Preparación Higiénica de los Alimentos

"REGLAS DE ORO" SUGERIDAS POR LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD - NORMAS DE HIGIENE

>Inicio >Menú Polémico

PREPARACIÓN HIGIÉNICA DE LOS ALIMENTOS

 

 

 

 

Técnicas de Conservación

Los Aditivos Químicos

Alimentos que Enferman

Los Mejores Alimentos

Alimentos Transgénicos

La Pasteurización

 

 

NORMAS DE HIGIENE CON LOS ALIMENTOS: Un alimento bien cocinado puede contaminarse si tiene el más mínimo contacto con alimentos crudos. Esta contaminación cruzada puede ser directa; como sucede cuando la carne cruda de polio entra en contacto con alimentos cocinados. Pero también puede ser más sutil. Así, por ejemplo, no hay que preparar jamás un pollo crudo y utilizar después la misma tabla de trinchar y el mismo cuchillo para cortar el ave cocida; de lo contrario, podrían reaparecer todos los posibles riesgos de proliferación microbiana y de enfermedad consiguiente que había antes de cocinar el pollo

Hay que lavarse bien las manos antes de empezar a preparar los alimentos y después de cualquier interrupción (en panicular si se hace para cambiar al niño de pañales o para ir al retrete). Si se ha estado preparando cienos alimentos crudos, tales como pescado, carne o pollo, habrá que lavarse de nuevo antes de manipular otros productos alimenticios. En caso de infección de las manos, habrá que venderlas o recubrirlas antes de entrar en contacto con alimentos. No hay que olvidar que ciertos animales de compañía (penos, pájaros y, sobre todo, tortugas) albergan a menudo agentes patógenos peligrosos que pueden pasar a las manos de las personas y de éstas a los alimentos.

En torno los alimentos se contaminan fácilmente, conviene mantener perfectamente limpias todas las superficies utilizadas para prepararlos. No hay que olvidar que cualquier desperdicio, migaja o mancha puede ser un reservorio de gérmenes. Los paños que entren en contacto con platos o utensilios se deben cambiar cada día y hervir antes de volver a usarlos, también deben lavarse con frecuencia las bayetas utilizadas para fregar los suelos.

Los animales suelen transportar microorganismos patógenos que originan enfermedades alimentarias. La mejor medida de protección es guardar los alimentos en recipientes bien cenados.

El agua pura es tan importante para preparar los alimentos como para beber. Si el suministro hídrico no inspira confianza, conviene hervir el agua antes de añadirla a los alimentos o de transformarla en hielo para refrescar las bebidas. Importa sobre todo tener cuidado con el agua utilizada para preparar la comida de los lactantes.

PARA SABER MAS...
Alimentos en casa

* Frutas, la mayoría de verduras y los productos para ensalada. Lo ideal es mantenerlos en la nevera hasta e! momento de su uso, a menos que sea preciso madurarlos a temperatura ambiente. Es conveniente guardarlos en compartimentos frescos, en cajas ventiladas o en bolsas de plástico agujereadas. Las setas deben conservarse en bolsas de papel. Los plátanos se mantienen mejor en un ambiente fresco, fuera del frigorífico. Las patatas deben guardarse en un lugar fresco y oscuro. Si las frutas y las verduras se depositan en un lugar cálido y luminoso pierden rápidamente la vitamina C. Incluso en la nevera, las frutas y las verduras se deterioran de forma gradual, de manera que debe utilizar los productos a medida que los compre y desechar cualquier artículo arrugado, con manchas marrones, seco, que amarillee, leñoso o mohoso.

* Alimentos congelados. Deben guardarse inmediatamente en el congelador. Ponga juntos los diferentes tipos de congelados: la carne cruda en un lugar, los postres y los pasteles en otro. Coloque las carnes crudas en la parte inferior del congelador.

* Alimentos para congelar. Deben pelarse o deshojarse (en el caso de las verduras), o bien prepararse y congelarse en recipientes o bolsas de plástico resistentes inmediatamente después de la compra (en el caso de las frutas y las verduras, para conservar la máxima cantidad de vitamina C). Los productos frescos han de congelarse con el modo rápido.

* Carnes frescas, productos lácteos y todos los alimentos fríos. Deben guardarse en la nevera. Conserve la carne cruda, de ser posible, en un recipiente cubierto y hermético, en la parte inferior del frigorífico, alejada de las carnes preparadas, para evitar contaminaciones y una posible intoxicación.

* Tarros abiertos. Deben cubrirse y guardarse en la nevera.

* Latas abiertas. Es preciso decantar el contenido en un tarro de cristal o de porcelana, o al menos en uno de plástico resistente, y utilizar el producto dentro de las veinticuatro horas siguientes, ya que los elementos químicos del material de las latas pueden pasar a los alimentos.

* Los productos ricos en grasa. El queso, la mantequilla, el paté y las comidas grasas en general no deben envolverse en película transparente, puesto que ésta contiene productos químicos que pueden pasar a los alimentos.

* Queso. Debe guardarse en su recipiente con agujeros de ventilación. Los quesos individuales pueden envolverse en papel parafinado. Si se compra envuelto en película transparente, retírela en casa.

* Envases abiertos. Una vez abierta una botella, una lata, un tarro, un paquete, etc., el contenido no se conserva indefinidamente.

Preparación de los alimentos


Una preparación cuidadosa de los alimentos conserva las vitaminas hidrosolubles del grupo B y la vitamina C, y minimiza el nesgo de Intoxicación.

* Evite trocear, pelar o partir frutas, verduras y ensaladas frescas hasta justo antes de prepararlas, ya que las superficies expuestas pierden la vitamina C y comienzan a oxidarse.

* No deje las verduras en remojo (en caliente o en frío), ya que también se pierde la vitamina C.

* Cocine las verduras lo menos posible para conservar los nutrientes.

* Descongele bien las carnes, el pescado y los productos cárnicos antes de cocinarlos, a menos que la etiqueta aconseje otro método. Las aves deben descongelarse completamente (pinche las porciones con un cuchillo de punta fina).

La carne que sale muy fría de la nevera también debería dejarse a temperatura ambiente antes de cocinarla (pero no más del tiempo ; necesario). El problema de preparar el pollo y otras aves que no se han descongelado por completo es que el centro puede conservar el tono rosado  aunque la carne parezca estar lista, lo que significa que no se ha acabado con las bacterias. No rellene las aves, ya que los rellenos pueden impedir que el interior de la carne se cocine por completo.

* Descongelación en microondas Hay que dar la vuelta a los alimentos descongelados en el microondas para que se descongelen de manera regular.

* Cuando manipule carne cruda en la cocina, utilice una tabla de picar limpia, reservada sólo para la carne. Las tablas de mármol albergan menos bacterias que las de madera o plástico, aunque algunas tablas de plástico están recubiertas con un compuesto antibacterias. Trocee la carne y póngala en un plato; tápela si no la va a poner directamente en la sartén.

* Lávese las manos y limpie los utensilios después de usarlos. Sumérjalos en agua hirviendo si lo considera necesario. Séquese bien las manos antes de manipular otros alimentos. Los limpiadores antibacterias pueden evitan que las bacterias se acumulen. Limpie los grifos que pueda haber tocado con las manos infectadas.

* Mantenga completamente limpias todas las superficies de trabajo, la nevera, los armarios, los recipientes y los utensilios y platos.

* Cocine bien la carne para evitar intoxicaciones. La carne picada, el pollo, las salchichas y las hamburguesas no deben presentar un tono rosado en el centro. El centro de los alimentos preparados en
el microondas debe hervir.

CONSEJOS PARA EVITAR INTOXICACIONES
# Compre la carne en un establecimiento de confianza, con una higiene escrupulosa.
# Nunca coma carne, pescado, aves o huevo pasados, o cuya fecha de consumo preferente haya caducado.
# Compre alimentos fríos, que hayan estado en neveras por debajo de 5 °C, y manténgalos a esta temperatura, o a una más baja, en casa.
# Transporte los alimentos frescos, fríos y congelados rápidamente y en bolsas isotérmicas.
# En casa, guarde los alimentos en las condiciones adecuadas. No deje que la carne cruda gotee en otros alimentos.
# Prepare bien la carne, el pescado, las aves y los huevos. Asegúrese de que la carne no presenta zonas rosadas una vez hecha.
# Proceda con especial precaución al recalentar comida. Cuando utilice el microondas, asegúrese de que los alimentos hierven en todo momento y déles la vuelta durante la cocción.
# Utilice rápidamente las sobras o tírelas.
# Mantenga muy limpios los utensilios, los platos, las sartenes y la cocina.
# Lávese y séquese las manos después de manipular alimentos crudos y antes de tocar otros.

Muchos microorganismos, como las bacterias y los hongos, se depositan sobre los alimentos, los descomponen y pueden provocar enfermedades de diversa gravedad. Para evitar la contaminación biológica de los alimentos, es necesario tener en cuenta cuáles son los contaminantes y qué enfermedades producen.

Tabla de Microorganismos Que Contaminan Alimentos

tabla de microorganimos que contaminan alimentos

Fuente Consultada:
Manual Para Manipuladores de Alimentos Dr. Fernando Manera
Los Alimentos Que Consumimos Judith Wills
Tabla de Microrganimos Biología Activa Polimodal Puerto de Palos
 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas