SAN BERNARDO DE CLARAVAL

HISTORIAS DE SANTOS

Breve Biografías y Anécdotas de los Santos Más Populares

>Inicio >Menú Biografías >Vida de los Santos

Hombres Enigmáticos

HISTORIA DE SANTOS Bernardo, el santo de los Templarios

Brillantes, Pero No Famosos
Religiones del Mundo
 

 

 

 

Que es un santo? Santo Tomas

San Aquino

San Cristóbal San Simeón San Tobías San Francisco de Asís San Ambrosio

   

 Bernardo, el santo de los Templarios

San Antonio de Padua
Contra la avaricia y los usureros

Bernardo de Claraval (1090-1153), pertenecía a una familia noble. Su infancia en el castillo de Fontaines, en Bourgogne, se vió marcada por una gran austeridad cristiana impuesta por su madre, una mujer muy especial que llegó a predecir su fallecimiento en la fiesta de San Ambrosio, ya que había tenido una revelación.

Más tarde Bernardo anunciará que su madre se le aparece. De pequeño ya había tenido una larga enfermedad en la que quiso curarlo una mujer considerada hechicera, pero se negó. Fue a lo largo de esta enfermedad en la que Bernardo tuvo sus primeras apariciones.

Bernardo realizaba reuniones con jóvenes a los que hablaba, grupo que llegó a conocerse como los discípulos de Chátillon. Será entre estos jóvenes donde reclutará seguidores para entrar en al monasterios del Cister, donde tres años más tarde es nombrado abad y fundador de Claraval, comunidad que tuvo 343 monasterio y más de 900 monjes.

Fue durante este periodo en el que San Bernardo rezaba a una virgen negra en la iglesia de San Voirles. Según la leyenda esta virgen exprimió del seno tres gotas de leche que cayeron sobre los labios de san Bernardo.

En 1116 le sobreviene nuevamente una enfermedad que lo mantiene en estado crítico hasta 1118, nuevamente tiene fiebre y las visiones reaparecen. Durante una de sus enfermedades que escribiría Tratado sobre los diferentes grados de humildad y de orgullo. Fue en 1128 cuando el papa Honorio vio la necesidad de formalizar a un grupo de caballeros, a cuya cabeza estaba Hugo de Paynes, que se habían instalado en el viejo templo de Jerusalén, socorriendo a los peregrinos. Cuenta con la ayuda de Bernardo que pese a su enfermedad y debilidad redacta las reglas de la nueva Orden que será conocida como los Caballeros del Temple (Milites Templi).

Loa caballeros del Temple prometen obediencia a Bernardo quien explica textualmente sobre ellos: «Evitan y aborrecen a los mismos, a los prestidigitadores y a los juglares, así como las canciones indecentes y las farsas, lleVan cabello cofto, habiendo aprendido por el apóstol que es ignominia para un hombre oeuparse de la cabellera. Nunca se les ve peinados, raramente lava(los, su barba es hirsuta, hedionda de polvo, sucios por causa del calor y las armaduras.»

En 1146, Bernardo organizó la segunda Cruzada para liberar los Santos Lugares del poder de los musulmanes, el fracaso de
esta cruzada fue uno de los grandes desengaños de su vida. También lucho contra la herejía de los cátaros, lo que lo convirtió en un santo lleno de contradicciones al enfrentarse a aquellos que predicaban una religión llena de gran pureza, aunque hereje a los ojos del cristianismo.

Entre sus obras más importantes, al margen del Libro de uso —para su aplicación en los monasterios—, hay que citar El Libro de la Consideraciones, en el que se encuentran los sentidos iniciático más profundos de este santo. Se trata de una obra que fue dirigida al Papa. Es uno de los santos, que pese a sus contradicciones, escribió con una gran sabiduría interior, algunos autores dice que tuvo influencia sufi. Se dice que cuando se le preguntaba "Qué es Dios?", respondía: «Es longitud, anchura, altura y profundidad.» Finalmente Bernardo murió el 20 de agosto de 1153, fue canonizado en el año 1174, y proclamado Doctor de la Iglesia en 1830. Su fiesta se celebra el 20 de agosto.

San Bernardo el Santo de los Templarios
Santa Elena, en busca de la Cruz de Cristo
Santa Hildegarda von Bingen, vidente llamada "Sibila del Rin"
San Ignacio de Loyola, de pendenciero convertido a Santo
San Jerónimo, traducir la Biblia al latín y morir en una gruta en Belén
San Juan Bautista, su cabeza en una bandeja
San Juan Bosco, pensando en la educación de las niñas
San Juan de la Cruz, carmelita descalzo, encarcelado por la misma orden.
San León Magno, el Papa que se enfrentó a Atila y Alarico
San Lorenzo, asado vivo en una parrilla
San Nicolás, el santo que viaja en reno y trae juguetes a los niños
Fuente Consultada: Los Santos Que Nos Protegen

 

   
Lugares Maravillosos Enigmas de la Humanidad Errores de la Humanidad Grandes Tesoros Perdidos Ciudades de Piedra Grandes Hazañas
 

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas