MAPAS DE CLIMAS DE LA ARGENTINA
Isobaras, Isotermas e Isohietas

GEOGRAFÍA ARGENTINA: CAMBIO DEL CLIMA MUNDIAL

Mapa de Climas
del Mundo

Mapas de Temperatuta, Presiones y LLuvias de Argentina

 

 

 

 

Concepto de Clima

Elementos del Clima

Condiciones Climáticas

Climas de Argentina

Concepto de Bioma

Bioma de Argentina

Relieves de Argentina


 

 
 

¿ESTÁ CAMBIANDO EL CLIMA DE LA TIERRA? Los climatólogos, o investigadores del clima, sostienen, con pocas reservas, que, a lo largo de los últimos cien años, la temperatura media global ha aumentado en aproximadamente medio grado Celsius. Este calentamiento se atribuye, al menos en parte, a actividades humanas como la combustión del carbón, del petróleo y del gas natural en las centrales térmicas de producción de electricidad, así como la de los combustibles de los automóviles y otros medios de transporte. Y se espera que, a causa del constante aumento de la población y del avance de la Tecnología, un nuevo incremento de 1 a 3,54 °C tenga lugar hacia el año 2100.

Pero, por otra parte, el calentamiento también estaría asociado a una mayor actividad tectónica del planeta, con un aumento inusitado de erupciones volcánicas en distintos lugares. E incluso se infiere una relación con las tormentas solares y la intensidad y el tamaño de las erupciones en el Sol.

Un archivo detallado de los fenómenos meteorológicos del último siglo ha permitido a los climatólogos comprender la magnitud del cambio climático. Y estos datos son analizados mediante complejas ecuaciones matemáticas a la vez que se realizan simulaciones del sistema climático con la ayuda de las computadoras.

En especial, están centrando su atención en el aumento de las temperaturas mínimas, que revisten gran interés por su incidencia en la agricultura. En este sentido, los climatólogos llegaron a la conclusión de que las temperaturas mínimas crecen más de prisa que las -máximas, hecho probablemente relacionado con los cambios de la cobertura de las nubes (éstas tienden a mantener los días más frescos, al reflejar la luz solar, y las noches más cálidas, al bloquear la pérdida de calor del suelo) y con el enfriamiento debido a la evaporación (el incremento de la humedad en el suelo inhibe el ascenso de temperatura durante el día porque parte de la energía solar se invierte en la evaporación de dicha humedad).

El cambio climático también afecta la distribución de las lluvias y otras precipitaciones: en algunas regiones aumentarían, para disminuir en otras, con la consiguiente alteración de la distribución global y la aparición de sequías e inundaciones.

La relación entre la temperatura y los temporales es más complicada. En un mundo más cálido, la diferencia de temperatura entre los trópicos y los polos cubriría un menor intervalo, con lo que se debilitarían los temporales. Por otra parte, en la alta atmósfera se invertiría la diferencia, lo que influiría de manera opuesta. La actividad humana -a través de, por ejemplo, la emisión de aerosoles- también contribuiría a estos cambios inciertos.

Si bien la precipitación media en forma de nieve tenderá a disminuir por el calentamiento, es esperable una mayor frecuencia de aguaceros copiosos, que pueden provocar inundaciones, erosionar los suelos y causar mortandad humana.

Finalmente, conforme el clima se vaya haciendo más cálido, se prevén cambios en la actividad de los ciclones tropicales (huracanes del Atlántico y tifones del Pacífico).

El problema es que el desplazamiento de los ciclones a zonas extratropicales determinará una mayor superficie expuesta.
El incremento de los gases de invernadero provocaría cambios en la distribución de las precipitaciones.

Fuentes: "Clima caótico", Investigación y Ciencia, N.° 232, enero de 1996. "El clima que viene", Investigación y Ciencia, N.° 250

PARA SABER MAS...
ALGUNOS CONCEPTOS IMPORTANTES

Tiempo atmosférico
El ser humano, las plantas y los animales terrestres viven inmersos en ese gran océano gaseoso constituido por la atmósfera. Las condiciones físicas del aire son cambiantes y se modifican fácilmente. Los factores más importantes que forman y modifican el tiempo atmosférico son: la temperatura, la presión y la humedad. Sus combinaciones pueden formar a su vez nuevos factores, determinando el estado del tiempo, que se encuentra en permanente evolución. El tiempo, condición de la atmósfera en un momento dado, cuando se lo considera en sus características constantes y persistentes, nos proporciona el clima de una zona o región. Su causa determinante, y por ende del clima, es la acción solar, la radiación luminosa y calorífica del astro mayor.

Temperatura
Es el primero y más decisivo de los factores del tiempo. Los rayos solares en la atmósfera calientan el aire, el cual se dilata, disminuye en densidad y tiende a elevarse, pasando el aire frío a ocupar las zonas más bajas.

Determinar la temperatura constituye un dato importantísimo para la meteorología. Los aparatos que se utilizan para tal fin son los termómetros (escalas de Celsius, Reamur, Farenheit, etc.). La temperatura se toma a distintas horas del día, a niveles diferentes de altura, máximas y mínimas, etc. Éstas siguen anualmente un ritmo más o menos uniforme, denominado régimen técnico. Existen temperaturas máximas y mínimas, y entre éstas, temperaturas medias constantes. La máxima se registró en Azizia (desierto de Libia), donde en 1922 el termómetro llegó a 57°; la más baja, en la estación soviética "Vostok" (Antártida) y fue de -87,4°C.

Entre estas máximas y mínimas se sitúan casi todas las temperaturas de la Tierra. La diferencia entre las medias extremas se llama amplitud absoluta. La denominada amplitud media anual es la diferencia entre la media del mes más cálido y la del mes más frío. Las temperaturas medias anuales son las que mejor reflejan las condiciones de un clima, pues señalan si es frío, caluroso o templado.

Las isotermas
En la medición de las temperaturas, más que los datos aislados, interesan las medias diarias, mensuales y anuales. Si trazamos sobre un mapa una línea que únalos puntos que tienen igual temperatura media mensual, obtendremos unas líneas apenas sinuosas denominadas isotermas. El ascenso y descenso de las líneas en los océanos se explica por las distintas corrientes marinas, cálidas y frías, que originan, respectivamente, un aumento y una disminución de la temperatura.

Las isotermas de invierno indican que los fríos más intensos se registran en las regiones polares, y de manera especial en los continentes del hemisferio septentrional.

El geógrafo Kúppen, al observar las variaciones de temperatura en todo el planeta, estableció una clasificación que divide varias regiones o zonas térmicas en una zona ecuatorial, dos zonas subtropicales, dos templadas, dos frías y dos polares.

Presión atmosférica
Muchísimos kilómetros cúbicos de aire gravitan sobre la superficie de la Tierra. Si esa tremenda cantidad de peso no nos aplasta se debe a que la presión se ejerce en todas direcciones y la contrarresta la presión interna de los líquidos de nuestro organismo.

Torricelli probó en 1644 la existencia de la presión atmosférica y midió su valor. El fundamento del barómetro de mercurio establece que cualquier variación en la presión de la atmósfera se registra por un ascenso (aumento de presión del aire) o un descenso (disminución) de la columna barométrica.

En la actualidad se emplean barómetros metálicos, barógrafos o barómetros registradores que señalan sobre papel una curva donde pueden observarse los cambios de presión. También están los altímetros, que, en vez de registrar la presión, establecen la altura. La unidad de presión atmosférica usada en meteorología se denomina milibar. Un bares la presión que ejerce un millón de dinas sobre un cm2 de superficie. La presión norma! del aire es de 760 mm.

Las isóbaras son líneas que los especialistas trazan sobre el mapa y unen puntos de igual presión. Así se obtienen curvas irregulares, elípticas y concéntricas que señalan áreas de baja y alta presión. Se supone que las oscilaciones diurnas de presión son producidas por el calentamiento general de la atmósfera, aunque no faltan quienes las relacionan con una marea de origen solar. Lo más lógico es atribuí rías a la evolución diurna del calor del Sol (por la noche la presión aumenta, con un máximo hacia las 10 de la mañana).

El aire recalentado tiende a ascender (zona de baja presión), mientras que el aire frío, al pesar más, origina una región de alta presión. A lo largo de la zona ecuatorial suele mantenerse un área de bajas presiones. Al N y S de los trópicos las zonas son de alta presión. Hacia Los polos se observan áreas de presiones muy bajas.

De todos modos, la distribución de presiones varía mucho, debido a la irregularidad de la corteza terrestre, el relieve, los cursos de agua, etc. Si e\ globo terrestre fuese perfectamente esférico y sin mares ni relieves, las bajas presiones se ubicarían en el ecuador; las altas, más allá de los trópicos y nuevamente las bajas en los polos. Por suerte no ocurre así, y esta variedad es la que origina los constantes cambios climáticos y atmosféricos.


La humedad
El agua es uno de los componentes más importantes de la atmósfera., en especial en las capas inferiores de ésta. El agua, cualquiera sea su estado (gaseoso, líquido o sólido) forma parte de la atmósfera y proviene de la permanente evaporación que se produce en la Tierra, por la humedad que ésta contiene en los océanos, ríos y lagos. Aunque su estado natural es el del vapor, suele presentarse en forma de niebla, nubes, nieve, lluvias, etcétera.

La importancia del vapor acuoso en la vida humana es inmensa (grado de humedad, pluviosidad, nieves, etc.). Por la acción del calor solar las aguas de ríos, mares y lagos se evaporan y van a formar parte de la atmósfera. A esa enorme zona expuesta a la evaporación hay que agregarle las áreas regadas por las lluvias, ja transpiración de los animales y plantas, y la propia respiración, que despide, asimismo, abundantes cantidades de vapor acuoso. Éste se reparte de manera poco uniforme a lo largo y a lo ancho de la Tierra. Varía de uno a otro punto, en un mismo sitio en días, y aun en horas consecutivas.

Se dice que el aire está saturado cuando la capacidad de absorción de vapor acuoso por la atmosfera es limitada y la evaporación termina. Este punto de saturación no es fijo: se acrecienta con la temperatura y disminuye con la presión.

Se denomina humedad absoluta de la atmósfera la cantidad total de vapor de agua que contiene, en un momento dado, determinada parte de la atmósfera. Los máximos se registran en las "zonas del ecuador y decrecen hacia los polos. Son más elevados en verano que en invierno y también durante el día, en que se evapora mayor cantidad de agua que durante la noche.

El vapor acuoso se halla principalmente en la capa inferior de la troposfera (al nivel del mar y en la superficie de las aguas). Su presencia no siempre indica la existencia de nubes o humedad. Como al aumentar la temperatura también aumenta la capacidad de absorción del aire respecto del vapor acuoso, además de conocer la humedad absoluta hay que saber la proporción de dicho va por con tenida en la atmósfera, comparada con la que tendría en caso de estar saturada (estado higrométrico o humedad relativa). Este concepto tiene gran importancia en Meteorología.

Sintetizando, la humedad relativa es la relación existente entre la cantidad de vapor acuoso que contiene la atmósfera (humedad absoluta) y la que tendría sí estuviese saturada -(capacidad máxima de absorción en dicho momento). La temperatura a la cual una masa de aire contiene el 100 % de humedad relativa se denomina punto de rocío. En horas de la noche, y al bajar la temperatura, el vapor acuoso que hay en la atmósfera se condensa y origina las gotitas que forman el rocío. Si la condensación tiene lugar por debajo de cero grado, las pequeñas gotas se hielan y se transforman en escarcha.

El hidrógeno
Para determinar el estado higrométrico del aire se utilizan instrumentos llamados higrómetros y psicómetros. Los de mayor precisión están constituidos por dos termómetros iguales y contiguos. Uno llamado seco (termómetro común) y el otro húmedo, cuyo depósito protegido por una tela porosa, prolongado hacia la parte inferior, está sumergido en un vaso con agua. Luego se leen los dos termómetros, se consultan unas tablas de doble entrada, y en los cruces de ambas líneas de las temperaturas se leen los valores correspondientes al estado higrométrico que se busca. Hay otros instrumentos basados en la contracción o dilatación que experimentan algunos cuerpos (cabellos) como resultado de la sequedad o humedad del ambiente.

La niebla
Se denomina así el vapor acuoso que, contenido en la atmósfera, tiende a condensarse a nivel del suelo y origina unas nubes relativamente espesas que se desplazan por los desniveles del terreno. Este vapor, al encontrar zonas frías, se condensa y da lugar a esos humos o gases, de color blanco. En los centros urbanos, calzadas y aceras aparecen mojadas, y las partículas de humo que surgen de casas y fábricas se unen al polvo levantado por el tránsito, formando núcleos de condensación que atraen fuertemente el vapor acuoso y lo retienen. Esto explica que los centros urbanos industriales tengan nieblas o brumas más densas que los centros rurales. Las famosas nieblas londinenses tienen sus gotitas recubiertas de una película de aceite que impide su evaporación. Las brumas de Bilbao responden a parecido origen.

El origen de las nieblas de Terranova es diferente, ya que éstas provienen del choque de masas de aire frío con otras de aire caliente. E! fenómeno afecta de manera importantísima la navegación aérea. La lucha contra él es tenaz y prosigue mediante el uso de ultrasonidos, el empleo en aeródromos de lámparas de criptón de gran potencia, nieve carbónica, etc. De todos modos, estos procedimientos son todavía ensayos y en muchos de los casos su alto costo económico los hace prohibitivos para su aplicación.

 
  Flora y Fauna de Argentina Hidrografía de Argentina Orografía de Argentina Folklore Argentino  

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas