LA MASACRE DE EZEIZA, Regreso de Perón
a Argentina Resumen de los Hechos

 

EL 20 DE JUNIO DE 1973, EL ESTALLIDO DE LAS CONTRADICCIONES PERONISTAS

>Inicio >Menú Curiosos >Masacres Humanas

Menú Principal Sobre
El Gobierno Peronista

MASACRE DE EZEIZA REGRESO DE PERON TERCER GOBIERNO DE PERON

 

 

 

 

Masacre de Ezeiza

Masacre de Trelew

Masacre de Campaña del Desierto Masacre Bombardeo Plaza Mayo Gobierno de Yrigoyen

Década Infame


“La masacre de Ezeiza cierra un ciclo de la historia argentina y prefigura los años por venir. Es la gran representación del peronismo, el estallido de sus contradicciones de treinta años. Es también uno de los momentos estelares de una tentativa inteligente y osada para aislar a las organizaciones revolucionarias del conjunto del pueblo, pulverizar al peronismo por medio de la confusión ideológica y el terror, y destruir toda forma de organización política de la clase obrera. Ezeiza contiene un germen del gobierno de Isabel Perón y López Rega, la Triple A, el genocidio ejercido a partir del nuevo golpe militar de 76. el eje militar sindical en que el gran capital confía para el control de la Argentina”. Horacio Verbitsky

 "Ezeiza"

La jornada de Ezeiza: El 20 de junio de 1973 fue la fecha elegida para el retorno de Perón. Acompañado por artistas, políticos, sindicalistas, deportistas y hasta por el propio presidente Cámpora y el ministro López Rega, el viejo líder viajó desde Madrid en un avión especialmente preparado para la ocasión. Perón retorna definitivamente al país y el generalísimo Franco lo despide en Barajas. Para su recepción se monta un palco en la Autopista a Ezeiza, a la altura del puente 12, donde confluye una multitud inmensa e inconmensurable. Mas de dos millones de personas, aguardaban la llegada de Perón, quien dirigiría un discurso a la concurrencia.

Tras 18 años de exilio Perón volvió definitivamente a Argentina el 20 de Junio de 1973. Ese día, la derecha y la izquierda peronista se enfrentaron en lo que pasó a la historia como la Masacre de Ezeiza. Aún se desconocen la cifra exacta de muertos y heridos que tuvo esa trágica jornada.

El lugar estaba custodiado por el coronel retirado Jorge Manuel Osinde, perteneciente a la derecha del peronismo, junto con un grupo fuertemente armado que tenía la orden de reservar los sectores más cercanos al palco a los grupos más tradicionales del justicialismo, e impedir el acercamiento de la izquierda peronista al mismo. Cuando las columnas de FAR y Montoneros intentaron ingresar en las primeras horas de la tarde, fueron sorpresivamente atacados a tiros desde el palco por los hombres de Osinde. Hubo 13 muertos y 365 heridos.

Estalla una violenta disputa por los lugares próximos al palco, entre las columnas organizadas por la Juventud Peronista y Montoneros y las dirigidas por el teniente coronel Osinde, nutridas por la Unión Obrera Metalúrgica, la Juventud Sindical Peronista, el Comando de Organización  y otros grupos del peronismo tradicional. Hay tiroteos, muchos muertos y cadáveres colgados de los árboles: la JP es vencida.

Ante la falta de seguridad, Perón decidió aterrizar en la base aérea militar de Morón y la multitud se retira desilusionada, sin haber podido recibir a su líder. Por la noche se dirigió al país por la cadena de radio y televisión. En su discurso, evitó referirse a los incidentes dijo “para un argentino, no hay nada mejor que otro argentino”, parafraseando su famosa frase “para un peronista, no hay nada mejor que otro peronista”, intentando de este modo unir a su movimiento y a todo el país.

Perón condena a los que ingenuamente piensan que pueden copar nuestro movimiento, que define por lo que las veinte verdades peronistas dicen, e invita al pueblo a ir de casa al trabajo y del trabajo a casa.

El 13 de julio, Cámpora y Solano Lima fueron forzados a renunciar por los sectores tradicionales del peronismo, con el consentimiento de Perón. Luego de varias negociaciones, fue designado primer mandatario interino Raúl Lastiri, presidente de la Cámara de Diputados y yerno de López Rega.

(1) Libro Negro de Ja Segunda Tiranía. Autores varios. (Editado por orden del decreto ley 479/56). 1958.
(2) Archivo particular de Roberto Baschetti.

EL RELATO DE UN CRONISTA TESTIGO DE LOS HECHOS

Los más graves enfrentamientos armados entre grupos antagónicos frente al palco donde debía hablar Perón a poco de su arribo al país comenzaron a sucederse pasadas las 14.30. Hasta esas horas todo se había desarrollado sin mayores novedades, después del incidente ocurrido a las 10, pero en un clima de gran tensión, ya que distintos sectores del peronismo trataron de ubicarse en lugares preferenciales frente al palco.

El estrado estaba ubicado sobre el puente de la ruta 205 en su cruce con la autopista a Ezeiza.
El clima se fue poniendo tenso cerca del mediodía. Eran exactamente las 14.35 cuando se iniciaron los graves y sangrientos enfrentamientos.

El desbande fue total detrás del palco. Las escaramuzas se sucedían. Varias personas pugnaban por llegar en medio del tiroteo a las ambulancias apostadas en el lugar, llevando heridos de bala.
Debajo del puente, el ir y venir de las ambulancias era constante. Por lo menos en la primera hora de enfrentamiento fueron retiradas diez personas heridas de bala y más de 20 con escoriaciones o presas de nervios.

Eran las 16.30 cuando Leonardo Favio reanudó la transmisión por los altavoces e hizo un llamamiento a la cordura. No obstante, en la zona boscosa se reanudaban los tiroteos. En un momento dado, Favio expresó: "Hay quienes están apostados sobre los árboles tirando contra compañeros y contra mi cabina". Después de algunos minutos agregó: "ningún peronista debe usar sus armas. Lo pide la comisión de seguridad".

Por un momento se silenció la transmisión. En la zona boscosa se repetían los tiroteos entre quienes estaban abajo y los que ocupaban los árboles a quienes se identificó como francotiradores.

A las 16.55, Favio volvió a hablar para decir que en esos momentos Perón tocaba suelo argentino en la base Morón.

Hubo bullicio general, por el anuncio, pero de inmediato se reanudaron los tiroteos.

La huida detrás del palco se hacía en dirección al barrio Esteban Echeverría, a 200 metros del lugar. Ambos sectores "capturaban" prisioneros a quienes se propinaban severos castigos con toda clase de objetos.

Con las primeras sombras de la noche proseguían los tiroteos en toda la zona. Se afirmaba, además, que dentro del palco oficial se había linchado a dos prisioneros.
 

Fuente Consultada:
Los Años del Peronismo 1946-2006 Roberto Baschetti Caras y Caretas
La Primera Presidencia de Perón - Biblioteca Política Argentina

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas