RECURSOS ENERGÉTICOS ARGENTINOS

LA RIQUEZA NATURAL ENERGÉTICA ARGENTINA: GAS-CARBÓN Y PETRÓLEO

>Inicio >Geografía Argentina

RECURSOS ENERGÉTICOS ARGENTINOS

 

 

 

 

 


El Petróleo

Producción Forestal en Argentina

La Pesca En Argentina

El Biocombustible

Recursos Naturales

El Petróleo en Argentina


Recursos Energéticos

Pese a que es un bien de consumo final utilizado para el confort humano, la energía es de vital importancia para el desarrollo económico y para la satisfacción de las necesidades de la población de un país. Y aunque no se la incorpora materialmente a los bienes o servicios producidos, forma parte del instrumental que se necesita para activar las maquinarias y herramientas en cualquier producción.

En Argentina, encontramos diversos recursos energéticos.  Por ejemplo, las cuencas petrolíferas y gasíferas; los ríos caudalosos como el Paraná y el Uruguay y otros que son importantes por su pendiente y no por su caudal, como los ríos del Desaguadero descendientes de la Cordillera de los Andes y los ríos de las Sierras Pampeanas, todos ellos empleados para la producción de energía hidroeléctrica.

También contamos con grandes superficies áridas y semiáridas con alta heliofanía, es decir, con mayor intensidad de la luz solar, para la utilización de la energía del sol.  Tal es el caso de la región de Cuyo, las Sierras Pampeanas, la Puna y la cordillera Oriental.

Otro recurso energético es la acción del viento, llamada energía eólica, propio de áreas como la Patagonia, en donde los vientos son constantes e intensos.  En este lugar, junto al litoral marítimo, encontramos la amplitud de las mareas que se podría utilizar para la energía mareomotriz.

Y por último, nos encontramos con áreas con actividad volcánica, como en Neuquén, en los volcanes Copahue y Domuyo, y otras localidades cercanas a la cordillera donde se aprovecha en reducidas proporciones la energía geotérmica, es decir, el calor interno de la Tierra.

Actualmente, nuestro país desea superar un gran desafío, el de reemplazar las fuentes tradicionales como el carbón, petróleo y gas natural (combustibles Fósiles), por aquellas energías alternativas que tienen las ventajas de ser inagotables y no contaminantes para el medio ambiente, ya que las primeras y de las que dependemos para cualquier actividad diaria, son recursos no renovables o dicho de otra manera, son fuentes de energía difíciles de recuperar.

Sin embargo, no son muy utilizadas estas alternativas ya que su inconveniente mayor es la alta inversión inicial necesaria para la construcción de dicha infraestructura de producción de energía.  Como es el caso de los paneles solares utilizados en San Juan y Mendoza, o los Molinos de vientos como los del Parque Eólico Antonio Morán, en Comodoro Rivadavia.

A partir de la década de 1990 y en el marco de la Reforma del Estado, el sector de la energía eléctrica en la República Argentina, también sufrió un cambio.  Impulsado su transformación mediante el paso del sector privado de las empresas públicas y la privatización de las etapas de exploración, extracción y exportación de los recursos energéticos, en su mayoría  fueron tomadas por empresas que no eran pertenecientes a nuestro país.

Combustibles fósiles

El gas natural, el carbón y el petróleo, son combustibles fósiles.  Estos dos últimos, son utilizados en mayor parte para la producción de energía térmica.

En nuestro país contamos con cuencas sedimentarias de recursos petrolíferos y gasíferos. Actualmente son cinco las que se explotan, la Cuenca del Noroeste, la Cuyana, Neuquina, el Golfo de san Jorge y la Cuenca Austral.

El sector privado de nuestro país, el cual en su mayor parte está compuesto por capitales extranjeros, es el que se encarga de la explotación y el transporte del gas natural y del petróleo, así como también de las refinerías.

Sin embargo, desde su privatización, la extracción de petróleo crudo y gas natural creció enormemente.  Por ejemplo, observemos lo siguiente, en 1990 la extracción de gas natural era algo menos de 30 millones de centímetros cúbicos, mientras que unos años después (1998), logró ser de 50 millones de centímetros cúbicos.  Tal es así que con el petróleo crudo sucede lo mismo, pasa de 20.000 millones a alrededor de 37.000 millones de centímetros cúbicos en el mismo periodo.

Desde la integración del MERCOSUR se han acrecentado las exportaciones de combustibles a los países limítrofes. Tal es el caso de Chile, el cual demandó más gas natural como consecuencia de la construcción de gasoductos, que permitieron su transporte más fácil y accesible; por ejemplo el construido en el norte del país, llamado Nor Andino.

Energía Hidroeléctrica

En Argentina, las mayores obras de infraestructura para utilizar este tipo de recurso y obtener energía, se encuentran en la cuenca del Plata y son de carácter binacional: ya que la represa de Yaciretá se encuentra sobre el río Paraná, compartida con nuestro país limítrofe, Paraguay; y la represa de Salto Grande, compartida con Uruguay sobre el río del mismo nombre.

Sin embargo, no son las únicas, también tenemos otras represas importantes situadas en áreas montañosas y otras sobre los ríos que se alimentan de deshielo como ser el caso de los Reyunos en Cuyo y el Chocón, Alicurá, Arroyito y Futaleufú en la Patagonia, entre otros.

Pese a contar con estas obras, nuestro país aprovecha reducidamente este tipo de energía con respecto a la magnitud del recurso.  Siendo además el mismo, autorrenovable y no contaminante al medio ambiente.

La energía eólica en la Argentina y América del Sur
La energía eólica (de Bolos, dios griego del viento) es la forma de energía que se relaciona con el aire en movimiento. Ha experimentado un grado de desarrollo y de aceptación mundial muy significativos entre las nuevas tecnologías de aprovechamiento de las energías renovables: ya hay en todo el mundo alrededor de 3.500 megavatios de potencia instalada.

Esto es un claro ejemplo del aprovechamiento de energía sana para el ambiente, renovable y no contaminante, que permite evitar el uso de combustibles no renovables y la emisión de contaminantes a la atmósfera. Además, colabora con el Programa Internacional de Cambio Climático Global, y con ella es posible controlar el efecto invernadero, según la prescripción del Tratado del Clima, en la Reunión Cumbre de la Tierra, que tuvo lugar en 1992 en Río de Janeiro.

energia eolica

El 12 de septiembre de 1992 se inauguró el Parque Eólico Antonio Moran Sociedad Cooperativa Popular Ltda., de Comodoro Rivadavia, en el Chubut, Argentina. Esta central representa, por sí sola, el 46% de la potencia total de energía eólica instalada en Sudamérica. Si se consideran las centrales de toda la provincia del Chubut, representa un 49% de la potencia total, y si se considera la Patagonia, el 59%. La Argentina, a su vez, representa el 81% de la potencia instalada total.

Con la producción anual de energía del Parque Eólico Antonio Moran se evita la combustión de 6,5 millones de metros cúbicos de gas natural y de 5.520 toneladas equivalentes de petróleo.

Fuente: Documentación del Parque Eólico Antonio Moran Sociedad Cooperativa Popular Ltda. de Comodoro Rivadavia, Chubut.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente
: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.  

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas