Primeros Pozos de Petróleo en Estados Unidos

UN PASEO POR EL SIGLO XIX

DESCRIPCIÓN DE LOS PRINCIPALES HECHOS Y SUCESOS DEL SIGLO XIX

>Inicio >Historia Contemporánea

La Línea Del Tiempo Edad Contemporánea

Principales Hechos del siglo XIX

 

 

 

 

Menú: El Petróleo

Carbón y Petróleo

Las Reservas de Petróleo

Energía Nuclear

El Biocombustible

Recursos Naturales

El Oro y el Hombre


 

Principales Hechos del siglo XIX

 

 

 

El petróleo ya era conocido desde tiempos antiguos, pero su primera extracción se realizó en Estados unidos hacia 1859. Al principio se utilizó para el alumbrado público o el doméstico, pero fue el descubrimiento del motor de explosión lo que le dio su orientación definitiva. A partir de 1886, gracias a la patente de Daimler y Benz, los motores de explosión utilizaban como combustible un derivado del petróleo, la gasolina. Se abrió así una nueva expectativa que culminó con el nacimiento de la industria automovilística, mientras el petróleo y sus derivados se convertían en el producto energético fundamental con el que se sustituyó el carbón en los medios de transporte.

Para muchos, el petróleo era sólo una misteriosa grasa que salía del suelo y a la que sólo se le había encontrado utilidad en el campo de la medicina y la charlatanería. Se atribuye a Samuel Martin Kier la creación de la primera refinería en Estados Unidos y es por ello considerado uno de los “abuelos” de la industria del petróleo norteamericana.  Para Kier, como para muchos otros de los dedicados a la extracción de sal en Pensilvania, el petróleo era, en un principio, una molestia que contaminaba los pozos de su familia. Sin embargo, con el tiempo, pensó en sacarle algún tipo de provecho económico.

Aunque no tenía formación química ni científica, comenzó a experimentar con los diferentes productos que obtenía de su destilación. En 1848, lanzó varias medicinas “milagro” que curaban el cólera, el asma, las úlceras,… pero no tuvo demasiado éxito, demasiada competencia.

Los historiadores petroleros en los Estados Unidos dan el crédito a el coronel Edwin L. Drake por el primer pozo petrolero comercial moderno. Su pozo alcanzo 22 metros de profundidad (72 pies). Siendo perforado en “Oil Creek” cerca de el pueblo de Titusville al este de Pittsburg , Pensilvania y comenzando su producción el 28 de Agosto de 1859. En aquellos días no habían automóviles siendo el campo medicinal el mercado principal para el petróleo. Era llamado aceite piedra o séneca y se vendía por 40 $ el barril aproximadamente, el cual el valor del dinero en 1859, era mucho mas alto.

Pero, en aquel momento, los métodos para obtener petróleo en los Estados Unidos eran más que primitivos. En general se embebían trapos en lugares donde el mismo rezumaba y luego se los retorcía colocando el producto en barriles y para 1853, casi todo el que se obtenía se utilizaba como una medicina milagrosa llamada Aceite Séneca.

Un grupo de emprendedores encabezados por el abogado George Bisell y el banquero James Towsend, dieron a un químico, Benjamin Silliman Jr., un poco del líquido para su análisis. Cuando Bisell tuvo los resultados del análisis percibió que, además de medicina, el líquido negro, es decir, el petróleo, serviría para iluminación. Adelantándose preventivamente a los acontecimientos, Bisell y Silliman Jr. fundaron la Pennsylvania Rock Oil Company.

Se perforó en las cercanías de Titusville y en 1859 el petróleo brotó artificialmente por primera vez en los Estados Unidos. La era del petróleo comenzaba sin más trámite.

Por la facilidad de su destilado, aparecieron en los alrededores de Titusville cientos de fraccionadores que se dedicaban a la venta de combustible para lámparas sin tener en cuenta la calidad. Si el producto contenía más nafta que kerosene, la lámpara vienesa podía estallar y provocar un incendio.

 

 
   

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas