EL SOCIALISMO en la Unión Soviética

LA TEORIA MARXISTA -  LA LUCHA DE CLASES Y LA DICTADURA DEL PROLETARIADO

>Inicio >Historia Contemporánea >Grandes Ideologías

 

 

 

 

Materialismo Histórico

Clases Sociales

El Estado

La Revolución

Partido Político

Menú del Tema


LA POLÍTICA DE STALIN: El primer plan quinquenal, el intento frenético de Stalin para industrializar su país comenzó en 1929 y en realidad duró cuatro años. La «revolución desde arriba» engendró un crecimiento significativo de la industria soviética pero con un alto costo.

El alto precio del progreso no contaba para Stalin: «Estamos cincuenta o cien años por detrás de los países avanzados. Si no lo hacemos así, nos hundiremos», dijo.

El plan sustituyó a la N.E.P. que había elaborado Lenin a principios de los años veinte y se propuso objetivos demasiado ambiciosos, como duplicar la producción de carbón o triplicar la de hierro. Se construyeron enormes fábricas de acero y de tractores, que fueron expuestas ante el mundo como ejemplos de la efectividad soviética.
Estas fábricas, donde trabajaba una mano de obra inexperta, se paralizaban a menudo por la escasez de combustible. Los trabajadores ignoraban la existencia de las cadenas de montaje instaladas por Ford y hacían los tractores a mano.

Para abastecer al nuevo estado industrial soviético, Stalin empezó una colectivización general de la agricultura. Confiscó cereales y organizó las granjas individuales (que conformaban el 97 % de la agricultura soviética) en cooperativas controladas por el Estado.

La sanción por resistirse a la colectivización era la ejecución o los campos de trabajo. Muchos campesinos, empujados de nuevo a la servidumbre, mataron a su ganado e incendiaron su cosecha; millones de ellos dejaron el campo por la ciudad en busca de trabajo en las fábricas, agravando aún más la situación de escasez de agua, comida, vivienda y salud. Las cooperativas produjeron menos que las granjas independientes y la mayor parte de la producción se la quedaba el Estado.

En 1932, la mitad de las granjas soviéticas había sido transformada en cooperativas. Incontables campesinos, incapaces de reunir las cuotas y obligados a entregar sus cosechas al Estado, murieron de hambre en la tierra que había sido suya.

Stalin aseguró que la colectivización de la tierra y el plan quinquenal eran un éxito absoluto e intentó ocultar el desastre al resto del mundo. Mientras, el desastre llegó a su propia casa. En 1932, en el punto álgido de la crisis, se suicidó su mujer, Nadia Alliluyeva.

La interpretación stalinista: Diversos documentos de la época ponen el énfasis en la realización del Primer Plan Quinquenal. Hasta 1929 se avanzó en la construcción del socialismo aplastando la resistencia de la burguesía y los campesinos. Y en el seno del partido a través del “desenmascaramiento” del bloque “antisoviético” de los capituladores trotskistas - ziriovievistas”. De 1930 a 1934 se levantaron, según los documentos oficiales, los cimientos de la economía socialista; la industria pesada, la colectivización y mecanización de la agricultura, etc.

Se crearon las condiciones para el mejoramiento material de la vida de las masas. El Estado sufrirá la hostilidad en la política exterior del fascismo en ascenso y en lo interior de los “agentes que entraron a trabajar como espías nazis”, según ellos, Trotski, Zinoviev y más tarde la mayor parte de la vieja guardia bolchevique que formaba parte de la dirección del partido en la Revolución de Octubre. Se practican juicios y fusilamientos que eran caracterizados así en la Historia del Partido Comunista de la URSS cuya redacción fue dirigida por Stalin: “El poder soviético castigó con mano férrea a estos abortos del género humano y Les dio implacablemente su merecido, como a verdaderos enemigos del pueblo y traidores de la patria”.

Los años posteriores según esta fuente serán de importantes éxitos: se inicia el coronamiento de la construcción del socialismo y el pasaje paulatino al comunismo; se derrota al fascismo en la guerra y se posibilita el tránsito al socialismo de varios países, lo que conformará el campo socialista.

La interpretación de la izquierda revolucionaria:

Desde la óptica de diversas fuerzas marxistas no enroladas en la línea oficial del PCUS, la línea de Stalin supondría la subordinación de los intereses del proletariado internacional a los intereses de la Unión Soviética. El control de la III Internacional le posibilitaba a Stalin imponer su línea en la conducción de los Partidos Comunistas del resto del mundo. Antonio Gramsci, el dirigente de la Internacional que quizás más se opone Stalin desde una óptica leninista, es encarcelado por el fascismo en 1926 y liberado gravemente enfermo poco antes de su muerte en Roma.

Por otra parte la desviación nacionalista se iba a combinar con la creciente burocratización del aparato estatal y la pérdida total de vigencia leninista de los Soviets, que de órganos de poder de los obreros, campesinos y soldados pasaron a ser una organización social más con el rol de “correa de transmisión”, como decía Stalin, de las decisiones de la dirección del partido. Las violaciones de la democracia socialista, las persecuciones y fusilamientos así como el dogmatismo ideológico no seria más que mecanismos de control de la burocracia para garantizar la aplicación de su línea política. Se mantiene así la separación entre el Estado y las masas trabajadoras, típica de toda sociedad de clases. El desarrollo de gran importancia que tuvieron las fuerzas productivas fue capitalizando así a favor de la consolidación del poder de la burocracia.

El surgimiento del fascismo como dictadura terrorista de los elementos más reaccionarios, más choyinistas y más imperialistas del capital financiero internacional, es enfrentado con la táctica del Frente Unico Antifascista, según lo aprobado por el VII Congreso de la Internacional de 1935.

Entre el acceso al poder de Hitler y el comienzo de la Guerra Mundial surgieron en Europa y en diversos países posibilidades de oponerse al avance fascista con la resuelta movilización de las masas y la profundización de la revolución mundial. Condiciones que llegaron a su clímax con las movilizaciones y acciones que siguen al triunfo de los Frentes Populares en Francia y España en 1936.

En sus fracasos tiene una responsabilidad decisiva la política reformista de la Socialdemocracia europea, pero la Internacional de Stalin no está exenta tampoco de ella. Stalin basaba la derrota del fascismo centralmente en la política de alianzas militares de la URSS con las burguesías no fascistas.

Se desechaba el camino de la lucha antifascista a través de la profundización del proceso revolucionario mundial, a través del cual la justa y necesaria defensa de la URSS podía haberse articulado sobre nuevas bases, fundamentalmente con la alianza del Estado Soviético con los nuevos estados revolucionarios y su combinación con una justa política de amplias alianzas antifascistas en cada país capitalista, en la cual el proletariado disputara consecuentemente su hegemonía Eran los años en que Thorez, Secretario General del P. C. Francés lanzaba la consigna en medio de la lucha obrera de: ‘. hay que saber terminar una huelga”.

La lucha debía quedar en los marcos aceptados por las burguesías no fascistas de cada país en las que Stalin buscaba una alianza. Lo principal era mantener la democracia burguesa, luego, con la derrota del fascismo, podía abrirse la etapa de la lucha por el poder. Para los marxistas no stalinistas esta era justamente la manera de fortalecer al fascismo dejando la iniciativa en manos de las burguesías democráticas.

Justamente es el gobierno del Frente Popular Francés, apoyado por el P. O., cuando frente a que cuestionase el poder, que impone el bloqueo las grandes luchas de 1963 trató a toda costa de que no desemboquen en un enfrentamiento sobre la República Española facilitando su derrota, con la cual se abre el camino de ascenso fascista que desembocará en la Guerra Mundial.

En América Latina esta línea se expresaba en la orientación del representante de la Internacional en el continente, el norteamericano Browder. Quien teorizó el carácter especial y democrático del capitalismo norteamericano con el cual los pueblos del continente debían continuar la alianza antifascista luego de la guerra para lograr su desarrollo económico. Esta línea llevó a grandes desviaciones reformistas particularmente en los P. O. de Estados Unidos, Canadá, México y Argentina.

Desde 1943 se perfila la derrota de Alemania. Para impedir que las posibles convulsiones de la post-guerra sean aprovechadas por los comunistas la coalición anglo, americana reclama la disolución de la Internacional, a lo que Stalin accede. El objetivo fundamental de la exigencia de los capitalistas era asegurarse que el fin de la guerra no significaría que los comunistas aprovechasen las convulsiones sociales de post-guerra para impulsar la revolución.

La derrota del fascismo y el avance arrollador del Ejército Rojo trajo aparejado el triunfo de las fuerzas patriotas y revolucionarias en países como Polonia, Checoeslovaquia, Rumania, Hungría, Bulgaria, Yugoslavia, Albania y una parte de Alemania. En estos países en pocos años se comienza la construcción del socialismo. Pero en el resto de los países en que junto con Yugoslavia, por su situación interna más se daban justamente las condiciones para profundizar la lucha revolucionaria por el poder ésta no se opera.

Los P. C. de Francia e Italia se guiaron por una orientación moderada, ajustada a los acuerdos de Stalin en Yalta y Postdam, donde se acordé La división del mundo en áreas de influencia de las potencias. Aplicaron una línea de alianzas estables con las burguesías liberales de sus propios países. Fueron disueltas las organizaciones guerrilleras y los organismos de masas antifascistas. Los comunistas pasaron a formar parte de gabinetes hegemonizados por las burguesías.

En Asia, Stalin presiona a los comunistas chinos para que siguieran el ejemplo de los comunistas europeos. Les exige que entreguen las armas y colaboren con el gobierno burgués democrático de Chiang Kai-sek. Pero las fuerzas encabezadas por Mao rechazaron la presión soviética y, apoyándose en la lucha de clases, deciden “llevar la revolución hasta el fin”. El 1 de octubre de 1949, en la plaza de la Paz Celestial de Pakin, se proclama la República Popular.

Ideas de Marx Sobre Malthus

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas