EXTINCIÓN LA MEGAFAUNA, Matanza
Del Pleistoceno 

ECOLOGÍA Y ECOSISTEMAS

>Inicio >Menú de Ciencias >Conceptos de Ecología

Animales en Peligro De Extinción

Extincion de la Megafauna Matanza del Pleistoceno Que es la Megafauna

10 Especies Extinguidas
Los Dinosaurios
 

 

 

 

Las Eras Geológicas Origen del Hombre La Prehistoria Los Metales Evolución del Hombre El Neolítico Datos del Planeta

Cuando hablamos de megafauna, nos referimos a los seres vivos de gran tamaño (mega=grande) y se una en la ciencia para designar a los grandes mamíferos terrestre de épocas remotas que hoy ya no existen, por lo que podemos definir como megafauna a los grandes mamíferos que vivieron en el período del pleistoceno, hace aproximadamente entre 18.000  años. Los mamíferos son animales de sangre caliente que aparecieron en la  tierra hace 180 millones de años antes del presente, hoy lo encontramos en variados ambientes y algunos, como la vaca, caballos  y perros, entre otros, han sido domesticado por los grupos humanos.


Nuestro planeta en los ultimo 2.000.000 de años ha sufrido muchas etapas (unas 30) de fases heladas seguidas por fases de deshielo, y en cada ocasión los seres vivos volvían a recuperarse y adaptarse a las nuevas temperaturas, pues esos cambios eran muy lentos. Hoy estamos en un período interglaciar, pues el fin de la ultima glaciación ocurrió hace unos 14.000 años, pero los científicos están investigando que ha ocurrido, porque parece que algún fenómeno distinto a lo acontecido durante millones de año, se ha modificado sin saber hoy cual fue la causa.

La cuestión es que cuando llegó el deshielo al menos el 80% de la totalidad de las especies de animales  habían logrado sobrevivir a los fríos de los hielo en el continente americano , pero de repente como de una forma "mágica"  se extinguieron. Caballos, grandes felinos, elefantes, mamuts y mastodontes, camellos, castores gigantes, perezosos y el gliptodonte (una especie de armadillo de gran tamaño), todos desaparecieron.

En total, de 45 especies, 33 se extinguieron, y la mayoría de los seres que sobrevivieron no eran más grandes que un pavo. Incluso los castores y los osos que resistieron la catástrofe eran enanos en comparación con sus antepasados. El bisonte norteamericano actual es el más pequeño de todos los que han existido. Los expertos consideran que más del 80 por 100 de los animales de gran tamaño que habitaban Norteamérica desaparecieron en un lapso de tiempo de mil años. (imagen:Mastodonte)

Más o menos lo mismo ocurrió en Australia, donde se extinguieron trece especies de grandes mamíferos, aunque allí las extinciones comenzaron incluso antes. Entre las víctimas se encontraban los canguros gigantes, las también gigantes tortugas con cuernos, los wombat del tamaño de un rinoceronte, así como sus parientes los diprotodontes, junto al fiero león marsupial.

Al final, ningún animal mayor que un canguro moderno consiguió sobrevivir. Sin embargo, en el norte de África, Europa y Asia, incluso cuando los glaciares retrocedieron y el nivel de los mares subió, la mayoría de los grandes mamíferos subsistieron: elefantes, caballos, camellos, lobos, grandes felinos..., todos ellos consiguieron salir adelante. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Por qué Asia y Europa se libraron del desastre mientras que el Nuevo Mundo y Australia sufrieron tales extinciones masivas? Según la opinión de algunos expertos, la culpa fue del clima. A medida que las temperaturas se incrementaron, los animales de mayor tamaño se encontraron en clara desventaja, ya que a mayor envergadura más difícil les resultaba mantenerse frescos. Es posible que estas criaturas murieran de agotamiento por el calor. Lo curioso es que aquellas especies de grandes mamíferos ya habían sobrevivido a los períodos interglaciales previos. ¿Y qué hay de los elefantes, leones y tigres de África? ¿Por qué ellos no desaparecieron?

Existe otra teoría que se apoya en la hipótesis de la propagación a lo largo del Nuevo Mundo de una misteriosa enfermedad que habría acabado con las distintas poblaciones de animales. ¿Pero cómo y por qué afectó únicamente a los más grandes, mientras, los más pequeños, así como los seres humanos, salieron indemnes?. (imagen:Megaterio)

 La teoría más comúnmente aceptada es la elaborada hace casi cuarenta años por el científico americano Paul Martin.  El responsable no habría sido otro que el Hormo sapiens. De hecho, tanto en América como en Australia las extinciones masivas de grandes mamíferos tuvieron lugar poco después de la llegada de los primeros humanos. En Australia, comenzaron hace unos 40.000 años, y en las Américas, hace unos 13.000.

Según Martin, los animales de estos continentes eran absolutamente vulnerables a los seres humanos, ya que nunca habían interaccionado con ellos. Echad un vistazo al diario de cualquier explorador que dé con un hábitat natural donde nunca antes haya estado el hombre, por ejemplo el de Charles Darwin; en él cuenta su viaje a las islas Galápagos y en sus páginas comenta la falta de timidez de la vida salvaje. Aún hoy es un fenómeno observable en aquellas escasas partes del mundo en las que los animales no han conocido a los humanos como vecinos. De modo que, cuando los primeros seres humanos llegaron a aquellas tierras con sus armas de sílex, sus arcos y lanzas, los animales no tuvieron miedo. Más bien observarían llenos de curiosidad a aquellos simios peludos que caminaban sobre sus extremidades traseras. Incluso los leones, si no tenían demasiada hambre, se habrían echado a dormir, y los caballos habrían seguido, sin más, masticando hierba. En definitiva, eran presas fáciles para el hombre cazador-recolector provisto de sus afilados útiles. De esta forma, en menos de mil años, la mayor parte de la fauna habría sido exterminada, y muchas especies estarían a las puertas de la extinción.

¿Porqué se extinguió la megafauna?: La extinción de estos grandes mamíferos es todavía incierta. Algunos expertos sostienen que se pudo deber a los cambios climáticos ocurridos a finales del pleistoceno que afectaron tanto a la flora y la fauna de las cuales éstos se alimentaban.  Otros expertos opinan que la cacería a que eran objeto  por grupos nómadas de cazadores los llevó a la  extinción.

Esta teoría también explica por qué en el norte de África, Europa y Asia especies muy similares, en cambio, sobrevivieron a la presencia del hombre. En estos lugares, los animales hablan evolucionado junto a las especies de homínido durante más de dos millones de años, y se habían acostumbrado a su sed de caza. La experiencia de sus ancestros les había provisto de un instinto muy desarrollado que les permitió sobrevivir evitando el contacto con los simios bípedos, bien huyendo, bien escondiéndose de ellos. Todo ello implica que las extinciones masivas de las que Australia y las Américas fueron testigos jamás tuvieron lugar en esas otras regiones del planeta. Por tanto, según esta hipótesis, en unos años, el Homo sapiens terminó con cerca de la mitad de las especies animales existentes y las c6ndenó así al olvido.

Esta teoría, conocida como la «matanza del Pleistoceno», ha sido revisada recientemente. No explica, por ejemplo, cómo ciertas especies que el hombre no suele consumir, tales como los perezosos, se extinguieron igualmente, mientras que otras que si eran cazadas con frecuencia consiguieron sobrevivir (pensemos en los bisontes). Asimismo, tampoco explica la razón por la que los castores, los osos o los propios bisontes redujeron ostensiblemente su tamaño.

La teoría más factible parece ser la que combina presencia de los seres humanos con el efecto del cambio climático. Cuando los primeros humanos llegaron a los continentes vírgenes de Australia y América, se dieron cuenta, en efecto, de que la fauna era presa fácil. Muchas de las principales especies de predadores, tales como leones, tigres y lobos, fueron aniquiladas por los cazadores-recolectores. Al mismo tiempo, las temperaturas se incrementaron, lo cual provocó el deshielo de los glaciares y el incremento del nivel del mar. Lo que en otro tiempo en América había sido un paisaje exuberante de árboles y pastos, se convirtió en áridas sabanas en el interior y bosques de coníferas en las proximidades de las costas.

La desaparición de los carnívoros tuvo como consecuencia el incremento de las poblaciones de herbívoros (que hablan sido sus principales presas), caso de los bisontes, ciervos, perezosos, caballos y camellos. Su número creció tanto que la comida comenzó a escasear. Todo ello, en combinación con los cambios experimentados por la vegetación a causa del cambio climático, condujo a la catástrofe.

AMPLIACIÓN DEL TEMA

LOS MAMUTS de la Era Glacial eran los antepasados de los actuales elefantes. Estos grandes animales necesitaban enormes cantidades de alimento. Esto hace pensar que las tierras donde fueron hallados los mamuts eran praderas exuberantes.

LA CAZA DEL MAMUT La caza del mamut era una tarea dura y arriesgada. Los cazadores estudiaban los movimientos de los mamuts e intentaban darles caza mientras los animales bebían en las fuentes de agua. Se preferían los animales jóvenes por su carne tierna. Pero un mamut no se abatía al primer golpe. Los cazadores, tras afilar las puntas de sus armas, lanzaban una tras otra hasta que lo abatían.

DESPUÉS DE LA MATANZA Una vez muerto el mamut, toda la tribu se reunía a su alrededor, faenaba al animal y le quitaba cuidadosamente la piel. En tiempos favorables, las familias engullían la carne fresca, aunque también conservaban parte en frío. Un mamut bastaba para alimentar a una familia durante varios meses. La piel, los colmillos y los huesos se usaban para fabricar vestidos, refugios y herramientas.

Cueva de Altamira Cronología Tecnológica Lista de Inventos Inventos Fantásticos

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas