Conflictos Religiosos

LA RELIGIÓN COMO ORIGEN DE ALGUNOS CONFLICTOS ACTUALES

>Inicio >Menú Polémico >Religiones del Mundo

conflictos religiosos

 

 

 

 

 


Guerras Religiosas

Los Balcanes: Kosovo

Diversidad Religiosa

Tolerancia e Intolerancia

Biografía de Jesucristo

El Ulster: un conflicto que perdura

A pesar de los foros ecuménicos, que promocionan diálogo entre los cristianos, en plena Europa perdura en la actualidad un conflicto con muchos aspectos religiosos. En el Ulster se enfrentan dos grupos: los católicos, que quieren la unión con Irlanda y son un 40% de la población, y los protestantes, que quieren seguir formando parte del Reino Unido y son el 60%.

Las dos comunidades viven en barrios distintos y no suelen mezclarse. Hay partidos políticos confesionales de ambos bandos, en los que participan sacerdotes católicos pastores protestantes, y se dedican a la política manteniendo el ambiente de enfrentamientos y violencia.

Los protestantes son descendientes de inmigrantes que llegaron tras el dominio inglés de Irlanda a partir de 1609.

El problema del Ulster tiene muchas causas, pero el conflicto territorial es clave. Los irlandeses consideran que e produce una ocupación ilegal de una zona de Irlanda por arte de los británicos, y la opción de unos otros por formas diferentes de cristianismo ha sido en modo de diferenciación muy eficaz, que ha ayudado que las posturas sean más enconadas y las señas le identidad se radicalicen.

A pesar del tiempo transcurrido, ambas comunidades suelen tratarse como extrañas. La religión les sirve para identificarse como diferentes unos de otros, aunque en los últimos años parece que el conflicto ha entrado en vías de solución.

El Ulster es una de las "provincias históricas" de la isla de Irlanda. Hay nueve condados en la provincia, pero seis de sus condados, con una población (2001) de 1.685.267 habitantes, forman Irlanda del Norte, una región administrativa del Reino Unido: Condado de Derry - Condado de Tyrone - Condado de Fermanagh  - Condado de Down  - Condado de Antrim  - Condado de Armagh. Además, los tres condados de Cavan, Donegal y Monaghan están en la República Irlandesa, y tenían 246.571 habitantes (2002). (wikipedia)

Los Balcanes

Desde principios del siglo XIX, el califato otomano fue perdiendo poder y territorios. Era un imperio caracterizado por la diversidad religiosa que se mezclaba con las diferencias étnicas y culturales. Esta diversidad la heredaron los países que surgieron de sus cenizas, pero solo en algunos casos y en ocasiones ha derivado en conflicto. La guerra de los Balcanes dividió a Yugoslavia. Las comunidades étnicas y culturales que habían convivido en paz hasta 1990 se enfrentaron violentamente y la religión sirvió para identificar a los distintos grupos.

Los eslovenos y los croatas, ambos mayoritariamente católicos, se escindieron de los serbios ortodoxos, crearon estados propios y expulsaron de su territorio a la mayoría de los que eran diferentes a ellos. Las familias se separaron y mucha gente perdió sus hogares.

Pero los conflictos más terribles se produjeron en Kosovo y en Bosnia. En Bosnia convivían bosnio-croatas católicos, bosnios musulmanes y serbo-bosnios ortodoxos. En Kosovo compartían territorio musulmanes de origen albanés y serbios ortodoxos.

La violencia, los asesinatos y la llamada «limpieza étnica» fueron tan terribles en estas zonas que fue necesaria la intervención armada de las Naciones Unidas y de la OTAN para detener el conflicto. Todavía hay soldados de diferentes nacionalidades en la zona y el odio entre aquellas comunidades perdura.

Los conflictos en Oriente Medio

En Líbano, hasta la guerra civil de 1975, no existía ningún conflicto y convivían musulmanes sunitas y chiitas, católicos maronitas, cristianos ortodoxos y otras minorías religiosas.

Durante la guerra civil, se crearon alianzas más o menos duraderas entre grupos de distinta religión. Esto ilustra sobre cómo la religión era solo un ingrediente más en este conflicto, y no fue el motivo en sí ni del comienzo de la guerra ni de su resolución.

Tras el alto el fuego de 1990, el balance del enfrentamiento fue que una parte importante de la población del país había emigrado. Líbano es una nación que no ha normalizado aún la convivencia aunque haya abandonado la violencia.

Por otra parte, hoy en día algunos pretenden plantear como una guerra de religión las hostilidades que enfrentan a palestinos e israelíes.

Tras varias guerras, en 1948,1967 y 1973, y a pesar de acuerdos puntuales, la situación todavía es muy grave. Además hay que añadir el fenómeno del integrismo, tanto de judíos radicales como de grupos terroristas musulmanes como Yihad Islámica, Hamas o Hezbolá. En 1995, un joven fanático judío asesinó al primer ministro de Israel, Isaac Rabin (foto). Este estaba dispuesto a pactar con los palestinos y entregarles unas tierras que, según los judíos más radicales, Yahvé les prometió hace miles de años. También se producen atentados terroristas, de forma sistemática y muchos de ellos suicidas, por parte de grupos islámicos que matan indiscriminadamente tanto a militares israelíes como a la población civil.

El ejército israelí responde a estas acciones realizando ataques selectivos contra miembros de estos grupos y sellando los territorios palestinos ocupados. Con esto se causa un grave perjuicio, tanto personal como social y económico.

Los conflictos en el subcontinente indio

Al finalizar el dominio botánico, el territorio del subcontinente indio fue dividido en dos: una parte se llamó Pakistán y contaba con mayoría musulmana; la otra era la India, con mayoría hinduista, pero con una notable minoría islámica.

Pakistán constaba de dos territorios sin conexión terrestre y muy separados entre sí. Esta situación provocó que, con el tiempo, la zona del este se separase y se convirtiera, en 1971, en Bangladesh.

En la actualidad, esta zona es la más poblada del planeta. Si sumamos los habitantes de India, Pakistán y Bangladesh, superan a los de China. Inmediatamente después de la independencia de los británicos, India y Pakistán iniciaron un conflicto que perdura hasta hoy. El centro de esta lucha está en Jammu y Cachemira, una región de la India de mayoría musulmana que Pakistán reclama como suya y que está situada entre los dos países.

El nacionalismo religioso sij

Los sijs son un buen ejemplo de nacionalismo religioso y, a pesar de ser una minoría en la India, su fuerte implantación en el Punjab les ha llevado a exigir por la fuerza un estado independiente, como el que tuvieron en el siglo xix hasta que los ingleses los conquistaron tras largas y sangrientas guerras.

En 1984 las autoridades indias mandaron al ejército para que exterminara a los radicales sijs, hecho que determinó unos meses después el asesinato de Indira Gandhi, como venganza de su guardia personal, formada por sijs. La religión es en el caso de los sijs una seña de identidad para una población localizada en los márgenes del mundo indio, un territorio extremadamente conflictivo, que se debate entre mayorías musulmanas e hinduistas.

El Tíbet: un conflicto latente

A partir de 1950, la República Popular de China ocupó militarmente el Tíbet progresivamente se produjo una fuerte emigración de población desde China a esta zona, a la vez que muchos tibetanos, como el Dalai Lama (foto), optaron por salir del país debido a la persecución a la que fueron sometidos.

Esta situación ha provocado que la identidad tibetana, que estaba basada en el budismo, vaya transformándose tanto por la política antirreligiosa de las autoridades chinas como por la inmigración de población no tibetana desde China al Tíbet. Frente a esto, muchos budistas tibetanos han sostenido una resistencia no violenta que ha sido reconocida internacionalmente, con la concesión del Premio Nobel de la Paz al Dalai Lama en 1989.

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante Tomo 17 - La Nación

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas