PLANISFERIO
HISTORIA DE LA CARTOGRAFÍA DEL MUNDO

Mapa de América

Mapa Mundial De
Google Maps

 

Lucha Mundial Contra La Pobreza y El Hambre

Mapa de África

Mapa de Asia

Mapa de Europa

Los Continentes del Planeta

Mapa de Oceanía

10 Curiosos Datos Estadísticos del Mundo

   

Nombres y Banderas De  Los Países de América

   

Geografía del Mundo

   
Juego de Ubicar Lugares en el Mundo    
Turismo Virtual    

PLANISFERIO MUNDIAL DATOS ESTADISTICOS DEL LOS PAISES DEL MUNDO

 

Cartografía del mundo
Hace casi 500 años, cuando se generalizó la creencia de que la Tierra era una esfera, los cartógrafos establecieron dos premisas esenciales. Una implicaba un sistema general de meridianos de longitud (del latín longus, «largo») y paralelos de latitud (de latus, «ancho»), que harían posible fijar cualquier situación en el globo. La segunda suponía un método de transferir detalles de una esfera a un planisferio, procedimiento que los cartógrafos modernos llaman una «proyección». Como la Tierra es redonda, no tiene esquinas desde las cuales puedan ser hechas las mediciones. Por lo tanto se utilizan dos puntos definidos de medición, el Polo Norte y el Polo Sur que son los extremos del eje imaginario sobre el cual gira la Tierra.

Al cartografiar la Tierra, los cartógrafos sitúan el Ecuador (la línea del centro alrededor de la Tierra) y los paralelos de latitud como rebanadas de la esfera. Cada paralelo es un enorme círculo dividido en 360°. Cada grado es equivalente aproximadamente a 60 millas náuticas empezando por el Ecuador (una milla náutica equivale a 1.852 metros). Los grados se dividen en 60 minutos, y cada minuto equivale a una milla náutica. El minuto se divide en 60 segundos.

El Ecuador está a 0° de latitud. Hacia el norte, los paralelos a partir del Ecuador están divididos de 1° a 90° (1/4 de círculo) y son llamados «latitud norte». Los paralelos, hacia el sur están también numerados del 1° al 90° y son denominados «latitud sur».

Los paralelos no son suficientes para indicar una localización en la Tierra, así que los cartógrafos colocan meridianos curvados (también medidos en grados, minutos y segundos) de longitud que convergen en los polos Norte y Sur. Como los meridianos cruzan los paralelos, dada la latitud y longitud de cualquier punto de la Tierra, uno puede localizarlos fácilmente.

Mientras que los paralelos de latitud empiezan con 0° en el Ecuador, el meridiano 0° de longitud utilizado desde 1884 por unos 25 países es el meridiano en que está situado el observatorio de Greenwich en Londres, Inglaterra. (Anteriormente muchos países utilizaban los meridianos que pasaban por sus capitales como primer meridiano.) Los meridianos se miden hasta el 180° al este de Greenwich y 180° al oeste de Greenwich. La longitud y el tiempo son inseparables. Una hora es el equivalente a 15° de longitud. Un grado es igual a 4 minutos de tiempo.

La transferencia de las líneas curvadas de los meridianos y paralelos al papel plano de modo que las líneas rectas puedan ser utilizadas como direcciones de compás, se logra por un sistema generalmente llamado como proyección Mercator, por Gerardus Mercator, matemático, geógrafo y grabador, que falleció en 1594.

En su sistema de proyección, todos los paralelos y meridianos forman ángulos rectos entre sí (no curvados como serían en el globo). Los meridianos convergentes de longitud son separados hasta que quedan rectos y paralelos. Mercator lo compensó extendiendo las distancias entre paralelos a un promedio creciente desde el Ecuador hasta los polos. Las tierras y mares fueron distorsionados por el método Mercator, particularmente en las regiones polares. Al enderezar los meridianos, Mercator produjo un enrejado de líneas rectas sobre el mapa, haciéndolo de gran valor para direcciones exactas de compás. El profesor Edward Wright de la universidad de Cambridge mejoró el sistema de proyección Mercator en 1 5 90 y esta adaptación fue aceptada generalmente hacia 1630 y continúa sirviendo a los navegantes aéreos y terrestres y se dice que no tiene igual como ayuda en la navegación. En la actualidad hay en uso otros tipos de proyección; pero todos tienen cierto grado de distorsión.

Los mapas del mundo revelan que menos del 30 % de la superficie de nuestro planeta es tierra; el resto es agua. La navegación segura en el agua en la actualidad depende de una carta náutica, que muestra las profundidades del agua, las posiciones de los cables submarinos, las marcas de reconocimiento terrestres, zonas de anclaje o de prohibición de anclaje, localización de boyas, luces u otras señales luminosas, y otras informaciones. Una carta oceanógrafica es empleada para proporcionar información sobre la distribución de propiedades físicas y químicas en el mar (temperatura, salinidad, etc.), geología, meteorología y biología marina.

En tierra, los mapas topográficos son utilizados por todas las naciones para revelar la elevación de las distintas zonas. La elevación promedio de los Estados Unidos, exceptuando Alaska y Hawaii, es de unos 700 m sobre el nivel del mar. Un mapa topográfico es un registro detallado de la topografía de una zona terrestre, con posiciones geográficas y elevación de los rasgos naturales o hechos por el hombre. Por medio de las líneas de contorno y otros símbolos, los mapas topográficos muestran la forma de la Tierra (las montañas, valles y llanuras) en su forma mensurable. Muestran la red de cursos de agua y de ríos y otros rasgos acuáticos en su verdadera relación
con la Tierra, y las principales obras del hombre en su tamaño relativo y verdadera posición.

Cosa sorprendente, sólo una pequeña porción de la superficie terrestre ha sido cartografiada hasta el grado de exactitud requerido hoy con propósitos industriales, militares, científicos y recreativos. (Sólo un 40 % de la superficie de los Estados Unidos está cubierta por mapas topográficos.)

Los mapas geológicos, que emplean un mapa topográfico como base, revelan qué clase de rocas existen dentro de un país. Los geólogos entrecruzan la Tierra, examinando formaciones rocosas de su superficie y haciendo proyecciones estudiadas de las del subsuelo.Los mapas geológicos son vitales para determinar la localización, profundidad y dimensiones de valiosas masas rocosas tales como las piedras de construcción o las vetas de mineral.

Hoy se hace un creciente uso de la «fotogeología», fotografía aérea y orbital (espacio) para identificar y cartografiar las formaciones geológicas, ciertas características del agua y las fallas terrestres, indicando dónde se pueden producir terremotos. Los aparatos muy sensibles instalados en los aviones, o los satélites que orbitan la Tierra, pueden detectar diferencias de temperatura en varios tipos de formaciones rocosas. La cartografía geológica desempeña un papel vital en determinar dónde están colocadas las estructuras (y cómo son diseñadas, construidas y mantenidas) analizando las rocas y suelos que los rodean.

Los terremotos, inundaciones y otros desastres, pueden hacer que un mapa quede anticuado. La naturaleza puede causar cambios en una costa, requiriendo revisiones para hacer que los mapas usados corrientemente sean exactos.
Los mapas revelan mucho a una nación sobre el mundo que la rodea, como el hecho poco conocido de que la costa occidental de Alaska está a menos de 50 millas de la Unión Soviética.

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas