REBELIÓN DE TUPAC AMARU, Historia

LA LUCHA POR LA LIBERTAD EN EL VIRREINATO ESPAÑOL EN AMÉRICA

Rebelión de Tupac Amaru Historia de Gabriel Condorcanqui Sublevación

 

 

 

Fin de la Esclavitud Guerra de Secesión Ku Klux Klan Los "Amish" Esclavitud Infantil Esclavos Rebeldes Niños Esclavizados Como Jinetes

La principal reacción de parte de los sectores subalternos de :-sociedad colonial, frente a las reformas borbónicas, fueron las rebeliones indígenas cuyos líderes fueron Túpac Amaru y Túpac Katari que, teniendo como centro a los territorios de los actuales Perú y Bolivia, se extendieron hasta Colombia y el norte de Argentina.

El motivo principal que llevó a la rebelión fue el abuso de los corregidores y la negativa de las autoridades españolas de ofrece igual trato a ambas partes, en las disputas judiciales que involucraban a indígenas y españoles.

SUBLEVACIÓN DE TUPAC - AMARÚ
tupac amaruTúpac Amaru es un nombre que hoy en día nos recuerda a un grupo guerrillero de Perú que actúa en la selva, en contra del gobierno. Pero este nombre tiene además un pasado muy antiguo y revelador. Se trata del nombre de al menos dos generaciones de líderes rebeldes, opuestos a los gobiernos impuestos a los indígenas del Perú.

EL trato inhumano que recibían los indios en el Perú dio origen a un movimiento libertador, encabezado por José Gabriel Condorcanqui.

Este, luego de numerosas gestiones hechas ante las autoridades para mejorar la situación de los indígenas, se proclamó descendiente de los antiguos incas y, como tal, haciéndose llamar Tupac-Amarú, decidido a redimir a sus connaturales del yugo que padecían, se alzó contra las autoridades en el año 1780.

Hubo dos personas que se auto denominaron Túpac Amaru. El primero y original fue el último Inca, (es lo mismo que decir el último rey de los Incas). Descendía del inca Atahualpa, asesinado por las tropas de Pizarro durante la conquista del Imperio de los Andes. Su muerte se produjo en 1571, después de protagonizar una revuelta contra el gobernador español Francisco de Toledo. Su capacidad de liderazgo entre los indígenas hicieron que su recuerdo perdurara como símbolo de su resistencia.

El otro, José Gabriel Condorcanqui inició una rebelión en el siglo XVII pensada para protestar contra la corrupción y los abusos, se convirtió en una sangrienta masacre de hombres blancos, y se auto nombró Túpac Amaru. Los indígenas daban así rienda suelta a un odio contenido durante siglos.

El movimiento liderado por el cacique Túpac Amaru, se inició en zona de Cuzco, en 1780, con ataques a corregidores, saqueos a obrajes y la ocupación de varios pueblos; pronto se extendió al sur del Perú y a los territorios aymaraes del Alto Perú, de donde provino el otro líder del movimiento, Túpac Katari.

Los indígenas declararon la "guerra a muerte" al español, proponiendo la supresión de los corregidores, de los impuestos a las ventas, de la mita de Potosí, de las aduanas, del repartimiento y del trabajo forzoso. Túpac Amaru trató de conseguir el apoyo de algunos criollos, pero éstos, temiendo la pérdida de sus propios bienes, se unieron a las fuerzas españolas.

Se auto nombró Túpac Amaru, queriendo así continuar con el espíritu de lucha del primer indio con ese nombre. Entre sus propuestas estaba lograr la igualdad para todos: blancos, mestizos, negros, indios y esclavos.


Los indígenas utilizaron diversas tácticas. Las principales fueron: el cerco (para aislar las poblaciones y no permitir que llegaran alimentos y refuerzos), la construcción de diques (para rompe los e inundar las ciudades sitiadas), los ataque; nocturnos (para aprovechar el factor sorpresa los simulacros de combates y de llegada de refuezos (para desviar la atención de los españoles).

El propio Túpac, viendo la carnicería que se estaba provocando, intentó detener semejantes actos de barbarie, pero no fue posible: “el monstruo se había despertado”. Solo se detuvo cuando en 1781, su ejercito improvisado de indígenas fue derrotado por el virrey del Perú. Entonces es juzgado y condenado a muerte. El castigo sería ejemplar y terrible.

Fue atrapado y descuartizado. No bien muerto, finalmente le remataron a garrotazos. Tupac-Amarú, se le condenó a ser descuartizado por cuatro caballos que tirarían de sus extremidades. Sus pedazos fueron repartidos por toda la provincia como aviso. Triste final para un hombre que solo pretendía acabar con las injusticias.

Fueron enviados inmediatamente desde el Cuzco 1.200 hombres a sofocar la rebelión, pero se vieron rodeados y obligados a rendirse. La sublevación se extendió hasta las provincias del norte del virreinato del Río de la Plata, y Tupac-Amarú atacó al Cuzco, siendo rechazado. Más tarde fue vencido por las fuerzas combinadas del Perú y de Buenos Aires (enviadas estas últimas por el virrey Vértiz).

El sentimiento de venganza contra los españoles quedó en esas regiones, donde halló más tarde eco entusiasta el movimiento de Mayo.

PARA SABER MAS...
(texto de un libro de Eduardo Galeano sobre Túpac Amaru)

"Atado al potro del suplicio. yace desnudo, ensangrentado. Túpac Amaru. la cámara de torturas de la cárcel del Cuzco es penumbrosa y de techo bajo. Un chorro de luz cae ¿obre el jefe rebelde, luz violenta, golpeadora. José Antonio de Areche luce ruluda peluca y uniforme militar de gala.

Areche. representante del rey de Esparta, comandante general del ejército y juez supremo, está sentado junto a ía maniueía. Cuando la hace girar, una nueva vuelta de cuerda atormenta los brazos y las piernas de Túpac Amaru y se escuchan entonces gemidos ahogados.

ARECHE (...) -¡Niégalo! Hemos encontrado esta proclama en tus bolsillos....' Envuelta en la bandera de la libertad traías la mas cruel de las tiranías.... "Nos tratan como a perros" decías. "Nos sacan el pellejo", decías. Pero ¿acaso alguna vez han pagado tributo, tú y la tuyos Disfrutaba del privilegio de usar armas y andar a caballo. ¡Siempre fuiste tratado como cristiano de linaje limpio de sangre! Te dimos vida de blanco y predicaste el odio de razas. Nosotros, tus odiados españoles, te hemos enseñado a escribir, ¿y qué escribiste? "¡Guerra!

"Has asolado el Perú. Crímenes, incendios, robos, sacrilegios... ¿Que la mita es un crimen y de cada cien indios que van a las minas vuelven veinte? ya he dispuesto que se extinga el trabajo forzado, ¿y acaso la aborrecida mita no fue inventada por tus antepasados los incas? Los incas... Nadie ha tenido a los indios en trato peor. Reniegas de la sangre europea que corre por tus venas. José Gabriel Condorcanqui Noguera...

Tu sentencia esta lista. Yo la imaginé, la escribí, la firme. Te arrastrarán al cadalso y el verdugo te cortará la lengua. Te atarán a cuatro caballos por las manos y por los pies. Serás descuartizado. Arrojarán tu tronco a la hoguera en el cerro de Picchu y echarán al aire las cenizas. Tu cabeza colgará tres días de una horca, en el pueblo de Tomta. y después quedará clamada a un palo, a la entrada del pueblo, con una corona de once puntas de fierro, por tus once títulos de emperador.

Enviaremos un brazo a Tlungasuca y el otro se exhibirá en la capital de Carabava. Una pierna al pueblo de Livitaca y la otra a Santa Rosa de Lampa. Serán arrasadas las casas que habitaste. Echaremos sal sobre tus tierras. Caerá la infamia sobre tu descendencia por los siglos de los siglos. (Enciende una vela y la empuña sobre el rostro de Túpac Amaru).

Todavía estás a tiempo. Dime ¿Quién continúa la rebelión que has iniciado? ¿Quiénes son tus cómplices? (Zalamero). Estás a tiempo. Te ofrezco la horca. Estás a tiempo de editarte tanta humillación y sufrimiento. Dame nombres. Dime. (.Acerca la oreja) Tu eres tu verdugo. indio carnicero.'...(Se aproxima. Espera. Sabe Dios los crímenes que arrastras. (Hace girar violentamente la rueda del tormento y se escucha un quejido atroz). No ibas a disculparte con silencios ante el tribunal del Altísimo, indio soberbio (Con lástima) Ah! me entristece que haya un alma que quiera irse así a la eterna condenación...(Furioso Por última vez! ¿Quienes son tus cómplices?

TÚPAC AMARU- (alzando a duras penas la cabeza, abre los ojos y habla por fin) -Aquí no hay más cómplice que tú y yo. Tú por opresor, y yo por libertador, merecemos la muerte."

.............................................................................................................

"Tupac Amaru declaró la guerra a muerte contra todos los españoles; [...]. El intento de lograr la alianza con los criollos fracasó. La política social de Tupac Amaru era demasiado revolucionaria para satisfacer a alguien más que a los desposeídos. Atacó el traba/o forzado y prometió la libertad de los esclavos, o al menos de aquellos que entraran a formar parte de su ejército. Buscó la manera de destruir los obrajes y los repartimientos de comercio, mientras sus seguidores atacaban las ciudades blancas y sus habitantes de forma indiscriminada. Espantados por la magnitud de la rebelión, los criollos hicieron causa común con los españoles para defender su herencia. La Iglesia y el Estado, los criollos y los europeos, todos los que forman parte del orden establecido, cerraron filas en contra de Tupac Amaru y después de una violenta lucha en la que murieron 100.000 personas, la mayoría indios, el movimiento fracasó. [...].

¿Aspiraba Tupac Amaru a la independencia? [...] la libertad respecto a España era sólo una parte de su programa. La auténtica revolución era contra los privilegios de los blancos, ya fueran criollos o españoles, y su deseo final era acabar con el sometimiento de los indios. Se trataba esencialmente de objetivos de carácter social. En cuanto a la independencia, era poco probable que una rebelión india pudiera haber tenido las ideas, la organización y los recursos militares necesarios para tal causa. [...]. A las revueltas indias les faltó otro ingrediente para obtener la independencia: la dirección criolla. Los criollos estaban inmersos en la estructura económica existente, y ésta se basaba en el trabajo indio en las minas, en las haciendas y en los obrajes. Y, pocos como eran, dudaron en ponerse a la cabeza de un movimiento que podían no ser capaces de controlar. La independencia, cuando llegó, se hizo sobre términos diferentes.

Las rebeliones del siglo XVIII no fueron propiamente hablando "antecedentes" de la independencia [...]. Apelaban más a utopías sobre el pasado, a una época dorada precarolina en la que la centralización burocrática y la opresión impositiva eran desconocidas. Sin embargo, aunque los insurrectos no formularon ninguna idea de independencia, colaboraron en crear un clima de opinión que los presentaba como un reto fundamental al sistema tradicional."

JOHN LYNCH.
"Los orígenes de la independencia hispanoamericana".
En Leslie Bethell, editor. Historia de América Latina de la Universidad de Cambridge,
Barcelona, Crítica, 1991.

Espartaco se Rebela en Roma Esclavos Rebeldes El Comercio de Esclavos Critica al Comercio de Esclavo

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas