SOBERANÍA POPULAR, Definición, Concepto

INSTRUCCIÓN CÍVICA BÁSICA: CONCEPTOS, DEFINICIÓN Y LAS LEYES DE LA DEMOCRACIA

Conceptos de Ciencia
Política

EL IMPERIO BIZANTINO

 

 

 

 

Revolución Francesa

La Libertad del Hombre

Los Derechos Humanos

Democracia La División de Poderes

Deberes y Derechos

Gobiernos Totalitarios


Organización  de un Estado Democrático Poder Legislativo Poder Ejecutivo Poder Judicial

Se dice que un poder es soberano cuando es independiente de cualquier otro. Es decir: no hay ningún otro poder superior a él. Ejercer soberanía es ejercer un poder independiente. El concepto moderno de soberanía fue creado en el siglo XVI por el francés Jean Bodin y aplicado entonces al poder que en esa época poseía el rey de Francia. Bodin y quienes pensaban como él justificaban la monarquía absoluta, sistema de gobierno donde todo el poder estaba en el Rey ("el Soberano").

En el siglo XVII esa idea empezó, lentamente, a ser reemplazada por la de la soberanía popular, dando lugar luego al concepto de democracia . La palabra soberanía expresa la idea de un poder supremo, ilimitado y perpetuo.

Durante la época monárquica , antes de la Revolución Francesa, cuando el rey no estaba limitado  en su autoridad por ninguna Constitución, se lo llamaba "soberano", porque no reconocía políticamente autoridad  superior a la de él. Recordemos que Luis XIV había llegado a decir: "El estado soy yo"; expresión que encierra sus ideas absolutistas, su pensamiento político: consideraba su autoridad como única y soberana.

Dice Joaquín V. González, al hablar de la soberanía: "No es fácil encontrar una definición que satisfaga todos los conceptos filosóficos, históricos y políticos de esta palabra; pero en teoría puede decirse que designa la potestad suprema para regir a la comunidad. En este sentido es el imperio de una comunidad organizada e independiente sobre la totalidad de sus individuos".

• Definición
Los autores que han escrito sobre el tema han dado definiciones muy diversas de soberanía. Nosotros inspirándonos en las palabras citadas de Joaquín V. González, la definimos de la siguiente forma:

Soberanía es el poder supremo, necesario al gobierno de un estado para poder regirlo. Por lo tanto, relacionamos la soberanía con el poder, afirmando que es una cualidad del mismo.

Cuando un país se organiza política y legalmente sin reconocer otro poder superior, afirmamos que es un país soberano.

En este sentido de cualidad del poder "la soberanía no pertenece a nadie; ni es del pueblo, ni de la nación, ni de ambos juntos", afirma G. J. Bidart Campos.

Por eso, con referencia a nuestro país podemos afirmar que:
el poder nacional es soberano;
el poder provincial es autónomo.

El poder del gobierno, el poder político, tiene qué ser supremo o soberano. El padre de familia tiene sobre su hijo, autoridad o poder; es lo que se llama "patria potestad". El sargento tiene autoridad o poder sobre soldado conscripto que está realizando el servicio militar. Pero, ni el poder del padre ni el del sargento son soberanos; su autoridad está limitada por la ley civil, en un caso, y por los reglamentos militares, en el otro. Es una autoridad que se ejerce únicamente en la forma que la voluntad suprema del gobierno lo indica.

• Diversas manifestaciones de la soberanía del estado

Un país libre e independiente, manifiesta su soberanía en dos aspectos:
De las fronteras para afuera: enviando embajadores a otros estados; representantes a los organismos internacionales (Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos), los que son considerados por las respectivas Cartas, en el mismo piano de igualdad; celebrando tratados internacionales, etc.

En el orden interno, es decir, de !as fronteras para adentro: aplicando las penas y multas que prevén las leyes, recaudando impuestos, expropiando casas y campos para hacer una obra pública, etc.

Esta autoridad o poder del estado se ejerce en la forma que indican la Constitución y las leyes.
El gobierno tiene por objeto último lograr el bien común y por eso su autoridad soberana se refleja a través de los actos del poder legislativo, del poder ejecutivo y del poder judicial.

La única explicación de este poder tan grande es el servicio de la comunidad, de la persona humana. Si el gobierno se desvía de estos fines estaríamos frente a un abuso de autoridad, a una traición al espíritu democrático.

Alcance de la expresión "soberanía del pueblo"
En los libros y tratados sobre política, de los siglos XVIII y XIX, encontramos frecuentemente estas expresiones: "gobierno del pueblo", "soberanía popular", "voluntad general" y otras semejantes. Es evidente que los redactores de nuestra Constitución recibieron la influencia de los autores de aquella época. Así, el art. 33 habla de derechos y garantías de la Constitución que "nacen del principio de la soberanía del pueblo".

Rousseau, por ejemplo, en sus obras (El contrato social, Origen de la desigualdad entre los hombres) se muestra indeciso para explicar lo que él llama la "voluntad general".

• En uno de sus párrafos escribe que debe ser unánime:

"Cuando el pueblo estatuye sobre todo el pueblo. . . la materia sobre la cual se estatuye es general, como la voluntad que lo decreta. . . y este acto es la ley".

• En otro, parece afirmar lo contrario:
"Para que una voluntad sea general no es necesario que sea unánime; únicamente es indispensable que todos los votos se cuenten. . . Sólo hay una ley que por su naturaleza ha exigido el consentimiento unánime: el pacto social. . .; fuera de este caso, el voto del mayor número obliga a los demás".

Cuando un país nace a la vida independiente, la primera manifestación que hace de su soberanía es darse a sí mismo una constitución. El Preámbulo dice que los redactores de la misma eran "Representantes del Pueblo de la Nación Argentina"; el artículo 22 expresa que el pueblo gobierna "por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución",

El pueblo, es decir, el conjunto de los ciudadanos, ¿gobierna realmente? No, porque ello no es posible; pero sí participa de alguna forma en el gobierno. Así, elige a los miembros del poder legislativo y del poder ejecutivo; estos representantes del pueblo, son los que juntamente con los miembros del poder judicial van a gobernar.

Es fácilmente comprensible que en un estado de millones de ciudadanos, los mismos no pueden gobernar por sí mismos; no pueden decidir los complejos asuntos de gobierno en materia internacional, económica, militar, social, etc.

El pueblo se limita a manifestar su voluntad en la elección de las autoridades nacionales, provinciales y municipales cuando es llamado al efecto.

En algunos países donde existen los juicios por jurados, los ciudadanos colaboran en la tarea gubernamental de administrar justicia. Nuestra Constitución, en su artículo 24, prevé esta participación popular, pero hasta la fecha no ha sido sancionada ninguna ley que organice el funcionamiento de dichos jurados populares.

La división de poderes
Desde Montesquieu se viene repitiendo que la acumulación de todas las funciones de gobierno en una sola mano equivale a suprimir la libertad, a establecer una tiranía. De que, por lo tanto, la división de poderes es uno de los caracteres fundamentales de un país republicano.

- ¿Quién era Montesquieu?
Carlos Luis de Secondat nació en 1689 en el castillo de La Bréde, cerca de Burdeos, Francia. Tenía 27 años cuando un tío, barón de Montesquieu y presidente en el Parlamento de Burdeos, le legó su cargo y su título. Más que los procesos judiciales, le atraían los estudios de botánica, anatomía y física.

En 1721 publicó "Cartas persas"; esta obra, que es una sátira y crítica de las instituciones francesas, tuvo un gran éxito. A raíz de ello vendió su cargo e inició un viaje de documentación por Europa; en Inglaterra vivió dos años. Retirado en su castillo de La Bréde, se dedicó a escribir. Fijó las nuevas tendencias del siglo XVIII; fue de inteligencia muy vasta y compleja, de gran espíritu lógico por su formación jurídica y de gran cultura científica.

En "Consideraciones sobre la causa de la grandeza de los romanos y de su decadencia" (1734) se muestra como historiador científico.

"El espíritu de las leyes" fue publicado en 1748. Es un estudio comparativo de las legislaciones en el cual Montesquieu volcó sus ideas políticas, históricas, religiosas, sociales, etc.

Su pensamiento sobre el poder
En la última de las obras mencionadas, en el libro XI, al hablar "De la constitución de Inglaterra" quiere demostrar que el sistema inglés de separación de los tres poderes asegura a los ciudadanos la libertad política; esta observación habría de ejercer una notable influencia en los movimientos republicanos de la sociedad moderna.
Escribe Montesquieu sobre el particular:

"En cada Estado hay tres clases de poderes: el poder legislativo, el poder ejecutivo de las cosas que dependen del derecho de gentes, y el poder ejecutivo de las que dependen del derecho civil.

Por el primero, el príncipe o el magistrado hace leyes por un cierto tiempo o para siempre, y corrige o deroga las ya establecidas. Por el segundo, declara la paz o la guerra, envía o recibe embajadas, establece la seguridad, previene las invasiones. Por el tercero, castiga los crímenes o juzga los diferendos entre los particulares. A este último se lo llama poder judicial y al otro, tan sólo, el poder ejecutivo del Estado.

La libertad política para un ciudadano es esa tranquilidad del espíritu que proviene de la convicción que cada uno tiene de su seguridad; y para que se posea esta libertad es preciso que el gobierno sea tal que un ciudadano no tenga por qué temer del otro.

Cuando en la misma persona o en el mismo cuerpo de la magistratura, el poder legislativo se une con el poder ejecutivo no existe libertad y se puede temer que el mismo monarca o el mismo senado sancione leyes tiránicas para ejecutarlas tiránicamente".

La división de los poderes, por lo tanto, es una garantía de la libertad, es una seguridad para el pueblo en lo que se refiere a sus derechos. Esta división impide a un poder invadir la esfera de los otros. Además, al dividirse las funciones se permite una acción política más eficaz porque cada órgano se especializa en su propia tarea. Ello no significa que cada uno gobierne por separado; los poderes están coordinados ya que forman el gobierno; los tres se prestan mutua colaboración.

Así, por ejemplo, el poder ejecutivo participa en la tarea legislativa presentando proyectos de ley al poder legislativo, promulgando las leyes, reglamentándolas mediante decretos, etc.

La tradición política republicana exige esta división como condición de equilibrio y armonía, como medida de prudencia que evita excesos.

Jorge Washington, en su célebre "Discurso de despedida", del 17 de setiembre de 1796, señaló a su pueblo sobre este principio político:

"...La libertad misma hallará su guardián más seguro en un gobierno... en el que los poderos estén adecuadamente distribuidos y arreglados...
Es igualmente importante, en un país libre, que el hábito de pensar inspire a los encargados del gobierno la cautela de conservarse dentro de sus respectivas esferas constitucionales, evitando, en el ejercicio de los poderes, que un departamento usurpe los de otro. El espíritu de la usurpación tiende a concentrar los poderes de todos en uno, y por ende a crear, cualquiera que sea la forma del gobierno, un verdadero despotismo... Si en opinión del pueblo se encuentra en cualquier particular viciosa la distribución o modificación de los poderes constitucionales, que se corrija por una enmienda en la forma que designa la Constitución. Pero que no haya alteración por usurpación, pues esto, aun cuando en algún caso puede ser instrumento de bien, es el arma acostumbrada por la que se destruyen los gobiernos libres...".

A pesar de la división y de la asignación de funciones, es indispensable la armonía de los poderes dado que la acción y finalidad del gobierno es una sola y no puede alcanzar el bien común sin la unificación de propósitos o metas políticas.

Fuente Consultada: Instrucción Cívica Norberto Fraga - Gabriel Ribas Editorial A-Z

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas