VIDA EN LOS POLOS, Esquimales

ESQUIMALES: LA VIDA DEL HOMBRE EN AMBIENTES ADVERSOS

>Inicio >Menú Curiosos >Preguntas Curiosas

La Riqueza Del Mar
Argentino

ESQUIMALES: VIDA EN LOS POLOS

 

 

 

 

Humanos en el Fondo del Mar

Humanos en el Espacio

Vivir en el Espacio

Cuestiones Físicas

Vivir en el Desierto Océano Ártico La Antártida

La vida en los polos

La vida de los esquimales y de otros pueblos árticos, como los lapones, se ha visto afectada por el avance de la civilización y de los hombres blancos llegados desde otras regiones. La instalación de factorías para la industria del pescado, el descubrimiento de petróleo y de riquezas minerales, han favorecido el paulatino abandono de las costumbres tradicionales.

En la actualidad, pocos son los grupos de pobladores que conserva intactos sus hábitos primitivos. La introducción de armas de fuego para la caza y de buques pesqueros, que facilitan la tarea de abastecerse de alimentos, pone en peligro la existencia de las especies animales naturales de la región. En el otro extremo del planeta, en el polo Sur, las condiciones climáticas son aún más adversas para la vida del hombre y no existen poblaciones nativas en la zona.

El noruego Roald Amundsen (187 1928) comandó la expedición que pisó por primera vez el polo Sur, 14 de diciembre de 1911, luego de superar incontables dificultad Casi al mismo tiempo que Amundsen preparaba su viaje, otro explorador, el inglés Robert Scott (1868-1912), se proponía alcanzar mismo objetivo.

Desafortunadamente, Scott llegó al polo Sur un m más tarde que Amundsen, muriendo con sus compañeros de excepción en el viaje de regreso. Scott dejó escrito un diario en el que relatan los angustiosos momentos que le tocó vivir junto a sus compañeros. Las diferencias en los equipos seleccionados por cada u de las expediciones determinaron el éxito de Amundsen y el fracase muerte de Scott.

Amundsen se encargó, antes de partir, de apostar; viveres a lo largo del camino haciendo varias expediciones cortas, cosa que no hizo Scott. Además, mientras Amundsen decidió llevar perros para la travesía, Scott decidió hacerla con ponis. Los perros pudieron adaptarse a las rigurosas condiciones del viaje, pero los ponis, a pesar de poseer más fuerza, no fueron capaces de resistir.

LOS ESQUIMALES....

A los pobladores autóctonos de las regiones del Ártico se los conoce con el nombre de esquimales. Este término proviene de eskimo, que en la lengua de los aborígenes canadienses significa «comedores de peces». Pero en realidad, los esquimales se llaman entre ellos innuit, que significa «hombre grande”, en el sentido de hombre importante.

La vida de los esquimales está determinada esencialmente por la  necesidad de conseguir alimentos. Cuando e invierno, cada jefe de familia, provisto de su cuchillo, su arpón, sus anzuelos y sus lámparas de aceite de foca, enganche los perros al trineo y parte con su familia hacia la costa, donde la temperatura es más alta.

La primera actividad, cuando llegan a destino, es la construcción de su vivienda, el iglú. Los esquimales se han ingeniado para protegerse del intenso frío, de los vientos y de las tormentas de nieve a partir del elemento que tienen al alcance de la Mano. Así, con sus cuchillos cortan bloques de hielo que disponen a modo de ladrillos.

La misma presión que ejerce un bloque contra otro. los une sin necesidad de ningún pegamento. La caza de focas es esencial en la vida de estos pueblo que utilizan su carne como alimento, el aceite como combustible para iluminarse y la piel para el vestida Con sus arpones dispuestos para la caza, esperan pacientemente hasta que alguna foca se asome a la superficie en busca de aire para respirar.

En el verano, cuando los mares se deshielan, se hace posible el uso de los kayaks, con los que salen a pesca’ al mar. Los esquimales se tornan luego hacia el norte a tierra firme, y allí construyen sus viviendas con listones de madera que recubren con cueros y pieles.

PARA SABER MAS....

Los esquimales conservan un tipo étnico definido, costumbres, tradiciones , una lengua propia. En el contacto con americanos y europeos, algunas costumbres o hábitos bar cambiado, sobre todo al transformar sus actividades, y se han convertido en verdaderos comerciantes.

Los esquimales cazan las focas y las morsas, que les proporcionan su alimento, su combustible, sus materiales de construcción, sus herramientas y también sus leyendas. Son pueblos que todavía viven en armonía con el mar, del que extraen su subsistencia y al que respetan.

Por extraño que parezca, los esquimales se han transformado en fanáticos consumidores, ávidos de productos de todo tipo. Sus trajes tradicionales de piel de foca o de morsa han sido abandonados, y sólo se utilizan durante las fiestas. Los arpones también han sido olvidados, sustituidos por armas de fuego. Los esquimales pasan horas enteras hojeando catálogos de venta contra reembolso, discutiendo la mejor elección o encargando mercancías que esperan impacientemente.

Otra adquisición habitual es el motor fuera de borda. Colocado sobre una canoa de piel de morsa, el fuera de borda ha simplificado la vida de los cazadores y ha aumentado su radio de acción.

¿Cómo consiguen los esquimales el dinero necesario para estos despilfarras? En primer lugar, las morsas se venden a buen precio, al igual que los objetos de marfil esculpidos, especialidad esquimal que enloquece a los turistas. Además, el trabajo de guía de caza es muy lucrativo: muchos occidentales descubren actualmente "los placeres" de los safaris árticos. Los diversos suministros, el derecho de caza, el alojamiento y los víveres vendidos por el guía cuestan caros; estas ganancias se destinan a la comunidad.

Los estados de los que forman parte las minorías esquimales han adoptado hacia ellos políticas diferentes. Los daneses intentan en Groenlandia salvar las tradiciones locales, a la vez que introducen la enseñanza y la civilización moderna. Estados Unidos y Canadá han desarrollado una especie de modernización a toda velocidad, que conlleva la desaparición del lenguaje primitivo, bello y rico, pero sin tradiciones escritas, y el abandono de las costumbres tradicionales, que las nuevas generaciones desprecian y consideran caducas.

La cultura sufre una regresión, pero todavía no está realmente en peligro de extinción. Las costumbres del bienestar moderno no han destruido su capacidad para orientarse en el mar sembrado de bloques de hielo.
Aunque esté atravesando un período crucial de su historia, la característica del pueblo inuit que más llama la atención es la alegría. Los esquimales son propensos a la felicidad. Es muy difícil decir por qué razón.
Extraído de Los secretos del mar, de Cousteau.

Fuente Consultada:
La Tierra y Sus Recursos Levi Morrero
Ciencias Biológicas de Santillana
Biología II Ecología y Evolución Bocalandro-Frid-Socolovsky

Biografías - Todo Argentina - Maravillas del Mundo - Historia Universal - Juegos Pasatiempo

Sonico Meneame

Si te gusta esta página, votá!

(+) Tips o Sugerencias Sedna

 Autor del Diseño, Mantenimiento y Armado Usando Las Fuentes Consultadas