PRINCIPALES REVOLUCIONES

LOS CAMBIOS POLÍTICOS, SOCIALES Y TECNOLÓGICOS MAS IMPORTANTES

>Inicio >Historia Moderna >Revoluciones en la Historia >Que es una Revolución

Las Revoluciones en la Historia

 

 

 

 
 

 
 

LA REVOLUCIONES: La curiosidad por el pasado, la preocupación por el futuro y el interés por la Historia constituyen algunos de los rasgos más característicos de la especie humana. Desde tiempos remotos el hombre se ha interrogado a sí mismo sobre cómo ha llegado a ser lo que es y acerca de lo que le depara el porvenir. Naturalmente, la respuesta ha sido distinta según las épocas.

En el mundo clásico greco-romano la Historia era vista como un círculo, un eterno retorno, un volver a repetirse continuamente los mismos hechos fundamentales. Durante la Edad Media, en cambio, el historiador concebía1 la Humanidad como algo estático: Dios hizo el mundo de una determinada forma, e inalterable permanecerá hasta el día del Juicio. Pero ¿cómo ve el pasado el estudioso de nuestros días?

El historiador de hoy advierte que la Humanidad ha venido estando sometida a una continua evolución y que ésta no siempre se ha desarrollado a un mismo ritmo. Acontece a veces que, de forma en apariencia repentina, esa evolución se acelera de modo vertiginoso y en pocos años se producen cambios profundos de todo tipo: políticos, sociales, económicos y culturales; dicho de otro modo: surge entonces una sociedad radicalmente distinta a la precedente. A ese brusco cambio, que supone una alteración profunda de la situación anterior, es a lo que llamamos revolución.

Ahora bien, ¿por qué se produce el'. estallido de la revolución? Una posible teoría sería la siguiente: el fenómeno se origina, fundamentalmente, cuando en una determinada época se llega a una situación de ruptura con el tiempo pasado; la comunidad ha ido cambiando en sus clases sociales, en su estructura económica y en su ideología -cambio que se ha ido produciendo lentamente con el correr de los años mientras que el Estado, la estructura política y la clase social dominante permanecen inalterables.

Ello lleva entonces a que el grupo que ostenta el poder sea visto como un obstáculo para el desenvolvimiento normal de la comunidad y a que la parte más activa de esa comunidad se lance, rompiendo la legalidad vigente, a la conquista del Estado, se apodere de él y establezca un sistema político y/o unas leyes distintos a los anteriores.

Pero cabe también otra interpretación del hecho y del origen de las revoluciones; una interpretación que podríamos denominar «espiritualista». De acuerdo con ella, serían los cambios intelectuales los que llevan a una nueva manera de ver y concebir el mundo, y ésta, a su vez, la que conduce a la revolución política. Dicho de otra forma: los filósofos, los pensadores y los hombres de fe influyen de forma decisiva sobre la sociedad y la obligan a cambiar.

En cualquier caso, sí parece claro que cada revolución que triunfa produce cambios en la clase dominante. Veremos entonces cómo a lo largo del Mundo Moderno, y a través de revoluciones sucesivas, la nobleza es desplazada por la burguesía y cómo ésta, a su vez, sufre los embates del proletariado. Este proceso, al mismo tiempo, va a acarrear que del absolutismo se pase al liberalismo y de éste a la democracia.

Junto a ello, conviene resaltar una especie de esquema o secuencia que, a modo de falsilla, se repite en las grandes revoluciones políticas y que se aprecia con una especial nitidez en los casos de Inglaterra (siglo XVII), Francia (1789) y Rusia (1917). El movimiento revolucionario comienza aparentemente con unos objetivos moderados: más que cambiar se pretende reformar. Pronto los reformistas son desplazados y llega la hora del radicalismo, que busca crear un Estado y una sociedad nuevos, objetivo que exige la organización de un poder

fuerte y concentrado; por último, consolidadas las conquistas revolucionarias, se puede hablar ya de la entrada de una nueva forma de organización política, haciéndose desde entonces innecesaria la dictadura.
Pero por revolución no debe entenderse sólo el asalto al poder por una nueva clase social. Revolución es también un cambio rápido en las estructuras clave de la sociedad.

Pueden distinguirse así en el Mundo Moderno una revolución intelectual y científica, una revolución técnica o industrial, otra educativa, y también la demográfica. Lo que ocurre es que cualquiera de ellas, y más todas en conjunto o interrelacionadas, producen necesariamente alteraciones políticas profundas, de tal manera que, por ejemplo, sin la industrialización es imposible comprender el triunfo del Estado liberal, y, sin el cambio intelectual y educativo, no habría sido viable el establecimiento del Estado democrático.

las revoluciones

Muchos filósofos y pensadores contribuyen a crear en la sociedad un clima de opinión que abre el camino a las revoluciones. Aquí aparece Voltaire junto a otros filósofos franceses del siglo XVIII (Biblioteca Nacional, París).

Fuente Consultada: Revoluciones del Mundo Moderno Alfonso Lazo Cuadernillo 4 Salvat

 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas