ENFERMEDADES SOCIALES: Tabaquismo, Alcoholismo y Drogadicción

SALUD Y MEDIO AMBIENTE

>Inicio >Menú Salud y Medicina >Ciudades Contaminadas

bullet Enfermedades Por Estrés

ENFERMEDADES SOCIALES: ESTRÉS, TABAQUISMO. DROGAS Y ALCOHOLISMO

bullet Enfermedades Mas Comunes
bullet Porque Nos Duele?
 

 

 

 

La Contaminación

Enfermedades Sociales

Enfermedades Profesionales

Intoxicaciones Agudas

Accidentes con Animales Higiene Personal Higiene Bucal

STRESS: EL STRESS es un estado sicofísico de reacción a toda agresión. El hombre, como especie ecológica, se adepta con dificultad al mundo que él mismo transforma sin cesar. Este entorno artificial, lleno de obligaciones (sociales, morales, jurídicas), pone barreras a la exteriorización de nuestros deseos y de nuestra energía.

Causas principales. Muchas formas de stress están ligadas al mundo laboral: el trabajo produce agotamiento nervioso (ritmos infernales, ruido, temor a los accidentes profesionales, horarios, relaciones con los superiores). El paro es, igualmente, un factor importante de stress. Las aglomeraciones, los transportes, los embotellamientos, la inseguridad o la desaparición de la “pausa-comida” a la hora del almuerzo son causas clásicas de stress.

Consecuencias. Aumento de los trastornos nerviosos (depresión, insomnio, trastornos sexuales), que favorecen un incremento del consumo de tranquilizantes, alcohol, tabaco y café, que normalmente incrementan los trastornos, en lugar de atenuarlos. Las enfermedades cardiovasculares (hipertensión, infarto) y la úlcera gástrica se ven, igualmente, favorecidas por el stress.

VENCER EL STRESS: El stress es, a menudo, descrito como el mal del s. XX. Si no se sigue una terapia adecuada (deporte, relajación, mejor higiene de vida), puede desembocar en la depresión o, incluso, en ciertas enfermedades no relacionadas directamente con el siquismo, como puede ser la úlcera gástrica.

Para vencer el stress, convendría trabajar en una ciudad pequeña, tener una vivienda cerca del lugar de trabajo, reducir la jornada laboral (aunque resulte financieramente más difícil) o, incluso, intentar crear un marco de vida lo más agradable posible. Sería conveniente tomar vacaciones más a menudo, no vacilar en salir de fin de semana y, si es posible, a lugares desconocidos. Igualmente, debe aumentarse la actividad física, hacer deporte, que libere la energía acumulada. La relajación, la práctica del yoga o de cualquier otro método que ayude a recuperar el dominio de sí mismo y de su respiración constituyen opciones de lucha contra el stress. Hay que intentar hablar, ver gente distinta, ganar confianza en uno mismo. Finalmente, sería útil tener una actividad creativa (dibujo, pintura, escritura, etc.). Todos estos trucos no son más que medios para aprender a distanciarse con relación alas cosas.

TABAQUISMO: EL TABAOUISMO, consumo abusivo de tabaco, es responsable de una importante disminución de la esperanza de vida, que se puede cifrar en 3 años para 10 cigarrillos diarios, 6 años para 20 cigarrillos y hasta 8 años para 2 paquetes por día. Además de su acción sobre la mortalidad, es responsable de otros numerosos efectos.

El humo del cigarrillo contiene más de 10.000 sustancias químicas, que se pueden agrupar en 4 tipos principales:
sustancias irritantes, que ralentizan el sistema de limpieza del árbol respiratorio; monóxido de carbono, que se fija en la hemoglobina (proteína contenida en los glóbulos rojos) y ocupa el lugar del oxígeno; nicotina, que se fija a nivel del sistema nervioso y que es responsable del fenómeno de habituación, de la elevación de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial (favoreciendo el depósito de grasas en las paredes arteriales); alquitranes y agentes cancerígenos (en particular el benzopireno).

Riesgos respiratorios. Los efectos irritantes del humo son responsables de bronquitis crónica, del incremento de infecciones respiratorias (ante toda infección crónica hay que buscar un cáncer), de enfisema y, finalmente, de insuficiencia respiratoria crónica. Por otra parte, el fumador soporta peor el esfuerzo fi-sito y las estancias en altitud, pues su sangre se oxigena peor.

Riesgos cardiovasculares. El tabaco favorece la arterioesclerosis: es causa de angina de pecho y de infarto de miocardio, así como de arteritis de las extremidades inferiores.

Riesgos cancerosos. Se calcula que un tercio de las muertes por cáncer son debidas al tabaco. Los principales son los cánceres de pulmón, de esófago, de estómago y de las vías aéreas superiores (lengua, cavidad bucal, faringe, laringe, etc.), para los que la asociación tabaco-alcohol es particularmente nefasta: la irritación originada por el alcohol permite que las sustancias cancerígenas del humo penetrar mejor en los tejidos. Se observan también cánceres de vejiga y de riñón.

El tabaco constituye un peligro para la salud. Es el principal responsable de los cánceres de pulmón, cuya progresión crece argán el número de cigarrillos consumidos. Además, el tabaco es también responsable de cánceres de garganta, esófago, vejiga e, incluso, de bronquitis crónicas y enfermedades cardiovasculares. A pesar de los conocimientos cada vez más profundos sobre los mecanismos de toxicidad del tabaco y a pesar de las numerosas campañas de información, el cigarrillo  sigue siendo un hábito difícil de erradicar. Cada vez más países han elaborado leyes prohibiendo fumaren lugares públicos e, incluso, la publicidad del tabaco.

ALCOHOLISMO: EL ALCOHOLISMO (consumo excesivo de bebidas alcohólicas) es responsable de una disminución de la esperanza de vida. El consumo de alcohol va en aumento constante en el mundo. Una elevada ingestión de alcohol afecta, sobre todo, al sistema nervioso, pues el alcohol tiene afinidad con las grasas (el sistema nervioso es un tejido muy lipídico). Su expresión clínica es el estado de embriaguez que evoluciono en tres fases: fase de excitación psicomotriz y de desinhibición; fase de descoordinación de movimientos (marcha titubeante), de incoherencia verbal y de agresividad después; finalmente, fase de coma (para alcoholemias iguales a 5 g/l), que puede ocasionar la muerte.

La embriaguez suele ser causa de actos de delincuencia, de accidentes de circulación, etc. La conducción de un vehículo con más de 0,8 g de alcohol por litro de sangre constituye, en muchos países, un delito. Además, la degradación del alcohol interfiere con la de otros medicamentos: la asociación alcohol-tranquilizantes puede set responsable de comas graves.

Alcoholismo crónico. Afecta principalmente al hígado y el cerebro. El alcohol produce una destrucción progresiva del hígado, la cirrosis, que, por otra parte, favorece el cáncer de hígado. El alcohol altera la personalidad, hace que los sujetos se vuelvan agresivos, paranoicos, y provoca temblores y parálisis de las extremidades (polineuritis). Por otra parte, si se deja de beber de repente, sobreviene un síndrome de abstinencia llamado delirium tremens, verdadera crisis de agitación aguda que puede llegar a provocar la muerte por deshidratación o el suicidio.

Finalmente, el alcohol favorece los cánceres de garganta y de esófago, en asociación con el tabaco, el desvío de las reservas del organismo, que provoca desnutrición, y la disminución de la resistencia a ciertas infecciones, en particular la tuberculosis. Además, el alcohol provoca con frecuencia malformaciones fetales si es consumido por la mujer durante el embarazo.

Los mayores consumidores de alcohol son los países industrializados, pero su consumo, bajo cualquier forma (cerveza, vino, licores), traducido en alcohol puro, está en retroceso. A lo largo del decenio 1980-1990, se redujo en un 15 % en la Comunidad europea (en particular en los mayores consumidores, Francia e Italia) y en un 8,5 % en E.U.A. Por el contrario, la taso de crecimiento es muy elevada en los países en vías de desarrollo (con un aumento del 26 % en América latina).

DROGAS: SE DEFINE como "droga" toda sustancio capaz de modificar el estado síquico de un individuo. La noción de drogo está íntimamente ligada a las de habituación (necesidad de aumentar la cantidad para producir los mismos efectos) y dependencia (necesidad de procurarse el producto ya que, en su defecto, sobreviene un síndrome de abstinencia). Bite último criterio marca la diferencia entre las drogas llamadas "blandas" y las llamadas "duras".

Las drogas blandas. Son derivados de Cannabis sativa indica, planta de la que se luma la flor (marihuana) o la tesina (hachís).

Las drogas duras, u "opiáceos", son el opio, la morfina y la heroína. Se añade a este grupo la cocaína, que no es un opiáceo, pero que produce efectos similares. Batas drogas producen una rápida dependencia, con un terrible deterioro psicofísico, y los usuarios pagan el estado de bienestar que procuran con graves síndromes de abstinencia en caso de no disponer de una dosis.

El L.S.D. (Lyserg sáure diñthylamia, dietilamida del ácido lisérgico) es un caso aparte; es un alucinógeno que no produce dependencia ni euforia, pero que puede provocar trastornos síquicos irreversibles.

Consecuencias, desintoxicación. Aunque las drogas pueden estimular el apetito sexual, también disminuyen la potencia: la masturbación es la forma de sexualidad más extendida entre los drogadictos.

Para la desintoxicación, se debe tratar al drogadicto tanto a nivel médico como sicológico y reorganizar un status social (reinserción profesional, etc.) tras su rehabilitación.

Anfetaminas y tranquilizantes. Su abuso conduce a loo usuarios a la habituación y la dependencia. Producen una sensación de euforia y de mayor capacidad intelectual, pero cuando finalizo su efecto provocan un estado de depresión y de agotamiento próximo al estado psicótico.

Fuente:
Enciclopedia Larousse Ilustrada Tomo 3
Wikipedia-La Enciclopedia de la Vida Editorial Kapelusz
Guías La Vanguardia El Niño Cuadernillo 6 Cristine Bruell

Definición Droga Conceptos Droga Clasificación Drogas Orígenes Droga

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas