GRANDES RELIGIONES DEL MUNDO

HISTORIAS DE LAS MAS GRANDES RELIGIONES DEL MUNDO - RELIGIONES PRIMITIVAS

>Inicio >Menú Polémico >Religiones del Mundo

 

 

 

 

 

Menú Religiones

Africanas

Oceanía

India, Japón y China

Monoteístas

Americanas


religiones mas importantes del mundo religiones mas importantes del mundo religiones mas importantes del mundo religiones mas importantes del mundo religiones mas importantes del mundo

Religión:
Judaísmo

Religión:
Cristianismo

Religión:
Islamismo

Religión:
Budismo

Religión:
Hinduismo

HISTORIA DE LAS RELIGIONES DEL MUNDO: Escuchamos decir muy seguido  que vivimos en una «aldea global», en la que todos somos vecinos y no podemos ignorar ni nuestros parecidos ni nuestras diferencias. Si somos diferentes en algo es precisamente en las religiones. Conocer las religiones de nuestros vecinos es comprenderlos mejor e identificarnos con ellos como miembros de una cultura mundial a la que todos aportamos algo. Si nos respetamos mutuamente, crearemos un mundo con menos conflictos.

Por eso nuestra actitud debe ser siempre la de la valoración del que piensa distinto, conscientes de que el que seamos diferentes no tiene por qué impedir la colaboración ni el enriquecimiento mutuo. Además, conocer cómo piensan otros puede ayudar a que comprendamos mejor cómo pensamos nosotros.

Incontables religiones, desde hace millares de siglos, han tratado de transmitir los mensajes de Él. Dios, Alá, Adonai, y sus diversas denominaciones convirtieron a las religiones en fenómenos que merecen un profundo análisis; desde el universo vecino del hombre hasta el del secreto que comprende y orienta su vida.

El análisis de cada una de ellas, en toda su complejidad, reconoce los aspectos que engalanan en un medio y en una época en particular. Estos hechos componen conjuntos de doctrinas disímiles. Allí se alojan infinidades de figuras muy diversas: dioses, ángeles, demonios, etc., que a los hombres le sirvieron y les sirven de mensajeros, que la hacen visible, que protegen su curso, que habitan su mundo, que cargan con la responsabilidad de sus lados oscuros.

Desde esta pagina podrás conocer cómo se formaron; desde la historia de la Iglesia hasta el origen de las principales religiones universales: el judaísmo, el cristianismo, y el Islam; la creación de otras religiones importantísimas, como el budismo, el hinduismo, el taoísmo; hasta aquellas que están muy presentes hoy día, como el New Age.

E! hombre, desde siempre, ha tenido la necesidad de creer en algo: tanto en él mismo como en un Dios, Centenas de religiones —también algunas sectas— existen en el mundo para unificar ideologías muy fuertes, basadas en las Sagradas Escrituras. Si algo tienen en común es que se caracterizan por hacer llegar el mensaje de Dios; para algunos, Mahoma; para otros, Jehová, y así.

Desde los pueblos primitivos hasta las naciones de hoy, las culturas han tenido la imperiosa necesidad de creer, de confiar su vida a los santos y a los dioses. Una vez que un individuo se interioriza en las creencias de cada religión puede llegar a la única conclusión, compartida: todas tienen algún dios que protege y castiga con la misma intensidad. Hasta se afirma que se trata del mismo: el Creador, el Todopoderoso.

Con el paso de los siglos y las dificultades que ha tenido la humanidad, los hombres siguen ansiosos por creer y pertenecer a un grupo con el que compartir algo más que ideas parecidas. Tanto sectas, como parasitólogos, falsos profetas, adivinadores, magos, gurúes, entre otros, aparecieron en la escena mundial tratando de saciar la sed de trascendencia en la que la humanidad no deja de pensar.

Hoy día, se observa con claridad la religión individualista —a la que muchos filósofos y religiones le dedicaron su estudio— basada en la creencia de cada individuo. Esto implica una mezcla de ideologías, ya sean religiosas, filosóficas como cientificistas.

Desde hace algún tiempo el consumo se convirtió en una gran actividad del hombre. Se consiguió, de esta manera, borrar la propia existencia. El ser humano olvidó quién es. Los centros comerciales se han transformado, para algunos, en los nuevos templos, y esto trajo aparejado un gran vacío en las personas.

A consecuencia, muchos se volcaron a los libros de autoayuda y a las filosofías orientales. Estas comentes consiguieron regresar al hombre al punto de partida: las religiones tradicionales.

En algunos países, católicos y judíos regresaron a las prácticas, pero a través de formas alternativas, con estilo propio. La búsqueda espiritual es inherente a lo humano; tiene que ver con el arte, con la búsqueda de sentido o con involucrar a Dios. En cambio, las religiones son formas institucionales que trabajan para preservarse a sí mismas, más que para servir a los fines para los que fueron creadas. Se puede asegurar que en la actualidad existe una gran tensión entre las formas institucionales de las religiones y las necesidades de las personas.

Han existido tantas religiones a lo largo de la historia, desde la Prehistoria a nuestros días, que no podemos conocerlas todas. Incluso en la actualidad hay religiones que nos son desconocidas, porque los grupos humanos que las practican, por ejemplo en la selva amazónica, no tienen contacto con el resto del mundo. Otras religiones nunca podremos conocerlas porque ha desaparecido toda la información sobre ellas y no tenemos documentación para recordarlas.

Dentro de las religiones de las que sise tiene información hay religiones que tienen seguidores en la mayoría de los países del mundo, como el cristianismo o el islam, mientras que otras concentran sus fieles en un solo país, como es el caso de la religión nacional de Japón, el síntoísmo. También hay religiones que han surgido hace muy poco tiempo, como la fe bahai, que fue fundada en el siglo XIX, mientras que otras son tan antiguas que se ha perdido el recuerdo de cuándo surgieron, como las religiones del norte de Siberia.

Hay religiones que casi han desaparecido y pocos son los fieles que continúen la práctica religiosa, como la religión griega, la romana o la de los celtas, pero que forman parte de nuestro patrimonio cultural. Otras tienen muy pocos seguidores en la actualidad, como el mazdeísmo, del que hay menos de un cuarto de millón de fieles, aunque en el pasado fue una religión floreciente en Asia. Y hay religiones con muchos fieles que cuentan con una abundante documentación de su pasado, por lo que podemos conocerlas bien.

RELIGIONES PRIMITIVAS: Se utiliza el término primitivo para denominar a las religiones anteriores a las que se llaman religiones universales. Estas últimas son, por ejemplo, el cristianismo y las grandes religiones asiáticas y aquellas que normalmente tienen escrituras y se las consideran abiertas para toda persona. Por lo tanto, la religión primitiva pertenece a una tribu que es consciente de que otros pueblos poseen dioses y sistemas propios. El término primitivo significa también primario o fundamental. Es común que las religiones primitivas tengan la creencia de encontrarse en un mundo de poderes o seres espirituales más fuertes que el hombre mismo. Estas religiones deciden que lo insólito está en las cualidades especiales de un ser humano. A este poder que se concibe como una multitud de espíritu que habita en toda clase de lugares o que vaga con libertad se lo denomina Mana.

Algunas de estas religiones veneran a unos poderes espirituales como dioses, que gobiernan un área particular del mundo o de la vida humana: como la casa, la agricultura, la guerra o la metalurgia. Los dioses más importantes tienen templos o santuarios con sacerdotes o fiestas especiales.

Diversas religiones primitivas presentan un único o supremo dios por encima de todos los demás poderes. A veces, incluso, se le concibe como un Dios Universal, que puede no tener templos, sacerdotes, un culto organizado o sacrificios, y por eso pasa fácilmente inadvertido para los que desconocen estas practicas.

Asimismo, una gran parte de los pueblos tribales cree que los espíritus de sus muertos siguen viviendo. Y a su vez estos muertos se relacionan con los que aún viven en este mundo. Pon ende, los vivos deben honran a los espíritus ancestrales y cortan con su protección y guía.

Las religiones primitivas dependen de mitos más que de escrituras y credos. Estos mitos no son simples cuentos sino langas historias que contienen la teología y la filosofía de la vida de toda una población. En ellas se puede encontrar una honda comprensión de la naturaleza humana y de los fundamentales problemas del hombre.

Los ritos son otro medio de comunicación entre los dos mundos —el de los vivos y el de los muertos—, y a veces están incorporados a los antiguos mitos. Las oraciones y ofrendas a los dioses son las prácticas más destacadas de estas manifestaciones; algunas oraciones resultan profundamente espirituales y pueden sen utilizadas en los cultos de las religiones universales; otras, solo piden prosperidad y bendiciones materiales.

No todos los pueblos hacen sacrificios a los dioses peno muchas religiones primitivas cuentan con sistemas definidos en que las ofrendas consisten en matan, liberado indican el alimento que se compartirá con el dios en un banquete de comunión.
Para realizar toda clase de actividad religiosa la mayoría de las religiones cuenta con un especialista, normalmente llamado •—con una expresión anglosajona—-Medicine Man. Este sujeto puede realizarlas actividades del sacerdote, del médium, del adivino, del curandero, del herborista, del chamán peno no la del brujo o la de un simple mago.

Aunque muchas religiones primitivas han desaparecido debido al desarrollo, en todos los ámbitos del mundo moderno, otras persistieron tenazmente y se adaptaron al cambio.

Es importante tener en cuenta que bajo ningún concepto se debe considerara estas como religiones infantiles de los pueblos salvajes; pon el contrario, son intentos serios de pueblos adultos pana crean y mantener un sistema espiritual capaz de ofrecer un apoyo tanto en la vida como en la muerte.

Venus de Willendorf

En el Paleolítico aparecen figuras femeninas muy obesas, en las que se destacan los senos, el vientre y las caderas, mientras que otras partes, como la cara, apenas están definidas. Se las ha llamado «Venus paleolíticas». Su nombre viene de las representaciones artísticas de Venus, la diosa romana del amor.  Venus de Willendorf, En el Paleolítico, parece que se utilizaban este tipo de figuras como representación de la fertilidad y de la abundancia.

Fuente Consultada:
La Historia del Cristianismo 2000 años de Fe Collins-Price
Historia de las Religiones Hofmann-Poirier
Enciclopedia del Estudiante Tomo 17 Religiones y Culturas

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas