo más que durante diez y ocho meses, tenían la triple misión de establecer el empadronamiento, la lista de los senadores y el presupuesto del Estado.

Empadronamiento: Cada ciudadano tiene que declarar su fortuna al censor, que modifica la cifra sobre sus registros si lo juzga oportuno. Esta inscripción servirá para los impuestos y para la movilización (centuria). El ciudadano, a quien el censor lo señala como ciudadano indigno, por la insolencia de su lujo, por estafa, o libertinaje, queda privado de los derechos políticos durante cinco años.

Lista de senadores (álbum): en ella el censor agrega los nombres de los magistrados salidos del cargo después de cinco años. Puede excluir a aquellos que su conducta los haga indignos.

Presupuesto: Los censores fijan por cinco años los impuestos directos (sobre los bienes) e indirectos (aduanas, obras públicas, etc.).

Cuestores: administraban las cuestiones financieras y fiscales. Los cuestores, eran jóvenes elegidos por los Comicios por tribus, magistrados de categoría inferior que se desempeñan como contadores.

Dos de ellos residen en Roma, cobran los impuestos, pagan a los empresarios y cuidan los archivos del estado; otros dos acompañan a los cónsules para aliviarlos de las preocupaciones financieras de la guerra; los cuatro últimos se encargan de la administración marítima, de armar las embarcaciones y de reclutar a las tripulaciones.

Tribunos: esta magistratura se creó a partir de las reformas mencionadas y tenía como función principal la defensa de los intereses de la plebe.

Ediles curules, patricios elegídos por los Comicios por tribus, ayudaban a los dos ediles de la plebe en todo lo que se refiere a las cuestiones materiales de la organización municipal.

Están encargados de:
Aprovisionar a Roma y vigilar los mercados.
Mantener los caminos y las carreteras y disponer la limpieza de las calles.
Organizar los juegos públicos a fecha fija.

Dictador: tenía poderes absolutos pero limitados a no más de seis meses. Era elegido en ocasiones excepcionales cuando las instituciones republicanas se hallaban en peligro. En los peligros inminentes, los cónsules designaban un  magistrado especial que estaba investido de un poder absoluto, que no tuvieron nunca los reyes; ese magistrado se llamaba, dictador. Éste escogía un lugarteniente llamado maestre de caballería, obraba como un monarca soberano, tomaba todas las decisiones que quería sin consultar al senado ni al pueblo, y tenia una guardia de veinticuatro lictores, pero sus funciones no podían pasar de seis meses.

MAGISTRATURAS ROMANAS
Cónsul 2 Elegidos por Comicios Centuriados Mando total de civiles y militares
Convocan a comicios centuriados y al senado
Pretor 2 a 12 Elegidos por Comicios Centuriados Jueces, administran justicia. También pueden Convocan a comicios centuriados y al senado
Edil 4 Elegidos por Comicios
Por Tribus
Vigilancia y gestión de la ciudad, como policía, sanidad, obras públicas, etc. Organizan actos públicos, como juegos y homenajes.
Cuestor 2 a 40 Elegidos por Comicios
Por Tribus
Funciones de Hacienda. Administran el tesoro publico y custodian los archivos del Estado.

Se estableció la costumbre de confiar las magistraturas superiores a los que habían tenido éxito en cargos más modestos. Así se elabora una jerarquía de magistraturas, una carrera de honores (Cursus honorum)  que pueden solicitarse sucesivamente.  Después de la guerra contra Aníbal, seria fijada la edad mínima exigida para los candidatos.

 

Emperador Tiberio Emperador Calígula Emperador Nerón

Emperador Cómodo

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas