LOS SUELOS de ARGENTINA

GEOGRAFÍA ARGENTINA: DETERIORO DEL SUELO

>Inicio >Geografía Argentina

La Producción de Soja en Argentina

GEOGRAFÍA ARGENTINA: DETERIORO DEL SUELO

 

 

 

 


Concepto de Relieve

Concepto de Suelo

Importancia del Suelo

Deterioro del Suelo

Suelos de Argentina

Climas de Argentina

Geografía Argentina


Suelos: su deterioro

Un tema de gran relevancia en la actualidad, es el deterioro que se evidencia en los suelos, ya que esto incide en la capacidad de producción de alimentos para una determinada área. En el caso de nuestro país, las distintas investigaciones que se han realizado sobre este hecho, reflejan que más del 30% de su superficie padece algún grado de erosión.

Esto tiene su origen en la utilización masiva de los mismos. Algunos ejemplos podrían ser: la expansión cerealera en la región pampeana, la expansión de los cultivos industriales en los oasis de cuyo y noroeste, en Misiones y el este chaqueño, el sobrepastoreo en la patagonia, y la colonización agrícola de los valles de los grandes ríos del sur argentino. Este hecho coincide en que se desarrollan a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Sin embargo esta producción grandiosa, tuvo consecuencias negativas para los suelos; ya que se rompió el equilibrio natural que aseguraba su conservación por su uso inadecuado.

Esto provocó distintos tipos de desgaste, agotamiento de sus nutrientes, entre otros. Por ejemplo, los principales procesos de deterioro del suelo son: la erosión eólica (por el viento), erosión hídrica (por el agua de lluvia), las inundaciones, la salinización, y el agotamiento de nutrientes que aseguran su capacidad productiva.

El trabajo de tierras poco o nada apto para el cultivo, fue la causante principal de la erosión eólica, ya que con las técnicas que se emplearon se dejaron los suelos al descubierto para que avance el viento degradándolos a su paso, esto es más común en las zonas de climas áridos.  Este hecho puede observarse al oeste de la provincia de Buenos Aires, en el este de La Pampa y de San Luis, y el sur de Córdoba. No obstante en la meseta patagónica también está presente este tipo de erosión, pero esto se debe al sobrepastoreo del ganado ovino, el cual destruye la vegetación propia de esta área, dejando los suelos descubiertos para los vientos provenientes del oeste.

Por otra parte, el agua de las precipitaciones causa estragos en aquellos suelos que no poseen cobertura vegetal, ya que barre con el los nutrientes que se hallan en su superficie, denominado erosión hídrica. Este hecho se da particularmente en las tierras más fértiles de las zonas húmedas del país, como ser el centro-este de Córdoba o las áreas que rodean a la cuenca del río Salado en la provincia de Buenos Aires. Pero también es observable en otras zonas, como en el piedemonte de las sierras Subandinas (Salta y Jujuy), en Misiones y en la provincia de Entre Ríos.

Ahora bien, si esta agua de lluvia provoca inundaciones, el deterioro de los suelos es aún mayor, ya que pierden sus nutrientes, se salinizan y posteriormente se compactan. Básicamente esto ocurre en la provincia de Buenos Aires y en los bajos Submeridionales que acompañan al río Paraná.

En cambio, en las áreas en donde los suelos están sometidos al exceso de riego y con deficiencias en los sistemas de drenaje, se da otro proceso importante de degradación: la salinización. Es decir, esta se produce por el ascenso de sales, presentes en las distintas profundidades del suelo y cuando se evapora el agua, lo que aparece son las sales en superficie tan perjudiciales para el cultivo. 

Este hecho ocurre en algunos sectores de los valles del río negro, del oasis de Mendoza y en las áreas lindantes a los ríos Atuel, y Diamante en Mendoza, o el río Dulce en Santiago del Estero.  Pero el caso más notable y de mayor preocupación es el situado en el valle inferior del río Chubut.

En los llanos de la Rioja sucede este proceso desalinización, pero la causante en este caso es que el agua que se utiliza párale riego contiene alto contenido de sales, provocando también una degradación importante de los suelos.

Por último, no puede dejarse de lado el problema de agotamiento de suelos, producto de la explotación constante del mismo a lo largo de muchos años, producto del monocultivo y de las técnicas inadecuadas. Esto se evidencia en las zonas agrícolas más ricas del país como ser la provincia de Buenos Aires, Santa fe y Córdoba. Esto es evidente en los últimos años, con el cultivo de la soja y trigo, para los cuales se utiliza técnicas y maquinarias muy potentes.

Hoy en día, para evitar estos problemas tan relevantes que afectan al suelo se dispone de un conjunto de conocimientos y técnicas que aseguran la conservación de la superficie natural de los suelos, nuestra responsabilidad es darles su uso más apropiado y evitar estos daños a la naturaleza de la que prescindimos. 

CAUSAS Y EFECTOS DE LA DEGRADACIÓN DEL SUELO

Asentamientos humanos

Establecimiento de complejos residenciales en zonas agrícolas.


Eliminación de desechos cloacales y desagües pluviales con arrastre de sustancias residuales.

Eliminación de residuos domiciliarios (basura) en vertederos abiertos o por combustión.

 

Uso de combustibles fósiles para calefacción y automotores.

Modificaciones en el ecosistema regional. Alteraciones en la cantidad y calidad de suelos útiles para otros fines.

Contaminación del suelo y de napas superficiales con las aguas de uso domiciliario.

Infiltraciones de los líquidos residuales en el suelo y napas de aguas subterráneas.
Contaminación con materiales no degradables.

Contaminación tóxica del aire y del suelo con los productos de la combustión de residuos sintéticos no degradables.
Contaminación tóxica de suelos y alimentos con hidrocarburos y plomo.

 

Actividades agropecuarias

Tecnología de las practicas agrícolas:

• dirección de los surcos;
• monocultivo, rotaciones inadecuadas de cultivos o mal manejo del pastoreo.






Expansión de prácticas inadecuadas de riego.



Uso de fertilizantes y plaguicidas en forma no controlada con el objeto de mejorar la producción.





Tala y quema indiscriminada.

Pérdida gradual de la textura natural a el suelo ocasionada por el uso inapropiado de maquinarías pesadas.

Erosión eólica e hídrica favorecidas por los surcos construidos en dirección a la pendiente del terreno.

Deterioro gradual de los suelos agrícolas por agotamiento de nutrientes.

Problemas de salinización y anegamiento.

 

Destrucción de microflora y microfauna del suelo.

Alteración de los ciclos biogeoquímicos naturales. Contaminación tóxica de los suelos, napas subterráneas y cultivos. Interferencia en la salud humana.


Destrucción del suelo.
Extinción de especies vegetales y animales. Modificaciones en la evolución natural del ciclo hidrológico. Potenciación del efecto invernadero. Desertificación.

Actividades industriales

Uso de grandes extensiones de tierra para sus instalaciones.

Liberación de productos gaseosos no tratados convenientemente que contribuyen a la lluvia acida.


Eliminación de efluentes industriales.

Eliminación de efluentes a grandes temperaturas.

Eliminación de residuos radiactivos.

Liberación de hidrocarburos y productos originados durante las combustiones.
 

Tala de árboles sin reforestación prevista.

Modificaciones en el ecosistema regional.

Acidificación de los suelos que genera modificaciones en su estructura, pérdida de nutrientes y aumento de las concentraciones de metales pesados.

Contaminación orgánica y tóxica.

Contaminación térmica.


Contaminación radiactiva.

Contaminación tóxica del suelo que deriva en la contaminación de cadenas alimentarías.

Desertificación.

ALGUNOS DATOS DE INTERÉS...

• Todos los años se erosionan, en el planeta, más de 200.000 km2 de tierras.
• El fenómeno de degradación de los suelos afecta actualmente a más de 20 millones de km2.
• Por lómenos 12 millones de km2 se degradaron como consecuencia de la actividad humana desde hace 50 años.
• Al ritmo actual de degradación, 2,5 millones de km2 de tierras cultivables podrían tornarse improductivas de aquí al 2050.
• La erosión provocada por el agua es el principal factor de deterioro y afecta a unos 11 millones de km2.
• La erosión causada por el viento afecta 5,5 millones de km2.
• El efecto de los productos químicos deteriora 2,4 millones de km2.
• El pastoreo excesivo ha dañado 6,8 millones de km2. s La deforestación ha dañado cerca de 6 millones de km2.
• La gestión agrícola deficiente ha dañado 5,5 millones de km2.
• La recolección de leña ha dañado 1,4 millones de km2.
• Los suelos afectados por la contaminación cubrirían 220.000 km2 (el 90 % de ellos, en Europa).

Fuente: El Correo de la UNESCO. Enero 1995

Fuente: Geografía Argentina, Editorial Santillana Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.
Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Tabla Contaminación: Biología II - Ecología y Evolución Polimodal - Bocalandro - Frid - Socolovsky

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas