EL TRANSPLANTE DE ÓRGANOS

CHRISTIAN BARNARD: REALIZO EL PRIMER TRANSPLANTE DE CORAZÓN

 

 

 

 

Inventor de la Angioplastía Con Stent Rene Favaloro y el By-Pass Medicina en el Siglo XX Crhistiaan Barnard Historia de las Cirugías Cardíacas

El 17 de junio de 1950 se hizo historia en un hospital de Chicago, Estados Unidos, pues en esa fecha el doctor Richard H. Lawler efectuó allí con éxito el primer trasplante de un órgano humano. Se trató de un riñón y la paciente fue Ruth Tucker, de 49 años.

La donadora, cuyo tipo de sangre, edad y características físicas correspondían a las de Ruth, había fallecido minutos antes debido a un padecimiento crónico. Ruth Tucker murió cinco años después, de una trombosis coronaria. En la década siguiente, el 3 de diciembre de 1967, en el hospital Groote Schuur de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el doctor Christiaan Barnard realizó el primer trasplante de corazón humano.

Hoy día los trasplantes de riñón y de corazón son tan frecuentes, que rara vez llaman la atención fuera del lugar donde se realizan. Y han tenido tanto éxito que ya se reemplazan otros órganos, como el hígado, los pulmones, el páncreas y las córneas. Incluso hay trasplantes de médula ósea para combatir enfermedades como la leucemia, y recientemente se han efectuado injertos de tejido cerebral para tratar afecciones raras como el mal de Parkinson.

Extraer un órgano vivo de una persona e implantarlo en otra implica serias dificultades. La primera es la posibilidad de que la persona receptora rechace el órgano trasplantado. El sistema inmunológico del organismo ataca cualquier materia £ ‘ajena” que entre en el torrente sanguíneo, lo mismo bacterias y virus que tejidos: los glóbulos blancos rodean los tejidos del órgano extraño e impiden que funcionen, así que éste muere.

Para impedir que eso suceda, los órganos trasplantados suelen obtenerse de donadores compatibles: personas que tienen el mismo tipo de tejidos que el paciente. Dichos órganos tienen propiedades químicas tan parecidas a las del receptor, que el sistema inmunológico de éste no los rechaza.

Los órganos donados deben ser de personas sanas y jóvenes, de preferencia. Los cirujanos a menudo piden a los familiares de personas recién fallecidas autorización para extraerles órganos con fines de trasplante altruista.

En mu(:h05 .países se lleva un registro en computadora de las personas que necesitan un trasplante, así como de las características de sus tejidos. Cuando muere una persona que había accedido a donar sus órganos, los datos de sus tejidos se transmiten sin tardanza a la computadora, que entonces localiza a un receptor adecuado.

El primer paso es extraer lo más pronto posible el órgano del donador fallecido, ya que después de 30 minutos se vuelve inservible. Los cirujanos sacan el órgano y bombean líquido en su interior para mantener abiertos los vasos sanguíneos y evitar que se formen coágulos. Luego meten el órgano en una bolsa de polietileno llena de hielo y se guarda en un refrigerador a 50C.

Mientras tanto, se hace contacto con el receptor seleccionado para informarle que acuda sin demora al hospital. El órgano del donador se debe trasplantar cuanto antes porque sólo sobrevivirá unas horas, aunque esté congelado. Un corazón se puede conservar de tres a cinco horas, un hígado hasta 10 y un riñón de 24 a 48 horas.

Una vez que el receptor está en el quirófano, los cirujanos le extirpan el órgano enfermo. Las operaciones de trasplante tardan varias horas; aun la más sencilla dura por lo menos cuatro.

Los trasplantes de córneas figuran entre los más sencillos, y su función es en esencia restaurar la vista. No suelen acarrear complicaciones pues las córneas carecen de vasos sanguíneos y, por lo tanto, no son rechazadas por el organismo. Además, es posible guardarlas durante más tiempo que otros tejidos y órganos en los bancos de ojos.

CÓMO SE REALIZA UN  TRASPLANTE DE CORAZÓN: Cuando se llega a contar con un corazón para trasplante, rápidamente se localiza al receptor adecuado y se le pide que acuda en seguida al hospital. Mientras tanto, una cuadrilla de helicópteros, ambulancias y patrullas se apresura a llevar el órgano donado al hospital. Es posible que el órgano sea transportado cientos de kilómetros, cruzando a veces fronteras internacionales, pero en la mayoría de los casos se procura que el receptor viva lo más cerca posible del donador.

Una vez que el paciente se halla preparado para el trasplante en el quirófano. el cirujano le abre el tórax y le liga los grandes vasos sanguíneos del corazón; la sangre se desvía entonces a una máquina especial que realiza las funciones del corazón y los pulmones.

Se extrae luego el corazón dañado y en su lugar se coloca el nuevo órgano, al cual se conectan las venas y arterias ligadas antes de que vuelva a bombearse la sangre. Por último, el cirujano sutura el tórax y el paciente es enviado a la sala de recuperación. (ver: Primer Transplante de Corazón)

Fuente Consultada: El Funcionamiento de la Mayoría de las Cosas de Readers Digest

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas